Posts Tagged ‘ejercitarse’

Una mujer deja las ‘dietas’ y logra perder 72.5 kilogramos

abril 28, 2014

Teena Henson optó por ejercitarse y comer saludablemente en lugar de probar dietas para poder bajar la mitad de su peso corporal

Por Maggie Blaha, CNN

teena-hensonireportEl “camino a la vida” de Teena Henson comenzó con un anuncio en el periódico. Ella recuerda desear tener un Anytime Fitness, un gimnasio en su ciudad natal de Gilmer, Texas, en Estados Unidos. Específicamente quería unirse a este lugar porque está abierto todo el tiempo y está hecho para hombres y mujeres de todos los niveles de condición física.

“Entonces hubo un anuncio en el periódico local que decía que Anytime Fitness abriría”, recuerda. “Dije, ‘aquí está; está en tus manos. Ahora, ¿qué vas a hacer con eso?’”.

Determinada a dirigirse en el camino correcto, Henson se inscribió en el gimnasio mientras todavía estaba en construcción.

Era marzo de 2011; Henson medía 1.60 metros y pesaba 150.5 kilogramos. Sabía que su mala alimentación e inactividad no era el camino a una vida larga y saludable. No tenía ningún problema de salud grave, pero sus padres y tres hermanos tenían diabetes así que conocía las potenciales consecuencias.

Henson de 54 años, es muy cercana a su familia. Sus seres queridos, especialmente su madre, a menudo se acercaban a ella con preocupaciones sobre su salud, diciéndole que debía perder peso.

“Creo que mientras más crecía, más preocupada estaba mi mamá porque sabía que no estaría allí para cuidarme”, dice Henson. “Era la primera en apoyarme en mi plan para ejercitarme y perder peso”.

En el pasado, Henson hacía dietas para hacer felices a todos, pero no duraban mucho.

Había una serie infinita de reglas, desde solo comer toronjas hasta comer solo carbohidratos, hasta que se dio cuenta que las “dietas” no eran para ella.

“Para mí, la ‘dieta’ es una palabra de cinco letras que significa fracaso”, dijo.

Lo que buscaba era un cambio de estilo de vida. Y no porque sus amigos y familiares lo quisieran, sino porque ella lo quería.

Con las horas de Anytime Fitness, Henson no tenía problemas para encontrar tiempo para ejercitarse. Va al gimnasio todos los días después del trabajo desde 30 minutos hasta una hora. Incluso creó un mantra:

“Tengo el deseo de ejercitarme. Mantengo una determinación para ejercitarme. Creé una disciplina para ejercitarme, y escojo ejercitarme”.

Con lo que luchó más fue con cambiar sus hábitos de alimentación.

Comenzó por eliminar los refrescos y bajó 8.1 kilogramos en el primer mes.

Su madre, conocida como Mamá Henson para muchos de sus amigos, la apoyaba diariamente y estaba emocionada de ver que su hija comenzaba a adoptar un estilo de vida más saludable.

“Todos los días me preguntaba, ‘¿cuánto bajaste hoy?’. Me reía y decía, ‘mamá, no puedo bajar todos los días’. Pero me decía que lo intentaba y eso era todo lo que importaba”, dijo Henson.

Después de eliminar los refrescos, Henson comenzó a hacer elecciones de comida más saludables.

Continuó comiendo en restaurantes de comida rápida porque era conveniente, y cambió el pollo frito por pollo a la parrilla, y la guarnición de papas fritas por ensalada.

Para diciembre de 2011, Henson había perdido 29 kilogramos y estaba más saludable que nunca. Desafortunadamente, la salud de su madre se deterioraba. Mamá Henson tuvo varias convulsiones y miniaccidentes cerebrovasculares que la debilitaron gravemente.

El estilo de vida más saludable de Henson la ayudaría a ofrecer la fuerza mental y física que necesitaba en los últimos meses que cuidó a su madre.

Dos meses antes de que su mamá muriera, Henson recuerda entrar a la casa después de ejercitarse. Había perdido 45.3 kilogramos en este punto. Su madre la vio y dijo, “eres bonita”.

“Ambas comenzamos a llorar”, dijo Henson. “No tengo idea de por qué lo dijo; fue un momento memorable”.

Mamá Henson falleció en agosto de 2012.

Cuando Henson pierde de vista por qué se ejercita o no come dulces, piensa en la sonrisa de su madre y cuánto quería que su hija fuera feliz.

“Sabía que estaba orgullosa de mí por perder peso”, dijo Henson. “Sé que sentía que iba a estar bien ahora que había perdido peso”.

En el último año, Henson incluso cambió más su dieta. Comenzó a comer productos como quinua, pan integral y vegetales frescos.

“Hubo un tiempo en el que no podías poner brócoli cerca de mi”. Pero ahora lo tuesta y lo incluye en sus comidas para la semana. Cocina en grandes cantidades los fines de semana, congela los alimentos en contenedores individuales durante la semana para que sepa exactamente cuántas calorías come. Intenta comer 1,200 calorías al día.

En menos de tres años, Henson perdió 75.2 kilogramos, o 50% de su peso corporal. El 8 de marzo, celebró el tercer aniversario de su entrada a Anytime Fitness.

Perder peso la ayudó a encontrar una fuerza interior. Le permite ver un vislumbre de la mujer fuerte y realizada que su madre siempre vio.

