La dieta de Emilia Clarke, la Daenerys de ‘Juego de tronos’

El matrimonio Duigan del imperio Clean & Lean inventa la dieta que siguen muchos famosos, entre ellos Emilia Clarke, la Daenerys, madre de dragones de la serie ‘Juego de tronos’
No hay más que verlos para que a uno le corroa la envidia por dentro. Son guapos, jóvenes, tienen éxito y dinero. Y así es como han conseguido llegar donde han llegado

El Confidencial, Héctor Barnés
esta-pareja-ha-inventado-la-dieta-perfecta-y-se-ha-hecho-de-oro-la-siguen-todos-los-ricosNo cabe ninguna duda de que diseñar una dieta y un programa de ejercicios es fantástico. Nos permite mantenernos delgados y en buena forma, alimentarnos correctamente por poco dinero, ser los más guapos del gimnasio y, sobre todo, enriquecernos. Pueden dar buena fe de ello James y Christiane Duigan, de 41 y 33 años respectivamente, que son conocidos a nivel internacional como el señor y la señora Limpios y Delgados, en referencia al método que patentaron hace ya años, Clean and Lean, y que les ha permitido convertirse en gurús de la alimentación y el bienestar.

Sus tentáculos se extienden por multitud de sectores, mostrando que la diversificación, en la poderosa industria de la vida saludable, es la mejor opción comercial. En primer lugar, y como explica James en su página web, llegó la filosofía Clean and Lean, que se basa en un sencillo principio: sé bueno contigo mismo. O, como se suele decir, uno puede mantenerse en buena forma y cuidarse sin tener que sufrir por el ayuno ni pasar 12 horas al día encima de la cinta de correr.

cast-member-emilia-clarke-attends-the-premiere-for-the-sixth-season-of-hbo-s-game-of-thrones-in-los-angeles-april-10-2016-reuters-phil-mccartenMás tarde, llegaron los superventas literarios y la colección de libros Clean & Lean que cualquiera puede adquirir, tanto para conocer cuál es la mejor dieta –para eso está ‘Clean & Lean for Life: The Cookbook. 150 delicious recipes for a happy, healthy body‘–, el entrenamiento idóneo –como ocurre con ‘Clean & Lean Diet: the Bestselling Book on Achieving Your Perfect Body‘– o, simplemente llevar mejor tu embarazo –Clean & Lean Pregnancy Guide: the Healthy Way to Exercise and Eat Before, During and After Pregnancy‘–. Todos ellos, claro, ilustrados con fotografías de personas tan guapas y en buena forma como ellos o como los modelos que llevan su línea de ropa de la marca Bodyism. O como los famosos a los que entrenan, entre los que se encuentran Emilia Clarke, la Daenerys de ‘Juego de tronos’, o la supermodelo holandesa Lara Stone.

Comer bien es fácil

El propio Duigan lo explica en la introducción de ‘El método Duigan’: su interés por comer bien proviene de su infancia, en concreto, de su madre, que siempre se preocupó por que sus hijos obtuviesen los mejores nutrientes, a pesar de que su hogar era tan pobre que en muchos casos ni siquiera podían comprar comida. “Se trata de un recuerdo poderoso y duradero de mi infancia que afectó mi relación con la comida durante años, aunque yo ni siquiera era consciente de ello”, explica. “No entendía por qué me daba atracones hasta que me sentía fatal y apenas podía moverme. Y, sin tener en cuenta lo que hubiera comido, nunca podía dejar nada en el plato. Supongo que se debía a la arraigada creencia de que la comida era escasa y uno nunca sabía cuándo podría comer de nuevo”.

