Freidora de aire: ¿es más sana que la freidora tradicional?

Este artilugio de cocina permite cocinar fritos mediante el flujo de aire caliente

Mundo Deportivo

Hay un artilugio que cada vez aparece más en las conversaciones culinarias y que amenaza con dejar atrás la freidora convencional, y esta es la freidora de aire. Esta máquina ha conseguido aumentar su popularidad gracias a la concienciación paulatina de la sociedad por comer más sano y dejar atrás la “fritanga” de toda la vida, en la medida que sea posible. Este artilugio culinario consigue esa textura crujiente y dorada que nos encanta, pero sin tener que recurrir al uso de aceite abundante, como suele ocurrir con las frituras.

¿Cómo funciona la freidora de aire?

Esta máquina tiene un sistema similar al de un horno de convección, pero con la mejora de que transfiere el calor a través de un ventilador que esparce el aire caliente y que, además, rocía la comida con pequeñas gotas de aire.

La freidora tiene un compartimento extraíble en el que se coloca la comida que queramos cocinar. La capacidad del compartimento variará dependiendo del tamaño de la freidora, pero puede ir desde el 1’5 litros hasta los 5’5 litros, aproximadamente. Una vez en marcha, la freidora genera un flujo de aire caliente que envuelve los alimentos hasta cocinarlos. Sin embargo, es recomendable aplicar una pequeña cantidad de grasa: con una o dos cucharaditas de aceite de oliva, es más que suficiente. De esta forma, conseguimos cocinar los alimentos sin la cantidad de calorías y grasas que se generarían friendo con aceite.

Aprendamos a diferenciar los dos tipos de grasa

Es importante destacar que nuestro organismo no puede desprenderse por completo de las grasas. La nutricionista Bonni London diferencia las grasas malas de las saludables, estas últimas siendo un macronutriente necesario en nuestra dieta. Podemos obtener grasas saludables mediante el aceite de oliva, el aguacate, los frutos secos o los pescados azules.

Es por ello que London pide que prestemos atención al tipo de aceite que usamos en la freidora de aire. Si cocinamos a menos de 210 ºC, el aceite indicado es el de oliva virgen extra. De forma ocasional, podemos optar por el de coco, aguacate o sésamo.

También es cierto que no sirve de nada coger una freidora de aire para comer más sano si lo único que cocinamos en ella son patatas fritas, rebozados o croquetas. En el día a día debemos incorporar verduras, frutas y otros alimentos saludables para tener una dieta equilibrada.

No olvidemos que los fritos suelen ser causantes del aumento de colesterol, de los triglicéridos, favorece el sobrepeso y el desarrollo de patologías cardiovasculares, por lo que debemos vigilar con ellos.

Con esta máquina podemos cocinar muchos alimentos, pero tampoco todos. Por ejemplo, se puede cocinar carnes a baja temperatura, ya que si se cocina a alta temperatura se pueden descomponer los compuestos grasos de los alimentos de origen animal. Por otra parte, los vegetales es más recomendable que se cocinen al vapor, asados o cocidos.

Beneficios de la freidora de aire caliente

Esta máquina consigue que se reduzcan el humo y los olores que se producen normalmente cuando freímos con aceite. Además, se puede cocinar a temperaturas más bajas, que eso de por sí ya es un aspecto a valorar. Cuando cocinamos a altas temperaturas (150-200ºC), “se produce la oxidación de los componentes del alimento con la posible acumulación de sustancias nocivas”, tal y como explica Sonia Peinado, dietista y nutricionista clínica y deportiva del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO).

Sin embargo, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) advierte de que las freidoras de aire no eliminan por completo los tóxicos. Al aumentar el tiempo de cocción, hay más probabilidades de que aparezcan las acrilamidas: unas sustancias tóxicas que se producen de forma natural en productos que contienen almidón y que se cocinan con temperaturas elevadas y una humedad baja. 

Tras los excesos navideños llega el momento de cuidarse

13 de enero de 2011
Medicina21.com

Las fiestas navideñas han llegado a su fin. Tras varios días en los que los excesos han marcado nuestras vidas llega el momento de cuidarse. Y es que durante estas fechas son frecuentes las grandes “comilonas” en las que nos despreocupamos por nuestra dieta. De hecho, seis de cada diez personas reconoce  ganar entre 2 y 3 kilos de peso en Navidades, según un estudio publicado por el Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO).  De este modo, con la llegada de los Reyes Magos son muchos los que piden el mismo regalo: perder los kilos de más. Así, los gimnasios se llenan de nuevos socios, los productos dietéticos se colocan entre los “top ten” de los más vendidos y las dietas de adelgazamiento en la tendencia del año.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que no existen las dietas milagro. Para recuperar la figura perdida debemos mantener una alimentación sana, variada y equilibrada  y combinarla con ejercicio físico moderado. Tefal,  consciente de la realidad que marca cada comienzo de año, quiere ayudarnos en nuestro nuevo propósito.

Con la Gama Nutrición y Sabor: Actirfry, Actirfy Family y Vitacuisine es más fácil llevar una dieta sana y equilibrada y quitarnos esos kilos de más.

Actifry Family, gracias a su sistema de impulsión de aire caliente, permite freír y cocinar una amplia variedad de productos (carne, verduras, pescado, salsas,…) sin utilizar apenas aceite. Cocina hasta 1,5 kg de alimentos con tan sólo una cucharadita de aceite (20ml).  Además, está equipada con una pantalla LCD con control de tiempo y temporizador con parada automática al final de la cocción, lo que nos permite disfrutar de tiempo libre mientras preparamos suculentos platos.

Por su parte, Vitacuisine permite cocinar al vapor un menú completo, equilibrado  y saludable, con la mínima ingesta calórica y grasa, pero con más vitaminas. Gracias a su sistema Vitamin+,  que suministra mayor cantidad de vapor y regula las temperaturas, se reduce el tiempo de cocción, optimizando así el contenido en vitaminas y minerales de los alimentos. Asimismo, sus tres compartimentos evitan que se mezclen los sabores de los alimentos, permitiéndonos disfrutar de unos platos exquisitos  y a la vez saludables.

Con la gama Nutrición y Sabor de Tefal podemos ofrecer todos los días un menú saludable en nuestras mesas, lo que combinado con un ejercicio físico moderado nos ayudará a recuperar la figura tras los “atracones navideños”.

Recetas saludables con Actifry

Salteado de verduras mediterráneo
Ingredientes para 4 personas:
1 calabacín de 200 g
250 g de champiñones frescos
1 berenjena mediana
1 pimiento rojo
1 pimiento verde
2 dientes de ajo
Unas ramitas de perejil
2 cucharaditas de aceite de oliva virgen
100 ml de vino blanca
Sal, pimienta

1) Lavar las verduras. Cortar el calabacín y la berenjena con su piel en rodajas, espolvorear con sal y pimienta y dejar aproximadamente 15 minutos para que suelten el agua. Posteriormente cortar en dados. Los champiñones una vez limpios se laminan y cortan por la mitad. Cortar los pimientos en tiras finas. Lavar las verduras. Cortar el calabacín y la berenjena con su piel en rodajas, espolvorear con sal y pimienta y dejar aproximadamente 15 minutos para que suelten el agua. Posteriormente cortar en dados. Los champiñones una vez limpios se laminan y cortan por la mitad. Cortar los pimientos en tiras finas.

2) Colocar las berenjena, el calabacín, los pimientos y los champiñones en ActiFry. Verter el aceite y cocinar durante 5 min.

3) Machacar el ajo junto al perejil. Incorporar a ActiFry junto con el vino blanco. Aderezar. Prolongar la cocción durante 10 minutos. Servir como primer plato.

A p o r t e s  n u t r i c i o n a l e s / r a c i ó n
142 kcal • Proteínas: 3 g • Lípidos: 11 g • Hidratos de carbono: 9 g

Conejo con pimientos
Ingredientes para 4 personas:
Un conejo de 1,5 Kg
1/2 cebolla
1 pimientos rojo
1 pimiento verde
2 dientes de ajo
Unas ramitas de perejil
1 cucharadita de aceite de oliva virgen
150 ml de vino blanco seco
 Sal y pimienta

1) Trocear el conejo. Verter el aceite en ActiFry y calentar durante 1 min., añadir el conejo sazonado. Cocinar durante 5 min.

2) Incorporar las hortalizas lavadas y cortadas en juliana, dejar cocinar durante 15 min.

3) Añadir el vino blanco y prolongar la cocción 15 min más. Decorar el plato con unas ramitas de perejil.

A p o r t e s  n u t r i c i o n a l e s / r a c i ó n
278 kcal • Proteínas: 36 g • Lípidos: 12 g • Hidratos de carbono: 6 g