Dieta antiedad: frutas recomendadas que ayudan a retrasar el envejecimiento y el alzhéimer

Las frutas ricas en antioxidantes reducen el riesgo de que las personas sufran de enfermedades degenerativas.

Semana

Comer bien para tener una vida saludable es una de las frases que se escuchan a menudo, pero no todas las personas tienen claro qué alimentos pueden consumir para ayudarles a lograr este objetivo.

Diversos estudios científicos han confirmado que una de las mejores fórmulas para alcanzar esta meta y retrasar el envejecimiento se basa en la alimentación, pues cuanto más sano sea lo que se consume, mejor será la salud y por tanto, el proceso de envejecimiento.

Una buena forma de retrasar ese envejecimiento celular es tomar productos que contengan antioxidantes naturales, como algunas frutas, las cuales también pueden ayudar a evitar el riesgo de padecer enfermedades degenerativas.

Según expertos, con los antioxidantes presentes en las frutas se eliminan los radicales libres del organismo, los cuales no son otra cosa que sustancias químicas que introducen oxígeno en las células, lo que provoca su oxidación y, por tanto, el envejecimiento del cuerpo.

Y si bien no hay productos milagros, lo cierto es que sí muchos de ellos son más nutritivos que otros, y algunos también tienen un efecto protector contra una variedad de enfermedades como el alzéhimer.

La uva es ideal contra el alzhéimer

Esta fruta es ideal para retrasar el avance de la enfermedad de Alzheimer, lo cual obedece a los polifenoles que contiene, ya que poseen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias para eliminar los radicales libres. Un estudio de la Universidad de California en Los Ángeles, publicado en la revista Experimental Gerontology trató de probar las bondades de este fruto.Las uvas Isabella también se utilizan para producir vino, mermelada y arequipeLas uvas ayudar a frenar la enfermedad del alzhéimer. – Foto: Asoprouva

De acuerdo con los resultados, los pacientes que tomaron uva conservaron mejor su actividad metabólica en las regiones del cerebro más afectadas en las primeras etapas de esta enfermedad.

La naranja

Esta fruta es especial para hidratar la piel y sus células. Es excelente fuente de vitamina C, que ayuda a generar colágeno y que, a su vez, permite mantener la piel flexible. Junto con la toronja ayudan a mantener la piel más saludable.

El mango

Esta fruta tropical es rica en vitamina A, un antioxidante que repara las células de la piel. Adicionalmente, elimina el exceso de grasa y los puntos negros del rostro. Como también es fuente de vitamina C, esta fruta ayuda a la producción de proteína de colágeno, retrasando el proceso de envejecimiento de la piel.

Los aguacates

Los aguacates contienen un tipo de grasa muy saludable, la grasa monoinsaturada, que ayuda a mantener la piel hidratada. Esta grasa también puede ayudar a absorber algunas vitaminas y nutrientes que la piel necesita. Una buena opción de uso es consumir mayonesa de aguacate en reemplazo de otros productos.


Papaya

Es rica en antioxidantes, vitaminas y minerales que pueden ayudar a aumentar la elasticidad de la piel. La papaya es rica en vitaminas A, C, K, E, B, magnesio, calcio y muchas otras vitaminas y minerales saludables. La amplia gama de antioxidantes en la papaya también puede ayudar con el daño causado por los radicales libres. Además contiene un enzima llamada papaína, que proporciona beneficios adicionales contra el envejecimiento.

Las vitaminas del kiwi

Esta fruta, según los expertos, es muy sana y nunca está de más añadirla a la dieta. Sus beneficios están asociados a la presencia de vitamina C, ya que contiene más cantidad de esa vitamina que las frutas que están tradicionalmente asociadas a ella, como la naranja o el limón. También es una herramienta para regular la función cardíaca y la presión arterial.Kiwi. Instagram: @skinnystutorialEl kiwi es rico en vitaminas. Instagram: @skinnystutorial – Foto: Instagram: @skinnystutorial

Como si esto fuera poco, también contiene vitaminas C y E. Ayuda a equilibrar los niveles de minerales presentes en los alimentos debido a su alta cantidad de potasio y, a la vez, la baja presencia de sodio. Pero, sobre todo, a la hora de pensar en el proceso de envejecimiento, la vitamina E que contiene es ideal para ayudar al organismo humano a cuidar sus tejidos.

