El IMEO avisa de que la falta de sueño favorece el desarrollo de la obesidad » La falta de un sueño reparador aumenta la apetencia por los alimentos ricos en grasas y azúcares