Ni laxantes ni piruletas mágicas: Instagram prohíbe la promoción de dietas milagro

Fin a la era de promoción de productos dietéticos que han popularizado algunas ‘celebrities’. El objetivo es “reducir la presión que la gente puede sentir por culpa de las redes sociales”.

Smoda El País

Uno de los posts más polémicos, la promoción de las piruletas saciantes que hizo Kim Kardashian.
FOTO: INSTAGRAM

La campaña de Jameela Jamil ha surgido efecto: Instagram anunció ayer la puesta en marcha de una nueva política de gestión de contenidos que restringirá posts en los que se anime a los usuarios a comprar  tés laxantes, batidos dietéticos o piruletas saciantes. La intérprete de The Good Place, activista feminista que promueve una imagen corporal no dañina, lleva más de un año denunciando  a otras famosas como Cardi B., Khloe Kardashian o Iggy Azzalea cada vez que colocan la etiqueta #sponcon (contenido patrocinado) en sus posts de Instagram y anuncian algún producto que promete dietas milagro, batidos laxantes o las polémicas piruletas saciantes promocionadas por Kim Kardashian.

En la nueva normativa, según adelanta The Guardianlos posts que promocionen productos para perder peso o promociones de retoques estéticos se ocultarán a los usuarios menores de 18 años tanto en Facebook como Instagram. También se pondrá coto y se eliminarán de Instagram los productos «milagro» que tengan links a ofertas comerciales con códigos de descuento. La misma red también ofrecerá la posibilidad de denunciar un post visto en la aplicación si creen que está saltándose esta nueva normativa. La entrada pasará entonces a ser revisada por sus gestores de contenido.

Emma Collins, gerente de políticas públicas de Instagram, ha insistido en la voluntad de cambio en la plataforma para que «Instagram sea un espacio seguro para todo el mundo que lo usa y esta normativa forma parte de nuestro trabajo para reducir la presión que la gente puede sentir por culpa de las redes sociales«.

Durante los últimos meses, Jamil ha ejercido como portavoz de una campaña de activismo corporal contra estrellas de la red que, con millones de seguidores, han promocionado sin descanso este tipo de dietas. La mayoría de estos productos ‘laxantes’ contienen senna, una planta con un elevado efecto laxante. Las estrellas que los promocionan han sido acusadas de promocionar una imagen negativa e insana para la salud mental y física de sus seguidoras, especialmente las más jóvenes. Cuando la cantante Cardi B. promocionó en Instagram un vídeo anunciando una bebida detox, Jamil acudía a Twitter para señalar sin miramientos: «Dios, espero que todas estas celebridades se hagan caca encima en público de la misma forma que lo hacen las pobres mujeres que compran estas tonterías gracias a su recomendación. Como si en realidad lo tomaran. Es solo que necesitan más dinero», ironizaba.

La actriz, que también ha cargado contra las hermanas Kardashian en varias ocasiones, mostró su satisfacción ayer por la nueva normativa. «Esta es una gran victoria en nuestra lucha contra la industria del detox y las dietas», dijo a The Guardian. «Facebook e Instagram se han posicionado para proteger la salud física y mental de la gente, y eso lanza un mensaje muy importante al mundo».

En redes también insistió en el logro con una referencia literal: «Las influencers codiciosas que nos venden productos tóxicos tendrán que encontrar otra manera de timar a sus seguidores, porque hoy estamos cerrando este chiringuito de mierda (literalmente)».