A pesar de ello, su madre era una gran cocinera, y fue ella la que le inculcó el aprecio por la buena comida. Fue entonces también cuando empezó a odiar el azúcar: “Mi madre se dio cuenta de que cada vez que tomaba azúcar me entraba una especie de rabieta y me pasaba veinte minutos corriendo en círculos como un loco antes de ponerme a llorar durante una hora”. Su dieta ha cambiado sensiblemente a lo largo de los años. Ahora, como explica la pareja a ‘Femail’, es mucho más exótica, y suele comenzar con dos rodajas de pan Clean & Lean con dos huevos fritos, pesto de albahaca y la salsa picante harissa, acompañados por un poco de café con aceite de coco.

A mediodía es el momento de tomar, por ejemplo, unos muslitos de pollo a la plancha con ensalada de courgetti (una especie de espaguetis más saludables preparados a partir de verdura) o un sándwich de pan sin cereales y queso acompañado por jalapeños. Por su parte, el reportaje señala que Christiane suele preferir un sándwich de queso tostado con algo de guacamole. A la hora de la cena hacen bueno el refranero español (“desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo”) y toman algo de su propio libro de recetas… A veces acompañado por chocolate, que toman un par de veces a la semana.

Una dieta para todos los públicos

Como ocurre con tantas fórmulas semejantes, la de los Duigan no tiene nada de innovador: se trata ante todo, de obviar los alimentos a los que nos hemos acostumbrado. “Los alimentos son una de nuestras principales fuentes de vida”, explica. “Nos nutren y nos mantienen fuertes. Mejoran nuestro ánimo y aumentan nuestros niveles de energía. Cuando ves las cosas de esta forma y tomas alimentos nutritivos, tu peso se reduce. Sin embargo, cuando piensas que los alimentos son tu enemigo, te estancas en ese círculo de privación y ‘recompensa’, donde la recompensa es un atracón de alimentos azucarados con muchas calorías que te proporcionan un rápido y efímero subidón, seguido de una sensación de hartazgo, desánimo y culpabilidad”.

En el libro, Duigan proporciona una breve lista de aquellos alimentos que deberíamos evitar. Y, con sus matices, es una buena guía para mantenernos alerta ante aquellas comidas con las que no sepamos muy bien qué hacer: alcohol, azúcar, bebidas con gas, alimentos procesados, alimentos “dietéticos” procesados, cafeína en exceso y cortisol. Por el contrario, hay otros por los que deberíamos decantarnos, como aquellos que “no han variado mucho su aspecto natural” (como la manzana que se parece a la que cae del árbol), que no utilizan saborizantes añadidos, que se estropean rápidamente, que “no tienen ingredientes que no puedan pronunciarse o reconocerse” o aquellos que “no hacen que te sientas hinchado, lleno de gases o demasiado lleno”.

De igual manera que su madre hizo con él, Duigan reconoce que él está haciendo lo mismo con sus hijos, que lo han aceptado de buen grado. “No es que sea simplemente importante, para mí es esencial que le des a tus hijos el mejor arranque que puedas”, explica. “Puedes hacer las cosas divertidas e interesantes si aprendes que lo saludable puede ser delicioso desde pequeño, lo que te llevará a tomar mejores decisiones en tu vida”. Sus dos hijos, por ejemplo, son grandes admiradores de los zumos verdes.

Hay algo que se debe reconocer a los Brad Pitt y Angelina Jolie del bienestar, y es que su dieta no ha sido barrida como otras gracias a su visión positiva del cuidado personal: “Algunas modas están abiertamente sexualizadas y son explotadoras, lo que me pone muy triste pero al mismo tiempo hace que me sienta más comprometido para asegurarme de que mi hija pequeña crece en un mundo donde se la valore por su inteligencia, amabilidad, sus ideas y su talento más que por su porcentaje de grasa corporal o lo que pesa”. Algo que podría sonar irónico viniendo de un gurú del bienestar, aunque su motivación es diferente a la de otras estrellas: “Queremos cambiar la manera en que se habla en la industria del bienestar. Esta se basa demasiado en la vergüenza y la culpa y en intentar convencer a la gente de que no están lo suficientemente bien o pesan demasiado; queremos cambiar el mundo”.

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,


A %d blogueros les gusta esto: