Las 6 dietas estrella de las ´celebrities´

Las siguen Eva Longoria, Beyoncé, o la reina Letizia entre otras

El buen tiempo ya ha llegado y con él la alargada sombra de la operación bikini comienza a hacerse más fuerte.
La Gaceta de Salamanca / EP

operación bikini en marchaEl verano está a la vuelta de la esquina. Las mini faldas, los shorts, el bikini y los crop top piden a gritos salir de nuestro armario para volver a nuestras vidas, pero ¿estamos preparadas?

Después de unos meses en los que los dulces y los excesos han sido protagonista de nuestra dieta, toca quemar lo ganado para lucir un cuerpo 10. InTouch nos trae las seis dietas estrella que las celebs ya han puesto en práctica, una operación bikini que en algunos casos puede llevar a ser bastante estrafalaria.

DIETA LIBRE DE AZÚCAR
Esta dieta consiste en la limitación de todos los alimentos que contengan azúcar, incluso el añadido. “El azúcar enmascara tu control normal sobre el apetito, llevando a tu metabolismo a convertirlo en grasa”, explica la revista. Eva Longoria, Jennifer Lopez y Gwyneth Paltrow son algunas de las famosas que le han plantado cara al azúcar.

DIETA DEL PUÑO
Sofía Vergara o Charlize Theron son dos de las famosas que llevan a cabo esta dieta. Asesorada por un nutricionista, consiste en comer únicamente los alimentos que te caben en un puño, haciendo cinco comidas al día más ligeras en lugar de tres más fuertes.

DIETA DE SUSTITUCIÓN
Este plan consiste en sustituir los alimentos que tengan más carga calórica por frutas o verduras. Kim Kardashian, Beyoncé y Jessica Alba siguen esta dieta para tener un cuerpo diez.
Eso sí, como recuerda InTouch existen dos versiones de esta dieta: una temporal y otra en la que la fruta y verdura es el alimento principal pero sin eliminar otros nutrientes importantes como la proteína.

DIETA DE LOS ZUMOS
Los zumos son uno de los grandes aliados de las celebs. Miranda Kerr o Dakota Johnsson han sido fotografiadas paseando por la calle con sus famosos botes verdes. Pero no son las únicas, Jennifer Lopez desveló hace unos meses cómo era su receta ideal para perder peso.
Este fervor en Hollywood por los zumos naturales pueden hacerse en casa y son una manera alternativa de consumir frutas y verduras, pero licuadas.

DIETA DEL GRUPO SANGUÍNEO
Esta dieta fue creada en los años noventa por el doctor Peter J. D’Adams y se basa en el concepto de consumir los alimentos que mejor van con tu grupo sanguíneo. Si eres del grupo 0 procesarías mejor las proteínas animales y peor los lácteos, mientras que el grupo A necesitaría más frutas y verduras. Natalia Vodianova y Demi Moore son dos seguidores acérrimas de esta dieta.

DIETA PERRICONE
La dieta que ha puesto de moda la Reina Letizia fue creada por doctor Perricone, y Uma Thurman o Eva Mendes son incondicionales de ella.
Este régimen se basa en eliminar cierto tipos de alimentos que causan la flacidez, como el arroz, azúcar, café, zumos envasados o los productos light; para dar un protagonismo mayor a los lácteos naturales, el salmón salvaje y los copos de avena.

La dieta del vino y del jamón ayuda a perder de cuatro a seis kilos en un mes

  • ¿Te imaginas poder perder peso incluyendo en tu dieta dos alimentos tan sabrosos como el vino y el jamón? Descubrimos las claves de esta dieta, de la mano de su creador, el experto en nutrición, Rubén Bravo.
dieta del vino y el jamónLa dieta del vino y del jamón es un régimen diseñado para perder entre cuatro y seis kilogramos en cuatro semanas, aunque como explica su creador, Ruben Bravo, experto en nutrición y gastronomía del Instituto Médico Europeo de la Obesidad, es importante tener en cuenta las instrucciones nutricionales individuales previstas para mujeres, hombres o deportistas.

Se basa en el consumo diario de dos superalimentos: el vino y el jamón. “Tanto el jamón ibérico como el vino tinto son dos alimentos con demostradas propiedades para la salud, y que en un consumo moderado y pautado nos ayudarán a prevenir multitud de enfermedades del corazón y degenerativas, al mismo tiempo que notaremos su efecto reconstituyente, aportándonos una sensación de vitalidad diurna y descanso nocturno”, resalta Rubén Bravo. Es recomendable en primavera, pues ayuda a combatir la astenia primaveral.

Las bondades del vino

Está demostrado que tomar vino tinto con moderación puede reducir el riesgo de enfermedad coronaria, arterioesclerosis, Alzhéimer o demencia, según explica el experto de IMEO. Su consumo durante miles de años le ha atribuido los efectos de elixir de larga vida gracias a su capacidad de retrasar el envejecimiento celular del organismo.

Tal como recuerda Bravo, el francés Serge Renaud afirmó en el Congreso Vinsalud del 2002 en Santiago de Chile que las personas hipertensas que consumen vino tinto con frecuencia pero con moderación, reducen hasta un 40% el riesgo de mortalidad por episodios cardiovasculares. Igualmente desde que en 1997 se publicase en la revista Science un trabajo de la Universidad de Ilinois sobre la capacidad del resveratrol como inhibidor de las células cancerígenas, se han produciendo multitud de estudios posteriores contrastando estas afirmaciones.