Moras, arándanos y frambuesas

Estas tres frutas comparten varias características: además de ser agradables, son ricas en vitaminas, sales minerales y fibra.

Las moras, los arándanos y las frambuesas son antiinflamatorias, gracias a sus propiedades diuréticas, y a su vez están llenas de polifenoles y otras sustancias que ayudan a luchar contra el envejecimiento celular. son indicadas en todas las dietas debido a que tienen un alto contenido de fibra, lo que proporciona una sensación de saciedad, y tienen muy pocas calorías.

Productos para reducir el riesgo de disfunción eréctil: cítricos, vino tinto, té, arándanos…

Un estudio concluye que el consumo de flavonoides, combinado con una dieta adecuada y ejercicio, disminuye en un 21% la posibilidad de padecer esa patología

El Correo, por Rafa Ibarra

Té con limón, un excelente aporte de flavonoides
Té con limón, un excelente aporte de flavonoides

El consumo de alimentos ricos en flavonoides, entre otros los cítricos, los arándanos, los rábanos y las moras, así como el vino tinto y el té, se asocia con una disminución del riesgo de disfunción eréctil en varones. Un beneficio que resulta incluso más significativo en quienes no llegan a 70 años. Así lo muestra un estudio llevado a cabo por investigadores de las universidades de Harvard en Boston (EE UU) y East Anglia en Norfolk (Reino Unido), en el que se concluye que una dieta rica en flavonoides es tan beneficiosa como caminar a buen paso durante cinco horas semanales para prevenir la disfunción eréctil.

Como explica Aedin Cassidy, directora de esta investigación publicada en la revista ‘The American Journal of Clinical Nutrition’, distintos estudios han demostrado que «la toma de ciertos alimentos ricos en flavonoides reduce el riesgo de patologías como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares». Y en este contexto, «el nuestro es el primer estudio en evaluar la asociación entre los flavonoides y la disfunción eréctil, trastorno que afecta a más de la mitad de los varones de mediana edad y mayores».

Los resultados del estudio muestran que el consumo de frutas ricas en flavonoides puede reducir en hasta un 14% el riesgo de disfunción eréctil. Es más: cuando este consumo se combina con la realización de ejercicio físico, la disminución del riesgo se eleva hasta un 21%.

Los autores analizaron las respuestas aportadas por más de 50.000 varones de mediana edad en sendos cuestionarios en los que se les preguntaba sobre sus hábitos dietéticos y su vida sexual. Y si bien todos los participantes disfrutaban de un buen estado de salud, más de una tercera parte reconocieron padecer problemas para mantener una erección que les permitiera tener relaciones sexuales satisfactorias -un problema que, en la mayoría de los casos, fue referido como «de reciente aparición»-. Los resultados mostraron que, con independencia del peso, la actividad física, el consumo de cafeína y el tabaquismo, aquellos varones que seguían una dieta rica en flavonoides -y más concretamente en antocianinas, flavonas y flavononas- tenían un menor riesgo de disfunción eréctil.

Unas pocas porciones

Y ¿dónde se encuentran estos flavonoides? Las antocianinas, en los arándanos, guindas, moras, rábanos y grosella negra, mientras que las flavononas y flavonas se pueden obtener sobre todo en los cítricos. Y para que induzcan su beneficio sobre la función sexual, apunta Aedin Cassidy, «tan solo se requiere tomar unas pocas porciones a la semana».

La principal reducción del riesgo de disfunción eréctil se observó en aquellos participantes que, además de consumir flavonoides, practicaban ejercicio regularmente.

Como recuerda Eric Rimm, coautor de la investigación, «debe tenerse en cuenta que, además de mejorar la salud sexual de los varones en la mediana edad, hay un segundo beneficio importante asociado a la salud cardiovascular: la disfunción eréctil suele ser un signo temprano de una pobre función vascular, por lo que ofrece una oportunidad trascendental para intervenir y prevenir las enfermedades cardiovasculares, los infartos de miocardio e, incluso, la muerte».