Trump sugiere una dieta a base de pizza para estudiantes

Un experto, sobre la dieta a base de pizza que quiere Trump en estudiantes: “Es tan adictiva como la cocaína”

Rubén Bravo, director del Instituto Médico Europeo de la Obesidad, ha alertado de que “en España la tasa de obesidad infantil es similar a la de EE.UU.”

COPE

Donald Trump, el presidente de EE.UU., quiere flexibilizar los estándares nutricionales para que los desayunos y almuerzos de los estudiantes se compongan a base de pizza y patatas fritas, de modo que frutas y vegetales tengan menos presencia. Durante la recepción en la Casa Blanca de los Tigers de Clemson, equipo que se proclamó campeón universitario de fútbol americano, ya sorprendió con un festín de ‘fast food’ al que invitó a los ganadores.

Para conocer los riesgos que entraña la dieta propuesta por Trump, este lunes ha sido entrevistado en ‘Herrera en COPE’ Rubén Bravo, dietista y director del Instituto Médico Europeo de la Obesidad, que ha dicho que la dieta fomentada por el mandatario le parece “muy grave” porque “estamos hablando de la salud de los niños y de problemas tan graves que van a perjudicar a una temprana edad, sobre los 20 años, causando diabetes, colesterol, reducción de la vida en 15 o 20 años. Es un desastre porque, además, estos alimentos son adictivos, tan adictivos como drogas fuertes como la cocaína”.

El experto ha señalado que “esto en España no caerá porque vamos justo al revés. Vamos limpiando y trabajando mucho”, ha señalado. Bravo ha recordado que antes se podía llamar a “cualquier cosa” zumo, lo mismo pasaba con los cereales integrales, pero ahora “tienen que serlo de verdad”.

Pese a ello, ha puesto el acento en que España es “el segundo país del mundo con más longevidad”, aunque la tasa de obesidad infantil es similar a la de EEUU, en torno al 16-19%”.

En opinión del experto, la dieta a base de ‘fast food’ promocionada por el dirigente hace que “salten las alarmas, incluso dentro de los EE.UU. porque allí hay 30 millones de alumnos vulnerables y de esos casi el 20% están con un problema de obesidad importante”.

Bravo ha explicado que “aquí hay un tripartido” formado por “la industria farmacéutica, una de las más importantes a nivel mundial; la industria alimentaria, comida barata y fácil de producir; y el control poblacional, donde no conviene que se viva más de 80 años para no pagar pensiones” que motiva la dieta a base de pizza y patatas fritas que quiere Trump. “Tenemos personas que a partir de los 55 años están polimedicadas y con una calidad de vida muy lamentable”, ha explicado el director del Instituto Médico Europeo de la Obesidad sobre los efectos de este tipo de dieta.