Los beneficios del jamón

El jamón, por su parte, es una fuente de hierro y vitaminas del grupo B, necesarias para el funcionamiento del sistema nervioso, el cerebro y para mantener la masa muscular sin carencias en aminoácidos esenciales. El perfil lipídico del jamón ibérico destaca por su bajo contenido en grasas saturadas y un alto contenido en ácidos grasos monoinsaturados como el ácido oleico, que favorece la salud cardiovascular.

Los estudios que apoyan los beneficios del jamón ibérico para prevenir y mejorar las enfermedades del corazón son más recientes que los del vino tinto, y rompen con la controversia entre profesionales que lo encuadraban como perjudicial, y el grupo de especialistas como Rubén Bravo, autor de la dieta, que lo defendían argumentando que no es cierto que eleve los triglicéridos, engorde y favorezca la hipertensión… Su efecto es todo lo contrario, tal como demostró en febrero de 2015 un estudio realizado por el Hospital Ramón y Cajal donde comprobaban sus beneficios sobre la memoria, en su reducción de la tensión arterial, y como potente vasodilatador proporcionando un importante efecto antioxidante, según reveló José Sabán, responsable de la Unidad de Endotelio y Medicina Cardiometabólica del hospital madrileño.

Jamón y vino: cómo, cuánto y cómo  

El jamón de bellota es la mejor opción entre los ibéricos, ya que es un alimento bajo en grasas menos saludables, con un complejo de vitaminas muy elevado y con un 50 por ciento más de proteínas de alta biodisponibilidad que el resto de carnes frescas. “Pautamos unos 120 gramos tanto para hombres como para mujeres, distribuidos en desayuno y cena, y unos 150 gramos para aquellos que practiquen deporte, aunque comenzaremos a disfrutar sus efectos terapéuticos a partir de los 50 gramos al día”, según indica el experto del IMEO.

Todos los días durante las cuatro semanas de la dieta se incluye el vino tinto y el jamón ibérico, al mismo tiempo que una gran variedad de alimentos nacionales preparados, en su mayoría, de manera tradicional.

“El jamón ibérico se puede añadir de forma habitual como picoteo o aperitivo en las cenas, una costumbre que cada vez observamos más en las consultas, sobre todo en personas muy ocupadas y con falta de tiempo para preparar platos más elaborados”, sugiere el experto.

Lo que no puede faltar y lo que debes evitar

DESAYUNO: El desayuno no se puede omitir y en él no puede faltar el pan, el jamón y la fruta. Los ingredientes y la cantidad varían en función del sexo y la condición física de la persona, según revela Rubén Bravo. El café, a ser posible, debe ser descafeinado y se puede acompañar de leche desnatada. Por regla general en esta dieta se evitan el plátano, el mango y el melón, porque aportan más calorías por 100 gramos que la mayoría de las frutas. A cambio, se aconsejan la manzana, la naranja, la pera, las fresas o el melocotón.

COMIDA: A la hora de la comida no puede faltar la verdura, ya sea en forma de ensalada o puré, rehogada o al horno. El plato principal puede ser pescado o carne, de lo más variado: salmón, anchoas, rape, merluza, panga, sepia, almejas, bacalao, atún, pollo, pavo, conejo, ternera y solomillo de buey o carne magra de cerdo, opciones acordes con el estilo saludable mediterráneo.

MERIENDA: Descafeinado con leche, yogur y dos nueces son la combinación perfecta para la merienda. Los lácteos en esta dieta siempre son desnatados (0% grasa). De esta manera aportamos proteínas de alto valor biológico, hidratos de carbono con alto contenido en fibra y grasas cardioprotectoras.

CENA: En la cena no puede faltar el caldo (de puchero, de verdura o pollo), dos lonchas de jamón ibérico (unos 15 gramos cada) y una cantidad determinada (80-150 gramos) de carne (pollo, pavo, cerdo o ternera) o pescado/marisco (emperador, boquerones, sardinas, melva, ventresca de bonito, atún, palitos de cangrejo, mejillones, pulpo, sepia). Para finalizar el día los expertos del IMEO sugieren tomar una onza de chocolate negro puro (sin leche, ni azúcar), para beneficiarnos de su efecto antioxidante y anti arteriosclerosis.

Se aconseja evitar el pan en la comida y cena. Este alimento queda reservado para el desayuno, el momento del día donde nuestro organismo requiere de mayor aporte energético, pues la Dieta del Vino y el Jamón ha sido configurada bajo los patrones de la ritmonutrición basados en los ciclos del biorritmo humano, una tendencia que ya se apuntaba en nuestro refranero tradicional: “Desayunar como un rey, comer como un príncipe y cenar como un mendigo”.

TIPO DE VINO

Para beber, recuerda que puedes beber agua sin límite. En cuanto al vino, el patrón de consumo diario recomendado de tinto es de una copa de 150 ml en el caso de las mujeres y hasta dos copas de la misma cantidad en los hombres, repartida en la comida y la cena.

El vino debe ser tinto, según aconseja Rubén Bravo, quien explica que la potente terapéutica del resveratrol y los taninos se encuentran principalmente en la piel de la uva, y en el caso del vino tinto la maceración en su proceso de elaboración se realiza con la uva completa, algo que no ocurre con el vino blanco y sólo se realiza en la fase inicial en el vino rosado.

Dentro de los vinos tintos recomienda los elaborados con la variedad de uva Pinot Noir, Merlot y Tempranillo, al encontrarse entre las tres variedades con más concentración de resveratrol (Pinot Noir 6,25 mg. por litro, Merlot 5,05 mg. por litro y Tempranillo 4,14 mg. por litro). Como ejemplos, Rubén Bravo cita el Marques de Vargas (Reserva Privada 2005) elaborado con Tempranillo, Mazuelo, Garnacha y otras, o el Conde de San Cristobal (D.O. Ribera del Duero) con Cabernet Sauvignon y Merlot.

