Enseñar a los niños tener una realción saludable con la comida es clave para mantener el sobrepeso a ralla como mayores