Usuario de Facebook venció obesidad y hoy hace alarde de su atractivo

Pesaba 146 kilos, pero sufrió un asombroso antes y después. Ahora alborota Facebook con sus fotos
La Republica
viral-Noticia-746541Un galán de Facebook revela su pasado. Fue apodado ‘el gordo’ por sus amigos y compañeros de colegio, pero algo ocurriría con su vida al llegar a la adolescencia que su físico se transformó por completo. Austin Shifflett, de Charlottesville, Virginia (EE. UU.) asombra Facebook con su increíble transformación tras perder 80 kilos.

El joven de 22 años fue víctima de bullying por su sobrepeso. Era intimidado constantemente en la etapa escolar que llegó a faltar a clases por el temor a ser agredido. Prefería encerrarse en su habitación, jugando videojuegos, tomando mucho refrescos y comiendo gran cantidad de dulces. 

Según relató en su cuenta de Facebook, su obesidad comenzó cuando tenía 17 años. Jamás notó que sus conductas estaban dañando su salud, por lo que de un momento a otro llegó a pesar cerca de 146 kilos.
Austin estuvo al borde de la muerte al casi sufrir un paro cardiaco. Fue cuando empezó una nueva vida para él. “Me tomó por sorpresa y me vine al suelo, lloré en los brazos de un amigo”, contó en diálogo con Daily Mail.
v-rezultate-travli-paren-sbrosil-76-kg-i-stal-modelyuquibbll-4v-rezultate-travli-paren-sbrosil-76-kg-i-stal-modelyuquibbll-8Tras este episodio comenzó a cuidar su alimentación. Dejó de comer dulces y comida chatarra para darle paso a una dieta baja en carbohidratos, además de comenzar a entrenarse en el gym. Fue así que sorprendió a todos al perder casi 80 kilos. Hoy luce irreconocible y es considerado un apuesto galán en Facebook, donde tiene numerosas admiradoras.
bullied_for_being_fat_guy_loses_weight_and_looks_like_a_model_now_640_06Pero la reducción abrupta de peso le causó otro problema: el exceso de piel; tuvo que someterse a una cirugía estética para quitarse varios kilos de epidermis. El joven decidió abrir su cuenta de Instagram y Facebook para contar su historia y sus fotos han causado asombro.

Las bebidas energéticas contienen hasta 20 cucharadas de azúcar por lata

Un nuevo estudio ha establecido, además, que son hipercalóricas y peligrosas para la salud
ABC
bebidas energeticasCada vez son más queridas entre la población de regiones como Gran Bretaña o Estados Unidos. Pero… ¿realmente son buenas para la salud las bebidas energéticas ? Un nuevo estudio realizado por la organización inglesa «Acción contra el azúcar» cree que no pues, según han podido averiguar, cada uno de estos refrescos puede llegar a contener hasta 20 cucharaditas de azúcar por lata, el triple de lo que se recomienda tomar al día si se pretende estar sano.

Las conclusiones de este estudio –de las que se ha hecho eco el diario en línea «Daily Mail»- explican que, además de los ingentes niveles de cafeína con los que cuentan, estas bebidas se están convirtiendo en el «tabaco» de muchos ciudadanos debido a sus grandes dosis de azúcar. Al parecer, y en palabras de la asociación, su consumo se ha generalizado entre colectivos como los estudiantes, los cuales buscan mantenerse despiertos durante horas con estas bebidas al no conocer sus peligros.

La investigación, concretamente, ha analizado 197 bebidas de las más famosas que se pueden hallar en el mercado y ha encontrado niveles de hasta 15,6 gramos de esta sustancia en cada 100 ml de algunas marcas. Esto implica que, aquellas compañías que vendan latas de 500 ml, estarían ofreciendo a sus clientes nada menos que 85 gramos de azúcar (el equivalente a entre 18 y 20 cucharaditas).

Graham MacGregor, profesor de medicina cardiovascular de la Universidad Queen Mary y uno de los mayores detractores de tomar azúcar en grandes cantidades, ha señalado que esta cantidad es tres veces superior a la máxima que se aconseja ingerir al día para estar sano. «Los niños son blancos de la publicidad de estas bebidas, piensan que van a mejorar su rendimiento en la escuela, mejorar en los deportes… y solo toman una peligrosa cantidad de azúcar», destaca.

Por otro lado, la investigación ha puesto de manifiesto también lo calóricas que son estas bebidas, las cuales pueden llegar a albergar más de 325 calorías por lata. Esta cantidad es extrema si se considera que, a día de hoy, la dieta de un adulto debe (aproximadamente) contar con entre 1.750 y 2.250 calorías por jornada para ser saludable.

Un hombre de 160 kg logra convertir su grasa en puro músculo

Bajó más de 80 kilos en un año y medio gracias a una exigente rutina de entrenamiento que él mismo planificó

Daily Mail / El intransigente
1Mike Waudby quiso terminar con su vida a los 21 años, ya que su estado depresivo, por pesar 160 kilos, había llegado muy lejos.
Más allá de esto, logró ser salvado. Desde ese día, pudo ver que tenía una segunda oportunidad para vivir y tomó la decisión de dar un vuelco a su vida.
“Una noche, mientras escuchaba Guns N ‘Roses, me dije a mí mismo: ‘¿Qué clase de vida es ésta?’”, contó Mike al diario Daily Mail.
Entonces, el joven, hasta ese momento obeso, pidió un equipo de entrenamiento por Internet, lo instaló en su habitación y rápidamente se puso a entrenar. Él mismo construyó poco a poco su resistencia a tres sesiones por hora, y dejó de tomar alcohol.
De manera increíble, Mike Waudby logró bajar más de 80 kilos y ahora todos lo conocen como “Mr. Músculo”.
Contó que le tomó año y medio perder ese peso, sin embargo, le quedaba un problema importante: su piel estirada. Por lo que tuvo que realizar diversos entrenamientos más fuertes para endurecer esa flacidez. Con esto, sus músculos comenzaron a crecer y así quedó.

24

foto antes y después

Pierre Dukan: “Los gordos no están bien de la cabeza”

El polémico dietista vuelve a generar críticas por sus recientes declaraciones

Fuente: La Voz LibreLondres.- “Los gordos no están bien de la cabeza”. Son las palabras de Pierre Dukan, guró de la dieta Dukan, famosa por ser una dieta ‘milagro’ basada en el consumo masivo de proteínas y una disminución de hidratos de carbono. Hombre alabado y odiado a partes iguales, el doctor Dukan sorprende con estas declaraciones al diario ‘Daily Mail’, con las que ha conseguido encender el fuego de la polémica una vez más en torno a su figura.“Los obesos son enfermos mentales”, titulaba el diario. “Yo realmente sufro por ellos, nunca he visto a una persona con problemas de sobrepeso que me haya dicho que está bien de la cabeza”, afirma el doctor dentro de la entrevista.

Dukan considera que a través de su dieta ayuda a los ‘gordos’, que es como los llama en su libro. Piensa que en realidad no son personas enfermas pero que se sienten apartadas de la sociedad por su sobrepeso y él les ayuda a sentirse bien.

Un millón ha sido la cifra de libros que ha vendido sólo en Reino Unido, y seguramente espere que esta cifra aumente ya que él mismo ha confesado que envío un libro a la madre de la duquesa de Cambridge, Carole Middleton, y ya se sabe lo que adoran los británicos a la familia de Kate Middleton.

Dukan opina que su método de adelgazamiento es “el mejor, el más saludable y el más ético” ya que se comen alimentos de siempre. Incluso llegó a plantear que los jóvenes que tenían “pesos ideales” deberían subirles las notas de sus exámenes, hecho que provocó que fuera amenazado, y que derivó en la baja voluntaria de Pierre en el registro médico francés.

Muchos son los que apoyan este método: actrices como Nicole Kidman o Jennifer López o modelos como Gisele Bunchetson un ejemplo de las celebrities que han seguido el método Dukan. Incluso el presidente de Francia, Françoise Hollande, también sigue esta dieta.

Sin embargo, varios estudios aseguran que el método Dukan puede hacer adelgazar rápidamente pero a largo plazo no es tan eficaz. El Instituto de la Salud y la Investigación Médica (Inserm) aseguró que el 76% de las personas que han acudido a un nutricionista y ha seguido sus consejos de comer variedad, sano y no picar entre horas, han logrado perder peso y mantenerlo a largo plazo, a diferencia de lo que ocurre con el método de Pierre Dukan.

El hombre más gordo del mundo necesita 18 cuidadores

Keith Martin de 42 años, ha sido catalogado como el hombre más gordo del mundo. Este británico pesa más de 365 kilos, y necesita alrededor de 18 profesionales médicos para cuidar de él, incluyendo personal de ambulancia y enfermeras.