Dieta Prosciutto iberico e vino

thumb_20Durata: 4 settimane
Perdita di peso approssimativa: tra i 4 ed 6 kg.
Dipenderà dalla corporatura, il sesso e l’attività fisica.
Jamonify.com

La Dieta del Vino e del Prosciutto Ibérico
Buona per il palato, buona per il cuore

E’ stata creata dal Dottor Ruben Bravo, Naturopata esperto in Nutrizione ed avallata dagli specialisti in nutrizione dell’Istituto medico Europeo di Obesità (IMEO).
INDICAZIONI

E’ una dieta ipocalorica ricca di frutta, verdure e proteine salutari. Non vuole sostituire o rimpiazzare i consigli o le indicazioni del proprio medico. Se sta prendendo alcune medicine o se è affetto da alcune malattie, prima di iniziarela Dietadel Vino e del Prosciutto, consulti il suo medico e segua sempre le sue istruzioni.

IMPORTANTE

Il consumo giornaliero raccomandato di vino rosso è di una calice di 150 ml. nel caso delle donne e di 200 ml per gli uomini, suddivisi in due pasti.

Si proibisce espressamente il consumo del vino rosso, visto che si tratta di una bevanda alcolica, e si richiede sempre un controllo dei sensi con apposito macchinario, prima di guidare o di fare qualsiasi attività fisica o intellettuale; si ricorda che la causa principale di incidenti e di investimenti è dovuto al consumo irresponsabile di alcol.

QUESTA DIETA NON E’ INDICATA PER:

Le donne incinta o in fase di allattamento, i minori di 18 anni in periodo di sviluppo.

Le bontà del vino rosso

Potente protettore cardiovascolare

Riduce il rischio di malattie coronarie poiché diminuisce la quantità di Colesterolo LDL (Colesterolo cattivo) e migliora la produzione delle lipoproteine di alta densità (Colesterolo HDL o Buono). Per un’altra parte previene la comparsa della temuta Arteriosclerosi poiché potenzia la concentrazione dell’Ossido Nitrico, fondamentale nel regolare il tono vascolare.

Riduzione del rischio di morte a causa di numerose malattie

Grazie ai suoi potenti polifenoli antiossidanti come il tanino o il Resveratrol.

Trombosi

Attribuiamo a questa bevanda dei benefici antitrombotici ed anticoagulanti, poiché diminuisce nei suoi consumatori i livelli di fibrinogeni i quali causano la formazione di coaguli sanguinei.

Favorisce il sonno ed il riposo profondo

Il consumo moderato insieme all’assunzione di alimenti produrrà una leggera diminuzione della pressione arteriale e del sistema nervoso centrale, provocando sensazioni di sonnolenza e rilassamento, indicato in quelle persone che soffrono di insonnia e stress.

Grande neuro protettore

Riduce consideratamente il rischio di soffrire di malattie degenerative cognitive come l’Alzheimer ola Demenzasenile.

Le bontà del Prosciutto Ibérico

Diminuisce i Trigliceridi ed il Colesterolo

Lo rivelano degli studi realizzati dal Professor José E. Campillo della Facoltà di Medicina dell’Università di Extremadura, studio fatto su di un campione ristretto ed una assunzione giornaliera di 120gr.

Composizione grassa eccellente

Possiede un tasso inferiore di colesterolo (da30 a40mg/100gr) rispetto alla carni magre come il pollo o il tacchino, o ai pesci come il merluzzo o il baccalà.

Importante fonte nutritiva

Sia per la sua elevata composizione di proteine di alto valore biologico, sia per i suoi alti livelli di vitamine del gruppo B e di ferro, è un alimento perfetto per mantenere la massa muscolare senza carenze di aminoacidi essenziali.

GIORNO 1

COLAZIONE

Colazione per gli sportivi

Caffè con latte scremato
Una fetta di pane integrale con frittata francese fatta con 1 uovo intero e 2 chiare, più 2 fette di prosciutto iberico a pezzetti.
Un frutto

Colazione per gli uomini

Caffè con latte scremato
Una fetta di pane integrale con un goccio d’olio d’oliva extravergine
2 fette di prosciutto iberico
Un frutto (tranne la banana, il mango ed il melone)

Colazione per le donne

Caffè con latte scremato
2 fette biscottate integrali conun goccio d’olio d’oliva extravergine
2 fette di prosciutto iberico
Un frutto (tranne la banana, il mango ed il melone)

METÀ MATTINA

Un frutto (tranne la banana, il mango ed il melone)
2 noci

PRANZO

BERE: Un calice di vino rosso (150ml) SOLO PER GLI UOMINI
EVITARE: il pane
MANGIARE: Melanzana ripiena con carne macinata (metà di vitello e metà di pollo) condita con pomodori triturati e gratinati ed una fetta di sottiletta light

MERENDA

Merenda per gli sportivi

Uno yogurt scremato
1 fetta biscottata integrale con pomodoro
2 fette di prosciutto iberico
2 noci

Merenda per gli uomini

Un decaffeinato con latte o un infuso rilassante
Uno yogurt scremato
2 noci

Merenda per le donne

Un decaffeinato con latte o un infuso rilassante
Uno yogurt scremato
Un quadratino di cioccolato fondente

CENA

BERE: Un calice di vino rosso (150ml) UOMINI E DONNE
EVITARE: il pane
MANGIARE: Un piatto di brodo di verdure, 2 fette di prosciutto iberico, 100 gr. di seppie alla griglia con aglio e prezzemolo
DOLCE: Un quadratino di cioccolato fondente

