4 Tips para eliminar los gorditos de las axilas

Los más molestos y anti-estéticos rollitos que podemos tener en el cuerpo, los de la axila, ¡tienen solución!
Mundo TKM
Conoce los mejores ejercicios y tips que puedes hacer para eliminarlos ¡definitivamente!
natacion
1. Hacer natación: Nadar es uno de los ejercicios más completos que existen y de los que más rápidamente te ayudan a quemar grasa. Por eso resulta muy útil para eliminar esos gorditos difíciles como los de las axilas y la espalda. Toda la zona lumbar se verá fortalecida con la natación.
ejercicios-para-disminuir-gorditos-axilas
2. Pesas en los brazos: Hacer ejercicio localizado en los brazos, puntualmente en los triceps, endurecerá toda la zona por lo que tus brazos se verán mas estéticos, fuertes y tonificados.
ejercicios-para-disminuir-gorditos-axilas-2
3. Trabajo de pecho: Al ser una zona complementaria, es necesario que fortalezcas el pecho para moldear toda tu zona frontal. Si quieres tener unos brazos tonificados debes hacer este ejercicio dos veces por semana.
ejercicio-cardiovascular
4. Ejercicio cardiovascular: Es la clave para perder grasa. Si lo complementas adecuadamente con una alimentación sana y balanceada, no sólo tus gorditos de las axilas disminuirán sino que todo tu cuerpo perderá medidas!

Los 10 ejercicios que actúan como un verdadero ‘milagro quita grasas’

El Confidencial, por Daniel Camiroaga
panchas, un ejercicio de alta intensidadLos mejores entrenamientos ‘quema grasas’ son aquellos ejercicios que involucran varios grupos musculares, aquellos que trabajan sobre los músculos más grandes del cuerpo y, sobre todo, aquellos que aumentan tu nivel de exigencia e intensidad, poniéndote cerca del límite.

Como el nivel de exigencia debe de ser alto, los ejercicios deben realizarse en intervalos de corta duración, alternando intensidades muy altas con otras de reposo activo, de modo que la exigencia se mantenga en niveles altos durante toda la sesión.

Si incorporas a tu rutina de ejercicios este plan de entrenamiento verás resultados muy rápidamente y en apenas mes y medio habrás modificado tu porcentaje de grasas de manera significativa y sorprendente.

La mejor manera de quemar grasas es realizar una rutina de alta intensidad, cuya actividad durante el entrenamiento nos acelere el organismo de tal manera que sea suficiente para mantener activo el metabolismo durante todo el resto del día y no solo durante el tiempo en que hagas tu entrenamiento, que es relativamente poco tiempo al cabo del día.

La combinación correcta de los ejercicios de fuerza y ‘cardio activo’ son la clave para quemar grasas y ganar músculo. La buena noticia es que al realizar los ejercicios a alta intensidad, con solo emplear de 15 a 20 minutos diarios, cinco días a la semana, será suficiente para, en apenas mes y medio, reducir tu porcentaje de grasa de forma considerable y aumentar la musculatura.

Como decíamos arriba, es fundamental involucrar los grupos musculares más grandes; por eso la mayoría de los ejercicios, se van a centrar en los músculos de la parte inferior del cuerpo, donde se encuentra el 50% de nuestra masa muscular.

Lógicamente debes de apoyar estos planes de entrenamiento con una alimentación equilibrada, en el que hagas una ingesta calórica moderada. Para aquellos que no puedan resistirse a las tentaciones del verano, y para aquellos momentos de debilidad en que se consuman grasas, existen suplementos como los comprimidos de Formoline, que absorben las grasas al tiempo que las ingieres, de modo que no se llegan a acumular en tu cuerpo.

Plan quema grasas

Plan: Realizar 2 súper series de 5 ejercicios cada uno, tal y como te mostramos abajo.

Tiempo: Pirámide descendente. Los ejercicios de las dos primeras super series, hazlos durante 60 segundos cada uno. En la segunda súper serie, haz cada ejercicio solo 30 segundos.

