Posts Tagged ‘jugos’

¿Qué tomar en cuenta en las dietas de moda?

julio 31, 2017

Los cinco zumos detox que toman las celebrities y que puedes hacer en casa

mayo 18, 2015

Tienen un gran efecto ‘quemagrasas’, regulan el tránsito intestinal, proporcionan energía y eliminan la ansiedad. ¡Aprende a preparar la bebida de moda!

Diario Sur, por Almudena Nogués
detox--575x323Son una de las bebidas de moda. Y estos días saborean su peculiar temporada alta con la llegada de la ‘operación bikini’. Hablamos de los denominados ‘zumos detox’. Su efecto ‘quemagrasas’ gracias a ingredientes tan cotidianos como las acelgas, las espinacas, la hierbabuena o los canónigos ya han seducido a millones de personas en todo el mundo. Además, regulan el tránsito intestinal, proporciona energía y elimina la ansiedad. Ante tales ventajas no es de extrañar que la legión de adeptas a estas bebidas crezca cada día. Gwyneth Paltrow, Kim Kardashian o Alessandra Ambrosio son solo algunas de las celebrities que los han incluido en su dieta.
Los alimentos detoxificantes ayudan a perder grasa acumulada y peso, además de contribuir a que sintamos que nuestro cuerpo se deshincha y mejora la retención de líquidos. Ingerirlos en forma de batidos y licuados permite tomarlos de forma rápida y fácil, además de resultar opciones perfectas para personas con poco tiempo, con sobrepeso, problemas de acné o para los fumadores.
¿Cómo tomarlos? Los nutricionistas aconsejan prepararlos por la mañana en caso de no estar muy acostumbrados a consumir alimentos crudos, ya que por la tarde el sistema digestivo se va ralentizando y su digestión podría ser un poco más pesada. Asimiso, es importante consumirlos lo antes posible tras su elaboración para que sus ingredientes no pierdan sus propiedades.
Existen múltiples combinaciones posibles, en función de las necesidades de cada cual. Te proponemos cinco recetas muy fáciles de preparar en casa (perfectas para inicarse) y con propiedades muy beneficiosas, ideales para depurar el organismo cara al verano. ¿Te apuntas a la ‘detox manía’?

Zumo verde: Depurativo y un chute de energía

manzana--660x400Ingredientes: 5 cm de apio, 1 pepino, el zumo de un limón, una cucharada de postre de jengibre rallado, un bol de
espinacas frescas, 3 manzanas y una cucharada sopera de perejil fresco picado.
Preparación: Se limpian todos los vegetales y se pasan por la licuadora con un poco de agua. En caso de que quede muy denso deberemos utilizar después un colador o el chino. El zumo de limón y jengibre se puede añadir al final, el nivel de dulzor dependerá del tipo de manzana elegida.
Propiedades: Cóctel de vitaminas y minerales, muy basificador y oxigenador de la sangre, regula el tránsito intestinal y supone un chute de energía.

De espinacas, manzana y apio: Rico en fibra dietética

Ingredientes: Dos tazas de espinacas (hoja lavada), dos tazas de pepino, un tallo de apio, dos manzanas, jugo de un limón y media taza de agua.
Preparación: Mezclar todos los ingredientes en la licuadora. Ideal tomar como reemplazo del desayuno o como merienda (1 porción).
Propiedades: Rico en antioxidantes y fibra dietética.

Frutas y té verde: Diurético

Ingredientes: Dos tazas de frutas congeladas (melón, uvas, melocotón), una taza de té verde sin endulzar, una cucharada de miel de abeja, una cucharada de jugo de limón y media taza de agua.
Preparación: Mezclar todos los ingredientes en la licuadora y tomarlo recién hecho para que no pierda sus propiedades. Ideal para los días de calor ya que es refrecante.
Propiedades: Antioxidante y diurético. Además, acelera el metabolismo.