GIORNO 2

COLAZIONE

Colazione per gli sportivi

Caffè con latte scremato
Una fetta di pane integrale con frittata francese fatta con 1 uovo intero e 2 chiare, più 2 fette di prosciutto iberico a pezzetti.
Un frutto

Colazione per gli uomini

Caffè con latte scremato
Una fetta di pane integrale con un goccio d’olio d’oliva extravergine
2 fette di prosciutto iberico
Un frutto (tranne la banana, il mango ed il melone)

Colazione per le donne

Caffè con latte scremato
2 fette biscottate integrali conun goccio d’olio d’oliva extravergine
2 fette di prosciutto iberico
Un frutto (tranne la banana, il mango ed il melone)

METÀ MATTINA

Un frutto (tranne la banana, il mango ed il melone)
2 noci

PRANZO

BERE: Un calice di vino rosso (150ml) SOLO UOMINI
EVITARE: il pane
MANGIARE: Bieta ripassata con olio d’oliva, aglio e 10 pinoli
Un quarto di pollo al forno (senza pelle) con un tocco di limone

MERENDA

Merenda per gli sportivi

Uno yogurt scremato
1 fetta biscottata integrale con pomodoro
2 fette di prosciutto iberico
2 noci

Merenda per gli uomini

Un decaffeinato con latte o un infuso rilassante
Uno yogurt scremato
2 noci

Merenda per le donne

Un decaffeinato con latte o un infuso rilassante
Uno yogurt scremato
Un quadratino di cioccolato fondente

CENA

BERE: Un calice di vino rosso (150ml) UOMINI E DONNE
EVITARE: il pane
MANGIARE: Un piatto di brodo, 2 fette di prosciutto iberico, 1 scatoletta di tonno con olio scolato
DOLCE: Un quadratino di cioccolato fondente

GIORNO 3

COLAZIONE

Colazione per gli sportivi

Caffè con latte scremato
Una fetta di pane integrale con frittata francese fatta con 1 uovo intero e 2 chiare, più 2 fette di prosciutto iberico a pezzetti.
Un frutto

Colazione per gli uomini

Caffè con latte scremato
Una fetta di pane integrale con un goccio d’olio d’oliva extravergine
2 fette di prosciutto iberico
Un frutto (tranne la banana, il mango ed il melone)

Colazione per le donne

Caffè con latte scremato
2 fette biscottate integrali conun goccio d’olio d’oliva extravergine
2 fette di prosciutto iberico
Un frutto (tranne la banana, il mango ed il melone)

METÀ MATTINA

Un frutto (tranne la banana, il mango ed il melone)
2 noci

PRANZO

BERE: Un calice di vino rosso (150ml) SOLO UOMINI
EVITARE: il pane
MANGIARE: Crema di zucca e porro con del formaggino light.
Hamburger di tacchino alla piastra.

MERENDA

Merenda per gli sportivi

Uno yogurt scremato
1 fetta biscottata integrale con pomodoro
2 fette di prosciutto iberico
2 noci

Merenda per gli uomini

Un decaffeinato con latte o un infuso rilassante
Uno yogurt scremato
2 noci

Merenda per le donne
Un decaffeinato con latte o un infuso rilassante
Uno yogurt scremato
Un quadratino di cioccolato fondente

CENA

BERE: Un calice di vino rosso (150ml) UOMINI E DONNE
EVITARE: il pane
MANGIARE: Un piatto di brodo di pollo, 2 fette di prosciutto iberico, 100gr di mortadella con olio d’oliva
DOLCE: Un quadratino di cioccolato fondente

GIORNO 4

COLAZIONE

Colazione per gli sportivi
Caffè con latte scremato
Una fetta di pane integrale con frittata francese fatta con 1 uovo intero e 2 chiare, più 2 fette di prosciutto iberico a pezzetti.
Un frutto

Colazione per gli uomini
Caffè con latte scremato
Una fetta di pane integrale con un goccio d’olio d’oliva extravergine
2 fette di prosciutto iberico
Un frutto (tranne la banana, il mango ed il melone)

Colazione per le donne
Caffè con latte scremato
2 fette biscottate integrali conun goccio d’olio d’oliva extravergine
2 fette di prosciutto iberico
Un frutto (tranne la banana, il mango ed il melone)

METÀ MATTINA

Un frutto (tranne la banana, il mango ed il melone)
2 noci
PRANZO
BERE: Un calice di vino rosso (150ml) SOLO UOMINI
EVITARE: il pane
MANGIARE: Peperoni ripieni di carne macinata (metà di vitello, metà di pollo), cipolle al forno

MERENDA

Merenda per gli sportivi
Uno yogurt scremato
1 fetta biscottata integrale con pomodoro
2 fette di prosciutto iberico
2 noci
Merenda per gli uomini
Un decaffeinato con latte o un infuso rilassante
Uno yogurt scremato
2 noci

Merenda per le donne
Un decaffeinato con latte o un infuso rilassante
Uno yogurt scremato
Un quadratino di cioccolato fondente

CENA

BERE: Un calice di vino rosso (150ml) UOMINI E DONNE
EVITARE: il pane
MANGIARE: Minestrone, 2 fette di prosciutto iberico, 150gr. di pesce spada alla griglia
DOLCE: Un quadratino di cioccolato fondente

GIORNO 5

COLAZIONE

Colazione per gli sportivi
Caffè con latte scremato
Una fetta di pane integrale con frittata francese fatta con 1 uovo intero e 2 chiare, più 2 fette di prosciutto iberico a pezzetti.
Un frutto

