Alertan de que el uso de la malla lingual para adelgazar no cumple las normas sanitarias en España

  • Se trata de una cirugía que puede presentar infecciones o inflamación severa de la lengua, advierten desde el Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO).
  • Según IMEO, los centros que implantan este método podrían incurrir en delito.
  • Para implantar la malla en la lengua habría que aplicar puntos de sutura.
  • BLOG: La malla supralingual: otro despropósito adelgazante

El popular parche que se implanta en la lengua como método adelgazante, muy extendido en América Latina, no tiene las autorizaciones sanitarias necesarias para su implantación en España, ni en Europa, según ha alertado el Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO).

parche en la lengua, no tiene autorizaciones sanitarias en EuropaLa malla lingual o parche de la lengua -como comúnmente se denomina a este ‘artilugio’ destinado al tratamiento de la obesidad- en España debería tener la consideración de producto sanitario y, de acuerdo con la normativa que regula este tipo de productos, le obligaría a poseer un certificado CE de conformidad de un organismo notificado europeo que haya evaluado su seguridad y eficacia en esta indicación.
“Podrían estar incurriendo en un delito”
De acuerdo al IMEO, la reglamentación europea dicta que las empresas que comercialicen este producto en el mercado español -la mayoría de los proveedores que se anuncian en la red proceden de Venezuela y Panamá-, deben enviar una comunicación al registro establecido para ello en la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) facilitando algunos datos específicos.
Algo que no se ha hecho, según fuentes de la AEMPS consultados por el IMEO que aseguran que hasta la fecha en sus registros no figura ninguna malla que se destine a estos tratamientos adelgazantes.
“Actualmente no cuenta ni con el certificado CE, ni mucho menos con los registros españoles pertinentes para poder ser implanta en territorio de los países de la Unión Europea, por lo que aquellos centros o profesionales sanitarios que la están implantando, podrían estar incurriendo en un delito”, señala Rubén Bravo, portavoz del IMEO y experto universitario en nutrición.
Además, “estamos observando en internet que en muchas ocasiones publicitan este tratamiento como “una dieta lingual líquida”, cuando en realidad se trata de un implante quirúrgico y se tendrían que considerar las complicaciones que puede ocasionar, entre ellos infecciones de los puntos de sutura, desgarros linguales o posible asfixia nocturna a causa de una inflamación severa”.

Un precio desorbitado y sin garantías

El producto que dispara la alerta sanitaria a primera vista es inocuo, según el IMEO. Este se obtiene de una malla quirúrgica con amplia utilización en medicina (por ejemplo, también se usa para corregir hernias). Sin embargo, los oportunistas han visto negocio en vender la malla de polipropileno en unidades individual, de 2x2cm el parche, a un precio desorbitado, añadiéndole todo tipo de innovaciones que podrían presentar riesgo para la salud: balines incorporados “para estimular los centros de acupuntura”, magnetos “para estabilizar la polaridad del organismo” o aprovisionándola con bordes de silicona líquida “por una mayor comodidad del paciente”. A pesar de que este tratamiento se practica en algunos países de Sudamérica, Estados Unidos y España, cabe recordar que la malla lingual adelgazante como dispositivo sanitario no ha sido aprobada por la agencia estadounidense FDA (Food Drug Registration), ni por la Agencia de Salud de Canadá.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


A %d blogueros les gusta esto: