Descubre el nuevo iBalón del IMEO

¿Qué incluye el tratamiento del Nuevo iBalón de IMEO de 1 Año?
– 24 Meses de Tratamiento (1 Año de Implantación + 1 Año Seguimiento)
– Evaluación inicial y de seguimiento.
– 1 Diagnóstico de intolerancias alimentarias por biorresonancia.
– 3 Analizador Intersiticial EIS (Hormonas, Iograma y Bioquímica). Para ver evolución.
– 12 Analizador Corporal TANITA. Composición corporal %Muscular %Grasa %Agua.
– 2 Analíticas Específicas de Bioquimica y Tiroides.
– Implantación del Balón por laparoscopia.
– 12 meses con Balón implantado.
– 12 meses de seguimiento nutricional sin balón para no recuperar el peso perdido.
– Todas las consultas de nutrición necesarias durante los 24 meses del tratamiento.

OFERTA DE IMEO VÁLIDA SOLO DURANTE EL MES DE DICIEMBRE 2015.

Para solicitar más información, rellena el formulario del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (Clínica número 1 en Madrid,España, por número de pacientes tratados).

ld-banner-pral-ibalon

El Balón Intragástrico funciona cuando se trata de un sobrepeso puntual

En este programa de +Vivir, Carmen Arribas, Directora de Atención al Paciente del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO) enseña una muestra de Balón Intragástrico. Es un globo, en este caso a medio inflado, para que se vea su capacidad a inflar más o menos de acuerdo con la capacidad del estómago de cada paciente. El balón se introduce en el estómago mediante una endoscopia, sin cirugía. Para visualizar las imágenes, ver el video.

El balon intragastrico (BIG) está indicado fundamentalmente para personas con un sobrepeso puntual, como podrían ser una postlesión deportiva que obliga a hacer un prolongado reposo, un postembarazo complicado, también con obligación de reposo, una depresión o cualquier causa que haga que durante un período determinado de tiempo se cogiera un sobrepeso importante. La persona que no está acostumbrada a estar a dieta, se ve muy dificultada a bajar 20-25 kilos sin ayuda médica. “Cuando se trata de una obesidad crónica, el BIG nunca será un tratamiento definitivo”, subraya Carmen Arribas, Directora de Atención al Paciente del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO). Para más información, ver el video.

“El balon intragastrico no funciona cuando no se lleva un tratamiento nutricional de forma paralela que enseñe a la persona a comer, o cuando no esté acompañado por un apoyo psicológico que ayude al paciente a romper el vinculo entre la comida y los estados emocionales”, subraya la especialista del IMEO. El balon se retira como máximo a lo largo de 6 meses. Aunque esté hecho por una silicona muy resistente, no hay que olvidar que en el estómago existen jugos ácidos que van a dañar esta silicona. En los casos, cuando no se trata de un sobrepeso puntual, es preferible acudir a la Banda Gástrica que tiene la ventaja de no ser irreversible. Una vez colocada en el estómago del paciente, se lleva durante todo el día. Una vez logrado el objetivo –una pérdida importante de peso o alcanzado el peso ideal–, la Banda se retira. Para más información, ver el video.

Harta de su sobrepeso, Fabiana toma la decisión de acudir al Instituto Médico Europeo de la Obesidad. En los seis meses siguientes tras colocarse el balon intragastrico, afirma de haber perdido 18 kilos. Luego se ha quedado embarazada y a poco tiempo de nuevo ha cogido peso, como ella misma señala, a lo mejor porque no ha cumplido con las pautas nutricionales de seguimiento. Tras acudir una segunda vez al centro, se ha decidido a dar un paso más allá, que sería un tratamiento definitivo, y se ha colocado la Banda Gástrica, que le ha permitido mantener un peso saludable. Para escuchar el testimonio, ver el video.

Todo lo que necesitas saber del Balón Gástrico

Ahora el Instituto Médico Europeo de la Obesidad responde a todas tus preguntas y dudas sobre un tratamiento eficaz del sobrepeso y la obesidad que está de moda: el Balón intra-gástrico.  

Para ver el video haz click aqui:

¿CÓMO FUNCIONA?
Una vez introducido el balón, se llena con una solución salina estéril o bien con aire, y ocupa entre 2/3 y la mitad del estómago, donde flota libremente. El balón es demasiado grande para pasar a los intestinos o al esófago, y debido a su volumen y al lugar que ocupa, reduce el tamaño del estómago y estimula los centros nerviosos de la saciedad, enviando al cerebro la señal de saturación estomacal, además de llenarse muy pronto con menor cantidad de alimento de lo que habitualmente ingiere.

¿PARA QUÉ PACIENTES ESTÁ INDICADO?
1.- Con Obesidad leve a moderada, con riesgos significativos para su salud y que son incapaces de perder y mantener una pérdida de peso con otros métodos o programas supervisados por médicos especialistas.
 