Colazione per gli uomini
Caffè con latte scremato
Una fetta di pane integrale con un goccio d’olio d’oliva extravergine
2 fette di prosciutto iberico
Un frutto (tranne la banana, il mango ed il melone)

Colazione per le donne
Caffè con latte scremato
2 fette biscottate integrali conun goccio d’olio d’oliva extravergine
2 fette di prosciutto iberico
Un frutto (tranne la banana, il mango ed il melone)

METÀ MATTINA

Un frutto (tranne la banana, il mango ed il melone)
2 noci

PRANZO

BERE: Un calice di vino rosso (150ml) SOLO UOMINI
EVITARE: il pane
MANGIARE: Lesso di carne e verdure con ceci, brodo di prosciutto, vitello e salsicce sgrassate

MERENDA

Merenda per gli sportivi
Uno yogurt scremato
1 fetta biscottata integrale con pomodoro
2 fette di prosciutto iberico
2 noci

Merenda per gli uomini
Un decaffeinato con latte o un infuso rilassante
Uno yogurt scremato
2 noci

Merenda per le donne
Un decaffeinato con latte o un infuso rilassante
Uno yogurt scremato
Un quadratino di cioccolato fondente

CENA

BERE: Un calice di vino rosso (150ml) UOMINI E DONNE
EVITARE: il pane
MANGIARE: Brodo, 2 fette di prosciutto iberico, 5 granchi alla piastra
DOLCE: Un quadratino di cioccolato fondente

GIORNO 6

COLAZIONE

Colazione per gli sportivi
Caffè con latte scremato
Una fetta di pane integrale con frittata francese fatta con 1 uovo intero e 2 chiare, più 2 fette di prosciutto iberico a pezzetti.
Un frutto

Colazione per gli uomini
Caffè con latte scremato
Una fetta di pane integrale con un goccio d’olio d’oliva extravergine
2 fette di prosciutto iberico
Un frutto (tranne la banana, il mango ed il melone)

Colazione per le donne
Caffè con latte scremato
2 fette biscottate integrali conun goccio d’olio d’oliva extravergine
2 fette di prosciutto iberico
Un frutto (tranne la banana, il mango ed il melone)

METÀ MATTINA

Un frutto (tranne la banana, il mango ed il melone)
2 noci

PRANZO

BERE: Un calice di vino rosso (150ml) SOLO UOMINI
EVITARE: il pane
MANGIARE: Insalata con lattuga, pachino, una scatoletta di tonno, zucchine soffritte, 3 chele di granchio

MERENDA

Merenda per gli sportivi
Uno yogurt scremato
1 fetta biscottata integrale con pomodoro
2 fette di prosciutto iberico
2 noci

Merenda per gli uomini
Un decaffeinato con latte o un infuso rilassante
Uno yogurt scremato
2 noci

Merenda per le donne
Un decaffeinato con latte o un infuso rilassante
Uno yogurt scremato
Un quadratino di cioccolato fondente

CENA

BERE: Un calice di vino rosso (150ml) UOMINI E DONNE
EVITARE: il pane
MANGIARE: Brodo, 2 fette di prosciutto iberico, 1 polletto alla piastra
DOLCE: Un quadratino di cioccolato fondente

GIORNO 7

COLAZIONE

Colazione per gli sportivi
Caffè con latte scremato
Una fetta di pane integrale con frittata francese fatta con 1 uovo intero e 2 chiare, più 2 fette di prosciutto iberico a pezzetti.
Un frutto

Colazione per gli uomini
Caffè con latte scremato
Una fetta di pane integrale con un goccio d’olio d’oliva extravergine
2 fette di prosciutto iberico
Un frutto (tranne la banana, il mango ed il melone)

Colazione per le donne
Caffè con latte scremato
2 fette biscottate integrali conun goccio d’olio d’oliva extravergine
2 fette di prosciutto iberico
Un frutto (tranne la banana, il mango ed il melone)

METÀ MATTINA

Un frutto (tranne la banana, il mango ed il melone)
2 noci

PRANZO

BERE: Un calice di vino rosso (150ml) SOLO UOMINI
EVITARE: il pane
MANGIARE: Funghi ripassati con pezzetti di prosciutto iberico. Bistecca di vitello alla piastra con un po’ di mostarda Dijon

MERENDA

Merenda per gli sportivi
Uno yogurt scremato
1 fetta biscottata integrale con pomodoro
2 fette di prosciutto iberico
2 noci

Merenda per gli uomini
Un decaffeinato con latte o un infuso rilassante
Uno yogurt scremato
2 noci

Merenda per le donne
Un decaffeinato con latte o un infuso rilassante
Uno yogurt scremato
Un quadratino di cioccolato fondente

CENA

BERE: Un calice di vino rosso (150ml) UOMINI E DONNE
EVITARE: il pane
MANGIARE: Minestrone, 2 fette di prosciutto iberico, 100gr di polipo condito con sale grosso, pepe ed olio d’oliva
DOLCE: Un quadratino di cioccolato fondente

Los errores más comunes que cometemos antes de empezar una dieta (y durante)

  • ¿Sabías que para adelgazar hay que comer? ¿Y que solo con una consulta es suficiente para elaborar una dieta personalizada?
  • Con la ayuda del doctor Rubén Bravo, del Instituto Médico Europeo de la Obesidad, hemos elaborado un decálogo de los fallos más comunes.