Descanso entre ejercicios: No descanses entre cada ejercicio,  sino que debes de incrementar la intensidad, haciendo skipping (carrera simulada en el sitio) durante 30 segundos.

Descanso entre súper series: Solo cuando acabes una súper serie, descansa un minuto.

Equipo: No se necesita.

1ª súper serie

  1. Sentadillas

Músculos involucrados: Glúteos, cuádriceps, gemelos y abdominales.

Ejecución: De pie, con las piernas separadas a la altura de los hombros, desciende hasta que tus piernas traspasen la línea imaginaria que les hace estar paralelas al suelo.

Nota: Cuanto más desciendas, mejor. Que las rodillas no sobrepasen las puntas de los pies.

  1. ‘Splits’

Músculos involucrados: Glúteos, cuádriceps, gemelos y abdominales.

Ejecución: De pie, como en el ejercicio anterior, con el pie derecho da un gran paso adelante y dobla la rodilla, hasta que esta pierna quede paralela al suelo. Vuelve atrás y repite con la otra pierna.

Nota: Si lo haces saltando, el ejercicio será más exigente.

  1. Escalador

Músculos involucrados: Abdominales, glúteos y cuádriceps.

Ejecución: A cuatro patas, con las manos apoyadas en el suelo, con una separación del ancho de los hombros, acerca la rodilla de la pierna izquierda a la mano del mismo lado. Repite alternando ambas piernas.

  1. Elevaciones de piernas

Músculos involucrados: Abdominales, cuádriceps y glúteos.

Ejecución: Tumbado boca abajo, con las manos apoyadas en el suelo bajo tu cadera, eleva las piernas unos 15-20 cm, y empuja alternativamente con cada pie como si tuvieras que empujar algo con tu pie hacia atrás.

Nota: Al realizar el empuje con cada pie, trata de apretar los abdominales.

  1. Abdominales bicicleta

Músculos involucrados: Abdominales.

Ejecución: Tumbado boca arriba, eleva las piernas hasta formar un ángulo de 90º con el resto del cuerpo e imita el movimiento de pedaleo.

2ª súper serie

  1. Dominadas

Músculos involucrados: dorsales, bíceps, hombros y abdominales.

Ejecución: En una barra (columpios, portería de fútbol, etc) utiliza un agarre a la altura de los hombros y, suspendido en el aire, trata de elevar tu barbilla por encima de esta cuantas veces puedas.

Nota: Si no puedes, ayúdate con un salto, apoyando los pies en el suelo.

  1. Fondos

Músculos involucrados: hombros, trapecio, tríceps y abdominales.

Ejecución: Tumbado boca abajo, apoyado sobre las puntas de los pies y las manos a la altura de los hombros, sube y baja manteniendo el cuerpo recto como una tabla.

Nota: si puedes, aprieta los abdominales mientras realizas el ejercicio.

  1. Tríceps

Músculos involucrados: Tríceps y abdominales.

Ejecución: Colócate de espaldas a una silla, apoyando en el borde de la silla, ambas manos con la mínima separación que seas capaz. Aleja los pies de la silla, todo lo que seas capaz. Baja el cuerpo y sube cuantas veces puedas durante el tiempo señalado para cada serie.

  1. Abdominales Twist

Músculos involucrados: Abdominales.

Ejecución: Sentado en el suelo, eleva tus pies del suelo, de modo que tu torso y tus piernas formen una V. En esta posición con las manos tras la nuca, gira el torso alternativamente a cada lado y trata de tocar con las manos en el lugar del suelo más alejado al cuerpo que puedas.

Nota: Mientras haces el ejercicio, trata de mantener los abdominales apretados y en tensión.

  1. Sentadillas estáticas en pared.

Músculos involucrados: Cuádriceps, abdominales y glúteos.

Ejecución: Como si te fueras a sentar en una silla pegada a la pared, imita el gesto y apoyando la espalda en la pared, dobla las rodillas, hasta que tus piernas formen un ángulo de 90º con el cuerpo y aguanta en la posición.