Trucos para no engordar en Navidad

Las comidas familiares en Navidad se alargan con horas

La Navidad es mala época para cuidar la figura. Los turrones, los polvores, las comidas de empresa, las copas y las reuniones familiares pasarán factura a nuestra línea.

Los expertos del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO) calculan que, de media, cada español engordará tres kilos por culpa de los excesos navideños. Y la prueba de fuego llegará el 7 de enero, cuando al ponernos los vaqueros descubramos que la cremallera no cierra o que hemos pasado a un agujero más del cinturón.

Para que nos hagamos una idea, en cada comilona que nos peguemos estas fiestas podemos ingerir de 2.000 a 3.000 kilocalorías, lo que equivale a dos días de dieta normal. Por eso, lo más recomendable es compensar los excesos de estas fechas con un aumento en la actividad física y con un seguimiento nutricional correcto.

En este sentido, es importante evitar las grasas procedentes de la carne, sustituyéndolas por pescado, preferentemente asado al horno o a la plancha. También es recomendable comer frutas y verduras (sin prescindir de la piel), alimentos integrales y legumbres, porque tienen un alto contenido en fibra, que ayuda a no absorber parte de la grasa y el colesterol que se consume en la comida.

No se debe llegar a la mesa con demasiado apetito para evitar atracones. Es mejor hacer comidas intermedias (pero no picotear) a media mañana y en la merienda. Durante la comida navideña, donde el menú es amplio, sírvete una pequeña cantidad de cada plato. Probarás todo pero sin llenarte en exceso.
La Navidad también es una época en la que aumenta el consumo de alcohol porque quien más y quien menos se toma una copita de cava para brindar, pero tampoco te pases porque sus «calorías vacías» acaban transformándose en grasa y acumulándose en alguna parte de tu cuerpo sin avisar…

Escucha los consejos de nuestras especialistas en Nutrición

Alicia Gordillo y Eliza Blázquez, especialistas en dietética y nutrición humana del IMEO, explican la relación existente entre la Obesidad y otras enfermedades, como la diabetes y los problemas cardiovasculares.
Escúchalo aquí, en Onda Madrid.

Atracones navideños

Los españoles engordarán una media de 3 kilos por persona estas fiestas

Mantener una dieta baja en calorías antes y después de los ‘banquetes’, clave para no coger kilos de más

Estas fiestas los españoles engordarán una media de tres kilos por persona, según han afirmado expertos del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO), quienes recomiendan compensar los excesos de estas fechas con un aumento en la actividad física y con un seguimiento nutricional correcto.

Durante las Navidades los españoles engordan una media de 3 kilosAl cabo de cada “comilona” de Navidad o Año Nuevo, se pueden consumir de 2.000 a 3.000 kilocalorías, el equivalente a dos días de dieta normal y que desemboca en dos kilos de más en la balanza, han explicado desde el IMEO.

No ir en ayunas

“Uno de los principales errores que se cometen en las navidades es la de llegar a la comida o a la cena en ayunas”, han subrayado.

“No comer nada durante el día en previsión de un exceso durante la cena, provoca que se llegue con un hambre excesiva y que el autocontrol sobre la comida sea menor. Además, mientras menos azúcar haya en sangre, más se absorben los alimentos y más engordan. Por este motivo, es mejor hacer las comidas regulares durante el día para llegar a la noche con un apetito moderado”, ha comentado la doctora en Biología y especialista en Nutrición y Obesidad del IMEO Alicia Gordillo.

Asimismo, “aprovechar las sobras de la comida navideña es perjudicial para la salud”, según esta experta, ya que “hace que los excesos de la cena anterior se amplifiquen en los días sucesivos”. “Una solución sería regalar o congelar estas sobras”, ha apuntado. Beber en exceso y sin justificación “es otro error” propio de estas fechas, ha señalado Gordillo, que hace que muchas calorías “vacías” se transformen en grasa corporal.

En este sentido, “los días que rodean cada uno de los banquetes navideños son muy importantes”, ha dicho esta experta. “Si los días previos y posteriores de las fiestas se sigue una dieta baja en calorías, se puede perder el peso cogido con los excesos en un par de días”, ha asegurado.

Evitar la pasta y los arroces

Algunos de los consejos que da el IMEO a la hora de elaborar el menú navideño es intentar evitar consumir pasta, arroces o legumbres “a toda costa”, porque son alimentos muy energéticos que el cuerpo no tiene tiempo para metabolizar. “También es mejor no utilizar mantequillas para cocinar y sustituirlas por aceite de oliva que nos aportará ácidos grasos esenciales frente a las grasas saturadas de la mayoría de mantequillas”, han comentado.

En el aperitivo, es aconsejable sustituir patés, salsas y hojaldres por mariscos, embutidos magros o verduras. Mientras que en la comida, el pescado es una “gran alternativa” a las carnes rojas, ya que “es una proteína magra y saludable y contiene omega 3”, han apuntado. Además “si se evitan los fritos, se ahorrarán muchas calorías, ya que el producto frito absorbe una elevada cantidad de grasa.

Se pueden sustituir las patatas fritas por asadas o hervidas, y las salsas que utilizan ingredientes con alto valor calórico –como la nata, la mantequilla y el queso– se pueden evitar “para no añadir más calorías al cuerpo”, explicaron los especialistas del IMEO.

En el postre, el IMEO recomienda que “siempre se utilice mejor el chocolate negro que los clásicos dulces navideños, elaborados a base de frutos secos, azucares, grasas y harina refinada”. Y después de cada comida “es bueno finalizar con una infusión de hierbas (tisanas) que ayude a hacer la digestión”, han añadido.

Publicado en El Periódico.com:
http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=674712&idseccio_PK=1021