Mujer.es, por Piluca Santos Operacion-biquini_TINIMA20150424_0623_20Quedan menos de dos meses para que oficialmente dé comienzo el verano, pero antes llegarán los días de calor. Y en ese momento llegan los arrepentimientos: ¿por qué no me habré cuidado el resto del año? Sin embargo, aún estamos a tiempo de cambiar hábitos y estar (más) perfecta para las jornadas interminables de piscina o en la playa. Eso sí, antes de ponerte a dieta, lee con atención los consejos de Rubén Bravo, especialista en nutrición del Instituto Médico Europeo de la Obesidad, porque sin saberlo, puedes estar comentiendo muchos errores. 1. No acudir a un especialista.  Una sola consulta es suficiente para elaborar una dieta y  un plan de mantenimiento. “Cualquier persona que quiera perder más de dos o tres kilos debería ponerse en manos de un experto. Es la única manera de que la pérdida de peso sea efectiva, que sea de grasa y no de masa muscular y agua”, apunta el doctor. 2. Escoger una dieta milagro. Queremos resultados a corto plazo y olvidamos que todo sacrificio acaba en recompensa. “El sacrificio solo se puede hacer un tiempo limitado. La gente prefiere un sacrificio más extremo en menos tiempo que cuidarse día a día”, declara Rubén Bravo. 3. Obviar los peligros de una dieta milagro. Se pierde masa muscular y se gana grasa; nuestro organismo se vuelve menos efectivo y podemos engordar en cuanto un día nos pasemos, aunque estemos haciendo una dieta de 1000 o 1100 kilocalorías; desnutrición por la falta de minerales, vitaminas y proteínas que a largo plazo producen problemas tan graves como la alopecia androgénica, cáncer por la disminución del sistema inmunitario, enfermedades degenerativas, cerebrales, articulares, musculares y aparición de colesterol, diabetes de tipo dos e hipertensión. 4. Adelgazar y perder peso no es lo mismo. Adelgazar es perder grasa, mientras que cuando solo pierdes peso reduces la masa muscular y el agua de tu cuerpo, pero la grasa sigue estando ahí. 5. Fiarse de las dietas que prometen bajar un kilo por día. “Ningún cuerpo tiene capacidad para conseguirlo, es una fórmula matemática muy sencilla. Para perder un kilo de grasa hay que crear un déficit de 7000 kcal. Una mujer, aunque no comiera nada y que consumiera 2000 calorías, perdería un kilo en 3 días”, dice el portavoz de IMO. 6. Creer que ayuno es efectivo. Aunque suena extraño, para adelgazar hay que comer. “En cuanto nuestro cuerpo se dé cuenta de que le estamos obligando a perder peso, se preparará para la época de hambruna y almacenará energía, así que la pérdida de peso no sería efectiva”, dice. 7. No hacer el ejercicio. Sí se puede adelgazar sin deporte, pero con el ejercicio se consiguen beneficios que solo con dieta no, como alcanzar el equilibrio emocional, disminuir la sensación de hambre, además se aumenta la masa muscular, se reduce el colesterol, se mejora la presión, se fortalece el corazón y se regulan niveles de azúcar en sangre. 8. Consumir fruta y verdura por la noche. Son siempre necesarias, pero podrían aumentar demasiado los niveles de azúcar en sangre. Lo más recomendable es consumirlas de seis de la mañana a seis de la tarde, que es cuando nuestro cuerpo está más activo. “Por la noche nuestro cuerpo entra en proceso de sistema inmunitario, se regenera, y necesita nutrientes estructurales: proteínas y grasas metabólicas, pescado,  pollo, jamón ibérico (es lo mejor que puede cenar) y una cantidad muy moderada de verdura”. La clave está en desayunar como un rey, comer como un príncipe y cenar como un mendigo.  9. Eliminar el alcohol. El alcohol tiene azúcar, pero no todos los alcoholes la contienen en la misma proporción. “He elaborado una dieta para perder entre cuatro y seis kilos en un mes, la del jamón ibérico y el vino.  Sí se puede tomar vino haciendo dieta (una copa las mujeres y dos los hombres) a diario, que además en antioxidante y te ayuda a dormir”. 10. Fijarnos en las dietas de las celebrities. Las dietas más buscadas o pregonadas por las celebrities no siempre son la mejor opción. Lo confirma la última clasificación de Google España que les asigna orden en función de su popularidad, pero esto no significa que son las más adecuadas para perder peso. La dieta Perricone, por ejemplo, que últimamente se ha relacionado con el nombre de la Reina Letizia, es la segunda más revisada por los peninsulares y la única de la lista que, a nivel mundial, es señalada por los nutricionistas unánimemente como “buena para la salud”. Sin embargo, la dieta 5.2 que parece en el tercer lugar no se puede recomendar como opción saludable, por riesgo existente de hipoglucemia, problemas digestivos o estreñimiento.

Queen Letizia’s diet ‘one of the healthiest’, say nutritionists

News Gnom
La Reina Letizia, foto Gtres, La RazónDESPITE ongoing media attention about Queen Letizia’s slender frame and speculations about eating disorders, nutritionists say the diet followed by King Felipe’s wife is one of the healthiest on record.

The former TV reporter, who became Queen in July when her husband was crowned Felipe VI, has suffered criticism in glossy magazines for being very slim and unfounded claims about anorexia – despite other women in her family having a very similar frame, showing her slight build is likely to be genetic.

But Dr Rubén Bravo of the European Medical Institute for Obesity (IMEO) says he and his team of 30 experts have studied over 150 so-called ‘miracle weight-loss’ diets and conclude that the Queen’s régime is highly nutritious.

The Perricone Diet ‘puts healthy eating ahead of weight loss as a priority’, Dr Bravo explains.