Ocho trabajadores levantan su cuerpo diariamente para trasladarlo en un vehículo de refuerzo y llevarlo a control al hospital cercano a su hogar en Herlesden, al noroeste de Londres. Desde hace 10 años, estas son las únicas ocasiones en las que Keith sale de su casa.

Cuatro cuidadores lo visitan dos veces al día, y cuatro enfermeras asisten tres veces a la semana para lavarlo y controlar su peso, además de monitorear el funcionamiento del corazón y otros órganos internos.

Los médicos dicen que se tiene que deshacer de la mitad de su masa corporal antes de que pueda ser considerado para una banda gástrica, que lo ayudará a bajar de peso.

Este hombre que se encuentra postrado en su cama, come diariamente al desayuno ocho hot dogs, cuatro rebanadas de pan y café con azúcar. Al almuerzo come una selección de barras de chocolate, pasteles, un paquete de galletas y café con azúcar. Y en la cena Keith le gusta comer carnes asadas, además de 16 salchichas, una bolsa de papas fritas y café.

Keith Martin, se convirtió en el hombre más gordo del mundo luego que Manuel Uribe, el mexicano de 46 años que llegó a pesar 590 kilos, bajara a través de una operación, aunque actualmente, aún es considerado como el hombre más pesado en el libro de los Records Guinness.

La vida de excesos de Martin se desencadenó a partir de la muerte de su madre cuando él era un adolescente. “Mi madre murió cuando yo tenía 16 años. Después de eso no me importó, me comí todo. Ha sido culpa mía y no me gusta lo que he hecho conmigo”, declaró el hombre en un documental emitido por un canal del Reino Unido.

No ha tenido una novia desde hace 20 años, y pasa sus días viendo televisión mientras comen un exceso de dulces, pasteles, galletas y embutidos.

Martin, es uno de los varios británicos obesos mórbidos que aparecen en el programa de televisión “Big Body Squad”, que tiene como objetivo aumentar la conciencia de la difícil situación de más de un millón de personas que tienen sobrepeso.

Fuentes: Daily Mail / Mail Online / Terra.cl

“Si mamá no me hubiese pagado la banda gástrica con 14 años no podría salir de casa”

Katie se convirtió en la británica más joven en someterse a una operación así

La vida de Katie Hill cambió cuando tenía catorce años y luchaba contra el asma y las burlas crueles de sus compañeros. Esta joven pensaba mas de 114 kilos y temía que si continuaba así no podría volver a salir de su casa nunca más. Su madre decidió tomar cartas en el asunto y le pagó una operación gracias a la que Katie ha perdido más de 63 kilos. La joven se convirtió en la mujer más joven del Reino Unido en someterse a una intervención de este tipo y ahora disfruta de una nueva vida.

Canal Cuatro Noticias

Después de sufrir innumerables dietas, de luchar contra el asma y los problemas físicos y de soportar las crueles burlas de sus compañeros de clase, Katie decidió pedir ayuda a su madre para dar un giro a su vida.

Según informa el diario Daily Mail, Julieta decidió someter a su hija a una operación para implantarle una banda gástrica, convirtiendo a Katie en la británica más joven en someterse a una intervención de este tipo.

A pesar de la polémica que suscitó la operación de Katie, por su corta edad, su vida ha dado un giro de 180 grados. Cuatro años después de la intervención, la joven ha perdido más de 63 kilos y se ha convertido en una atractiva joven de 18 años.

Julieta recibió muchas críticas por someter a su hija a esta operación siendo tan joven pero, según el diario británico, Katie asegura que es lo mejor que ha hecho en su vida.

“No quiero ni pensar qué habría sucedido si no me hubiese operado. Aumentaba de peso a tal ritmo que probablemente ahora pesaría más de 120 kilos y no podría ni salir de casa”, afirma la joven.

Katie fue la pionera, pero el número de adolescentes que se someten a estas operaciones se ha cuadruplicado en los últimos 3 años.

“Cuando Katie se sometió a la operación me llamaron mala madre”, explica Julieta, “no tomé esa decisión a la ligera y ahora la vida de mi hija ha cambiado”. “Hace cuatro años, mi hija casi no podía subir las escaleras, su confianza estaba por los suelos y pensaba que no tenía futuro. Me aterrorizaba pensar que iba a morir joven, ahora tiene un futuro feliz y saludable”, afirma.