De arándonos y frutos rojos: Un gran antioxidante

arandanos--660x400Ingredientes: Un vaso de arándanos o frutos rojos frescos, el zumo de un limón y un vaso de leche vegetal o agua de coco.
Preparación: Se baten todos los ingredientes y se toma a temperatura ambiente. También se puede refrigerar un poco.
Propiedades: antioxidantes, antifúngicas, depurativo y protector de las vías urinarias.

Contra la retención de líquidos:

Ingredientes: Pomelo, dos rodajas de piña, apio, fresas (4 a 5) y dos granadas.
Preparación: Mezclar todos los ingredientes en la licuadora y tomarlo recién hecho para que no pierda sus propiedades.
Propiedades: ideal para aligerar la retención de líquidos.

Cuidados y consejos para un buen ayuno

marzo 18, 2013

El ayuno, una práctica religiosa tradicional, puede ayudar a mejorar el estado del aparato digestivo y desintoxicar el organismo, siempre que se sigan unas sencillas normas y precauciones nutricionales como indican los expertos.

EFE / Terra

sopa, Getty images“Ayunar es bueno para el bienestar físico, pero para los creyentes es, en primer lugar, una “terapia” para curar todo lo que les impide conformarse a la voluntad de Dios. Su “práctica fiel” contribuye a “dar unidad a la persona, cuerpo y alma” y “nos ayuda a tomar conciencia de la situación en la que viven muchos de nuestros hermanos”.

Estas palabras son parte de uno de los mensajes para la Cuaresma del papa emérito Benedicto XVI, en el que destaca “los cuarenta días de ayuno que el Señor vivió en el desierto antes de emprender su misión pública” y que “no solo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”.

Para que la privación de alimentos nutra el espíritu y de paso beneficie al cuerpo conviene tomar ciertas precauciones y seguir los consejos de los profesionales y organismos sanitarios.

La Semana Santa es una temporada de reflexión, que incluye penitencias como el ayuno, que si se hace de forma inadecuada puede causar problemas, advierte en un comunicado, el  Ministerio de Salud del Gobierno de Perú (MINSA).

Según la nutricionista Elizabeth Racacha, citada por el MINSA, aunque “el ayuno es saludable, pues sirve para limpiar y descongestionar el aparato digestivo, si no se hace con conocimiento previo, podría provocar la aparición de males gástricos, hipoglucemia (concentración de glucosa en la sangre anormalmente baja) e  incluso desmayos”.

“El ayuno no consiste en dejar de comer y beber como muchos piensan, sino que está relacionado con la no ingesta de alimentos sólidos, pero si se puede consumir líquidos como por ejemplo, jugos de fruta” ha explicado Racacha.

“Si estamos en condiciones de salud adecuadas y  en las edades comprendidas entre los 18 y 60 años, se puede ayunar hasta el medio día o un día completo. En caso de no estar en condiciones de realizar el ayuno se puede suplir haciendo el sacrificio de abstenerse de un alimento que nos guste, de actividades que nos plazcan  o realizar obras de caridad a nuestros semejantes”, ha recomendado la especialista.

Para llevar una alimentación saludable en estos días esta nutricionista sugiere incrementar el consumo de frutas naturales, verduras y líquidos (zumos de frutas naturales), así como comer pescado en sus diferentes preparaciones.

Cuando conviene parar

Cuando el ayuno es parcial, es decir que se consume sólo líquidos, posiblemente el individuo recibe cierta cantidad de calorías provenientes de azúcares presentes en lo que se bebe, por lo que es poco probable que aparezcan algunos síntomas, según la doctora Karen Salvo, nutricionista de la Clínica Alemana, en Chile.

Sin embargo, según esta experta chilena conviene interrumpir el ayuno “si aparece una sensación de debilidad de cualquier grado, desmayos e indicios de hipoglucemia, como sudoración profusa, temblor, taquicardia y fatiga, entre otros”.

En todo caso “antes de efectuar este tipo de ayuno” la doctora Salvo recomienda “no realizar actividad físca en exceso, además de ingerir líquidos en abundancia para evitar la deshidratación”.