2.- Con una Obesidad severa, en los que está indicada una pérdida temporal de peso y así el riesgo quirúrgico, como preparación a una intervención quirúrgica definitiva.
 
3.- Con Obesidad y riesgos aumentados, en los que está indicada una intervención quirúrgica con un alto riesgo, o que, simplemente, rechazan la Cirugía como alternativa de tratamiento.
 
PREOPERATORIO:
Sencillas pruebas preoperatorios como son una analítica sencilla, una placa de tórax y una endoscopia digestiva.
 
ANESTESIA:
Se utiliza sedación endovenosa.
 
INCISIONES:
Ninguna, ya que se trata de un procedimiento NO QUIRÚRGICO.
 
HOSPITALIZACIÓN:
No se requiere hospitalización ya que se trata de un método AMBULATORIO, que dura habitualmente entre 20 y 30 minutos.
 
POSTOPERATORIO:
Ninguno.
 
¿CÓMO SE COLOCA?
Se introduce a través de la boca, en su formato desinflado, mediante endoscopia, SIN CIRUGÍA, aplicando un anestésico local en spray y una sedación endovenosa. Una vez que el balón haya alcanzado el estómago, se procede a llenarlo con una cantidad entre 300 y 700 cc de solución salina estéril, o hasta 900 cc de aire en el caso de utilizar este otro, empleando para ello el catéter que trae adherido. Posteriormente, se retira este catéter tirando suavemente, desde el extremo exterior y se cierra automáticamente la válvula, con lo que el balón queda flotando en el estómago.
 
CUIDADOS:
Es conveniente la utilización de medicamentos que inhiban la secreción gástrica de ácido y para disminuir las náuseas y vómitos que se presentan durante los 3 primeros días en un 40% de los pacientes.

DURACIÓN DEL TRATAMIENTO:
Puede utilizarse durante 6 meses. No se recomienda el uso por períodos más prolongados ya que, a pesar de estar fabricado en silicona resistente al ácido y a las bacterias gástricas, éstas pueden debilitar el material de la pared y en consecuencia, se puede desinflar. Si el médico lo considera oportuno, se puede volver a insertar uno nuevo pasados entre 30 a 45 días después de la extracción. En el Instituto Médico Europeo de la Obesidad el tratamiento dura 24 meses, y aunque el Balón sea retirado a los 6 meses, posteriormente seguimos con la educación alimenticia y control de la ansiedad, terapia psicológica, tratamientos fisioterapeúteicos… para evitar la recuperación de los kilos ya perdidos.

EFECTOS SECUNDARIOS:
Es un producto NO TÓXICO, ni perjudicial para los seres humanos, si bien pueden aparecer vómitos y náuseas en los tres primeros días después de la implantación, controlados con medicamentos específicos.

 ¿CÓMO SE RETIRA?
Después de seis meses se retira de la misma manera que fue colocado, es decir, a través de la boca, mediante una Endoscopia. Se desinfla el balón y se extrae utilizando para ello una pinza especial.
 
RESULTADOS EN EL INSTITUTO MÉDICO EUROPEO DE LA OBESIDAD:
Después de más de siete años trabajando con el tratamiento del Balón Intragástrico, un 60% Balones de Aire y un 40% de Suero, podemos decir que su efectividad tiene una nota de Sobresaliente, como muy bien indican los resultados de este estudio realizado con 716 pacientes. El Balón Intragástrico es un sistema de perdida de peso muy eficaz, pero la experiencia nos dice que como sistema aislado pierde una gran parte de su efectividad. El secreto de nuestro éxito se encuentra en la perseverancia, en las constantes consultas y revisiones a las que sometemos a nuestras pacientes durante todo el tratamiento, a los precisos estudios antropométricos y alimenticios que nos señalan con exactitud a lo largo del proceso los diferentes menús y dietas necesarias para nuestros pacientes, los masajes linfáticos y reafirmantes, los planes de ejercicios, los tratamientos por mesoterapia… el objetivo de nuestro completo tratamiento, no es simplemente rebajar esos kilos que sobran a nuestros pacientes, sino enseñar a comer, educar en una alimentación sana y equilibrada, estimular el ejercicio físico, por ello que nuestro tratamiento dura un año completo.
 
Es importante destacar que el perfil del paciente medio tratado, es una persona con fuertes problemas de ansiedad, con un sobrepeso aproximado de entre 30kg y 50 kg, y con unas costumbres y hábitos alimenticios muy dañinos para su salud. El Balón Intragástrico es un aliado muy eficaz, pues rebaja a niveles mínimos los grados de ansiedad, por lo que es muchísimo más fácil adaptarse al nuevo programa de alimentación. El 77% de los pacientes con este perfil, perdieron más de 30kg de peso en los primeros 6 meses del tratamiento. La media de perdida de peso de los 716 pacientes con este perfil, sometidos al estudio es de 38,7kg perdidos en los primeros 6 meses.

Para consultar precios, haz click aqui:
http://www.imeo.es/oferta_01.html