El aditivo de varios alimentos que Francia pone en duda y ha decidido prohibir por su efecto cancerígeno

Salamanca 24 horas

El E-171 cuenta con nanopartículas de dióxido de titanio que se han probado en ratones provocando lesiones precancerosas. En humanos, sin embargo, no está demostrado que sea así. Las autoridades europeas consideran la medida francesa como “precipitada”

Los aditivos en los alimentos suelen ser algo que se mira mucho para su consumo. Muchos de ellos sanos no son y en Francia ya han decidido prohibir el llamado E-171, aquel que permite, por ejemplo, que la mayonesa no se vuelva amarilla. 

Este cuenta con nanopartículas de dióxido de titanio, un material que se encuentra no solo en alimentos, sino también en dentríficos o, incluso, en la pintura de las paredes. 

Pero más allá de ello, la decisión de Francia viene porque no está asegurado que no sea un problema sanitario para las personas tras diversos estudios. Y es que ensayos en ratones generaron en estos lesiones precancerosas de intestino grueso y colon. 

Otros estudios reflejan que estas nanopartículas podría interactuar con bacterias en el intestino y conducir a desarrollar enfermedades en esta zona. 

En España, sin embargo, no está prohibida aunque sí estudiada. Y es que la conclusión fue que estas no causaban daño al ADN y no incrementaban el riesgo de padecer cáncer por lo que consideran la medida francesa como “precipitada”.