Para compensar el ayuno, según esta nutricionista, el día anterior “es adecuado alimentarnos bien para que el cuerpo guarde glicógeno (depósito de glucosa en el hígado y músculo) y el día posterior es recomendable “tener una comida adecuada, pero moderada” en vez de ingerir “todo lo que no se comió durante un día”.

“El ayuno es una práctica de tradición milenaria que en su connotación sagrada purifica el alma y eleva el espíritu,  mediante la supresión del aporte de comida”, apunta Rubén Bravo, naturópata y especialista en nutrición del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO).

En el caso de los creyentes católicos, Bravo señala que entre las recomendaciones que recoge la “ley del ayuno” de la Constitución Apostólica, figuran las de “abstenerse de carne, consumir únicamente líquidos o hacer una comida al día”, siendo permitidos lácteos, huevos y productos de grasa animal.

Para quienes van a guardar ayuno en Semana Santa, los nutricionistas del IMEO proponen un plan de alimentación basado en líquidos que asegura los niveles mínimos de glucosa para el correcto funcionamiento del organismo.

Consiste en tomar un vaso y medio de zumo de piña recién hecho como desayuno, un vaso y medio de yogur (sin grasas) bebido a media mañana, dos tazones de caldo de verduras y pescado en el almuerzo, el zumo de tres naranjas como merienda, y repetir la comida del almuerzo para la cena.

“En día de ayuno el aporte calórico nunca debería bajar de unos 1000 -1100 kilocalorías diarias. Por tanto, la actividad física debe ser más bien baja o limitada a sólo caminar, para evitar el riesgo de bajadas de tensión o azúcar”, indica Bravo.

Precauciones y contraindicaciones

El experto del IMEO recomienda tener en cuenta que el período de ayuno no supere las 48 horas, “ya que estamos sometiendo al  cuerpo a niveles altos de abstinencia y debilidad, poniéndolo al límite de sus capacidades”.

Asimismo Bravo recuerda que el ayuno está desaconsejado en diabéticos, hipotensos, hipoglucémicos, personas con obesidad grave, mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, menores de edad o en periodo de crecimiento, y gente mayor de 65 años, ya que “son grupos con una salud más frágil y tienen mayor riesgo de deshidratación y desórdenes metabólicos”.

Los días en los que se puede realizar una sola comida es importante tomar alimentos que aporten energía, como los hidratos de carbono que se encuentran en la pasta, arroz, patatas y legumbres, principalmente, combinado también con el consumo de frutas y verdura, ricas en micronutrientes, minerales y vitaminas, según el experto del IMEO.

Además, la alimentación y el estado emocional están muy ligados, por lo que consumir ciertos alimentos en el ayuno puede hacernos sentir más alegres, positivos y optimistas, dice el especialista.

“Algunas frutas, como el plátano y la piña, el chocolate o el chile pueden estimular la producción de serotonina y potenciar la sensación de felicidad”, revela Bravo. Si incorporamos estos productos en forma de sopas o batidos en nuestro menú de ayuno, “literalmente alimentamos la felicidad”, señala.

Los lácteos, ricos en calcio, también favorecen al buen ánimo. No en vano –según Bravo- la leche es considerada producto básico en la alimentación. Su alto contenido en triptófano, uno de los veinte aminoácidos incluidos en el código genético, hace que estemos más predispuestos a las sensaciones placenteras.

Por ello, los expertos en nutrición del IMEO recomiendan que no falten en el menú del ayuno del Viernes Santo, batidos de leche y plátano, con un poder antidepresivo y detoxificante; yogures bajos en grasa y chocolate puro en dosis moderadas, ya que estimula de modo positivo el sistema nervioso.

“A la hora de comer, la sopa de pescados azules con verduras (ricas en hierro y ácido fólico) es la mejor opción. Los ácidos grasos esenciales y de omega-3, presentes en pescados como la caballa, el salmón y las sardinas, influyen positivamente el estado anímico y disminuyen la depresión”, señalan desde este centro.