Una de las pasiones de Henson fue participar en caminatas de cinco kilómetros para organizaciones altruistas. Desde que comenzó a ejercitarse hace tres años, participó en cinco caminatas y recientemente terminó una en 46 minutos, su mejor marca personal.

La transformación de Henson fue tan completa que su médico, quien monitoreó su progreso desde que comenzó a perder peso, utiliza sus fotografías para mostrarle a los pacientes qué puede hacer un poco de determinación.

“El más pequeño de los cambios que uno puede hacer en su estilo de vida actual puede generar grandes cambios”, dijo Henson, “no solo en la parte física, sino en la mente”.

Tipos de actividad física y gasto calorico

octubre 31, 2012

Hilario, preparador físico

Consideraciones teóricas

A la hora de determinar por qué engordamos o adelgazamos, hemos de ir forzosamente a ver cuántas calorías ingerimos al día. Estas vienen dadas por la cantidad y calidad de los alimentos. Debemos establecer una relación entre lo que comemos y lo que gastamos para llegar al equilibrio.

Hemos de tener en cuenta que cada persona es diferente porque no gastamos todos las mismas calorías, esto depende de la actividad de cada uno y también de su organismo, muchas veces nos hemos preguntado por qué de dos personas que comen y trabajan de forma similar una engorda y la otra no, esto es debido al metabolismo basal, que consiste en la energía que consume cada persona para realizar sus funciones internas. Lo que nos encontramos habitualmente, es que el gasto calórico de alguien que tiene una actividad física fuerte es mucho mayor que el de una persona que trabaja sentado toda su jornada laboral, aunque realicen las mismas horas de trabajo.

Es importante conocer nuestro gasto calórico para comer conscientemente y sólo lo que necesita nuestro cuerpo, si ingerimos más calorías de las que necesitamos por nuestra constitución y desgaste físico, engordaremos. Si lo que queremos es perder peso, tendremos que disminuir el aporte de kilocalorías de nuestra dieta o aumentar la actividad física.

Factores que influyen en las diferencias entre personas

  • Influencias educacionales
  • Ejercicio físico
  • Fácil disponibilidad de abundante comida
  • Factores psicológicos que acompañan el hábito dietético (disminuir la tensión comiendo)
  • Factores genéticos
  • Sobrealimentación infantil

Hemos dicho que dependiendo de la actividad física que realicemos gastaremos más o menos energía. Existen tablas a través de las que podemos calcular el gasto energético dependiendo de nuestro peso la duración de la actividad que realicemos. Todos estos cálculos son aproximados y dependen de los factores diferenciales entre las personas que hemos citado anteriormente.

En el cálculo del gasto calórico utilizaremos la siguiente fórmula:

Cal aprox. quemadas = Actividad física x (Peso en Kg x 2,2) X Minutos de práctica

A pesar de estas fórmulas, para calcular el gasto calórico, también tenemos que tener en cuenta las condiciones físicas de cada persona, su edad y el sexo. Lo que quiere decir que una persona sin variar de peso, puede variar su gasto calórico dependiendo de las condiciones en que se encuentre. Hay situaciones en las que aún manteniendo el mismo peso, tenemos un metabolismo basal mayor, por ejemplo:

  • Edad: el gasto calórico es inversamente proporcional a la edad, es decir, cuanta más edad se tiene, menos gasto requiere el organismo.
  • Sexo: si hacemos la distinción entre sexos, la mujer tiene un gasto menor que el hombre.
  • Talla: la altura también influye, las personas más altas tienen un gasto más pequeño que las más bajas.
  • Situaciones especiales: en el caso de embarazo y periodo de lactancia en la mujer, situaciones de estrés, enfermedades o fiebre, el metabolismo basal aumenta.
  • Deporte: las personas que hacen deporte, tienen más masa muscular, y en consecuencia, se incrementa su gasto calórico.
  • Temperatura: incluso puede influir la temperatura ambiental, en el caso de ambientes cálidos puede bajar el metabolismo basal hasta un 10 %.

El siguiente cuadro muestra las calorías quemadas en media hora según la actividad física que realicemos. 

Actividad física Calorías quemadas en 30´
Aeróbic 0´0178
Baloncesto 0´0258
Bádminton 0´0125
Bolos 0´0108
Paseo rápido 0´0150
Bicicleta 0´0159
Bailar 0´0130
Conducir 0´0050
Pescar 0´0114
Hacer jardinería 0´0164
Jugar a golf 0´0108
Hockey 0´0249
Montar caballo 0´0255
Patinar sobre hielo 0´0314
Judo 0´0363
Montañerismo 0´0270
Remar 0´0378
Patinar sobre ruedas 0´0315
Correr 0´0325
Sentarse a la mesa de trabajo 0´0050
Esquiar 0´0252
Ir por las escaleras hacia abajo 0´0210
Ir por las escaleras hacia arriba 0´0356
Nadar 0´0250
Tenis 0´0261
Voleibol 0´093
Ver la tele 0´0050
Andar sin prisas (1.5-3 km/h) 0´0075
Andar sin prisas (4.8 km/h) 0´0120
Andar más rápido (6 km/h) 0´0180
Andar muy rápido (7.5 km/h) 0´0240

Supongamos que usted pesa 80 kilos y practica judo durante 45 minutos. ¿Cuántas calorías quemaría?

Cal aprox. quemadas = Actividad física x (Peso en Kg x 2,2) X Minutos de práctica

 Cal aprox. quemadas = 0,0363 x (85 x 2,2) X 45 = 305.46 cal