There may be a thousand and one ways of losing weight, but the end does not always justify the means, because you need to think about what’s good for your health long-term and not fall into a vicious circle of rebound weight gain, metabolism disorders and other risks that counteract the effectiveness of different slimming plans,” says the nutritionist.

He and other specialists at the IMEO have found just five diets which work well, with the Perricone régime at the top of the list.

The healthiest slimming plans are those which aim for a moderate weight loss of no more than 1lb to 2lb, or half a kilo to a kilo a week, which are easy to stick to long-term and do not lead to rebound weight gain, Dr Bravo explains.

These diets include practically every food group, but with reduced quantities, and help to re-educate those who follow them by teaching them how to eat properly and lead a healthy lifestyle.

The Perricone diet includes all food groups, but reduces some and increases others depending upon the individualin order to prevent inflammation and oxidation of cells, which helps slow down the process of wrinkles forming and keeps infections at bay.

A good diet, in my view, centres much more on being healthy than on how many kilos you can lose in how many days,” insists Dr Bravo.

In principle, with a good diet plan, you can eat the majority of foods, but the Perricone diet places priority on certain ones that you should eat every day – such as fresh salmon, forest fruits, green vegetables, porridge and extra-virgin olive oil – meaning its benefits also show up in the skin, in a feeling of general vitality, and in slowing down the outward signs of ageing.”

Other diets recommended by the IMEO, which in principle do not sound very healthy, include the ‘ceviche plan’ which is followed by Princess Catherine, or Kate Middleton, Duchess of Cambridge.

This involves eating practically everything raw – salad, fruit, gazpacho, almond milk, goji berries and ‘lots of’ raw fish, although the latter should be handled with great care and fruit and vegetables should be washed thoroughly, Dr Bravo says.

A slightly extreme-sounding diet which is said to be healthy for short-term weight loss is the ‘2.3.2 plan’, according to the IMEO.

It allows the person following it to lose between 4.5 and six kilos (10lb to a stone) in three weeks, depending upon constitution, gender and level of physical activity.

Two days of healthy eating adapted to the body’s ‘biorhythm’ – a large breakfast containing mostly carbohydrates, a medium-sized lunch containing vegetables and protein, and supper of a low-fat soup and a fat-free yoghurt – are followed by three days of ‘detox’, eating the minimum calorie intake required, said to be 800 calories, made up of ‘purifying’ vegetables, vitamin-rich fruit, easily-digestible proteins, dark chocolate, fat-free dairy produce and even red wine.

The final two days involve ‘normal’ eating, and are normally on a weekend, with beans and pulses, pasta, rice and potatoes included, as well as a home-made dessert, but always in smaller-than-usual portions.

Two others are the ‘Bioprotein Diet’ and the ‘Dissociated Diet’ – the first being recommended for women going through the menopause where a high level of vegetable and fruit consumption does not always translate to weight loss, and the second being ‘food combining’, or not mixing consumption of protein, fat and carbohydrates, and leaving at least four hours between each meal.

Otherwise, the best dietary advice nutritionists tend to give is to eat five varied portions of fruit and vegetables, six of complex carbohydrates – ideally high-fibre, wholemeal or wholegrain varieties – between half and one litre of milk a day, one portion of lean protein and two litres of water, and to take 15 to 30 minutes of light exercise, such as walking, every day.

Cutting out entire food groups is not recommended and protein-only diets are generally frowned upon by nutritionists.

In general, they recommend eating a balanced diet, but reducing the portions when trying to lose weight and never to aim for more than 2lb, or a kilo, a week at the very most.

 

 

Ortorexia: ¿Por qué es peligroso comer demasiado sano?

Comer demasiado sano puede convertirse en una grave enfermedad. Se llama ortorexia y, según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud, afecta ya al 28 por ciento de la población mundial.
Qué, por Diana García Bujarrabal

anorexiaDicen los grandes filósofos que en el equilibrio está la virtud. Los excesos no son buenos, y mucho menos cuando hablamos de la salud. Sin embargo, en los países desarrollados la obsesión por la buena salud y la figura están desembocando en una enfermedad de nuevo cuño: la ortorexia.

“Hace cinco años se veían muy pocos casos y ahora se ven muchos, son entre el 15 y 20 por ciento de los casos que atendemos”,  cuenta Rubén Bravo, experto en nutrición y portavoz del Instituto Médico Europeo de la Obesidad. Pero, ¿en qué consiste la ortorexia?, ¿qué comportamientos tienen quienes padecen esta enfermedad?

Han tenido éxito en una dieta anterior:

El perfil más habitual del ortoréxico, según Bravo, es la persona que ha tenido éxito en una dieta anterior y tiene un miedo atroz, irracional, a recuperar el peso. “El cambio a veces es en poco tiempo, hay gente que pierde 40 kilos en dos años y les cuesta acostumbrarse a su nuevo yo”. De repente, un cambio de alimentación les ha dado la felicidad. “Son como mariposas que han salido del capullo, dse ven guapos, recuperan sus relaciones sociales, tienen éxito…”. A prtir de ahí se desarrolla la obsesión.

Cuentan cuantas veces mastican….

Además de preocuparse por lograr siempre los alimentos más sanos según el último estudio, los ortoréxicos desarrollan comportamientos extraños. Por ejemplo, cuentan cuantas veces mastican cada bocado o dejan de beber agua durante las comidas de forma radical. “Cada ortoréxico tiene su propia teoría de lo que es comer sano. Pero los instauran con muchas fuerza”.

Asegura Bravo que algunos llegan a irse a vivir al campo “para cultivar su propia comida”.

Se enfadan si les cuestionan:

Esta forma tan extraña de manejarse con la comida suele terminar provocando muchos problemas en sus relaciones sociales, sobre todo con el entorno más cercano. El problema es que, además, ante cualquier crítica el ortoréxico responde con cierta agresividad. “Creen en lo que hacen, piensan que es lo mejor. Son personas con un ego muy alto que se ven por encima de los demás”, describe Bravo. De hecho, si pueden intentan imponer a los demás su forma de comer.

Una enfermedad de personas racionales:

La ortorexia es una enfermedad típica de un perfil muy racional: todas las decisiones que toma un ortoréxico las basa en el último estudio nutricional publicado en las revistas médicas más conocidas o bien en opiniones de nutricionistas que ha rastreado por Internet. El ortoréixco está plenamente convencido de que está en posesión de la verdad.

Una enfermedad cara:

La ortorexia sale cara. No solo por las limitaciones que impone al enfermo, o por lo que afecte a sus relaciones con amigos y familiares. Los complementos alimenticios, los productos orgánicos y ecológicos, en general, la compra de herbolario es más cara de lo habitual. Normalmente es una enfermedad de un perfil socioeconómico medio-alto.

Muy difícil de tratar:

Precisamente por su carácter hiperrracional la ortorexia es muy difícil de tratar. “Se necesita un nutricionista muy preparado, a la última. Que tire por tierra todas sus teorías”. Tanto más cuanto que normalmente van al tratamiento “a regañadientes”.

Para curarlos se trabaja desde el aspecto nutricional y el psicológico un mínimo de seis meses y, a veces, toda la vida. Los trastornos alimentarios son así, siempre que hay un problema en su vida la persona tiende a recaer”. En el caso de la ortorexia cuenta Bravo que no es raro que meses después del tratamiento un paciente te mande un enlace a un estudio que acredite sus teorías…

Puede desembocar en anorexia:

Bravo ve un vínculo entre la ortorexia y la anoeria y, en ocasiones, una enfermedad puede desembocar en otra. “La ortorexia es la obsesión por la calidad de los alimentos, mientras que la anorexia es la obsesión por la cantidad”, observa Bravo. De una a otra se tienden puentes.

Una mala alimentación genera más enfermedades que el sedentarismo, el alcoholismo y el tabaquismo juntos

Si bien el ejercicio regular es clave para evitar enfermedades graves, como la diabetes, patologías del corazón o la demencia, las dietas hipercalóricas son las máximas responsables de la pandemia de obesidad

ABC

exceso-azucar-salud--478x270Es el exceso de azúcar y de carbohidratos en nuestra dieta, y no falta de actividad física, lo que está detrás del aumento de la obesidad. Es hora de terminar con el mito de que el sedentarismo está detrás de la obesidad. Una mala dieta es la única responsable. De esta forma tan controvertida comienza un editorial en el «British Journal of Sports Medicine» que asegura que si bien el ejercicio regular es clave para evitar enfermedades graves, como la diabetes, patologías del corazón o la demencia, nuestras dietas hipercalóricas son las máximas responsables de la pandemia de obesidad.

En los últimos 30 años, en los que la obesidad se ha disparado, ha habido pocos cambios en los niveles de actividad física en la población occidental. Esto, aseguran, señala ineludiblemente a la cantidad de calorías consumidas. Sin embargo, la epidemia de obesidad representa sólo la «punta de un iceberg» mucho más grande sobre las consecuencias adversas para la salud de una mala alimentación. Por ejemplo, de acuerdo con el informe sobre la carga mundial de enfermedades publicado en «The Lancet», la mala alimentación genera ahora más enfermedades que la inactividad física, el alcohol y el tabaquismo juntos. Sin embargo, este es un hecho que pasa desapercibido a los científicos, médicos, periodistas y políticos. En lugar de ello, se ha desatado un mensaje inútil por mantener un «peso saludable» basado en contar las calorías de los alimentos y todavía hoy día muchas personas creen erróneamente que la obesidad se debe enteramente a la falta de ejercicio.

Industria tabaquera

Para los autores de este artículo, A. Malhotr, del Frimley Park Hospital(Gran Bretaña), T. Noakes, de la Universidad de Ciudad del Cabo (Sudáfrica), y S. Phinney, de Universidad de California-Davis (EE.UU.), esta falsa percepción tiene sus raíces en las campañas de la industria alimentaria que utiliza tácticas muy similares a las de las grandes tabacaleras. Así, al igual que hizo la industria del tabaco cuando se publicaron los primeros vínculos entre el tabaco y el cáncer de pulmón, la maquinaria de la industria ha fabricado mensajes de «negación, duda, confusión».

De dónde provienen las calorías es crucial, señalan; así, las calorías del azúcar promueven el almacenamiento de grasas y el hambre, mientras que las de la grasa inducen plenitud o ‘saciedad’.

Según los autores, un gran análisis publicado en «PLoS ONE» reveló que por cada exceso de 150 calorías de azúcar (por ejemplo una lata de refresco de cola), se producía un aumento de casi 11 veces en la prevalencia de diabetes tipo 2, en comparación con las mismas 150 calorías obtenidas de la grasa o proteína. Y esto es independiente del nivel de actividad física y del peso de la persona.

Y otro trabajo publicado en «Nutrition» concluyó que la restricción de carbohidratos en la dieta es la intervención más eficaz para reducir todas las características del síndrome metabólico y debe ser el primer enfoque en el manejo de la diabetes, con beneficios incluso sin no hay pérdida de peso,

¿Y los carbohidratos? Las razones que se esgrimen señalan que el cuerpo tiene una capacidad limitada para almacenar carbohidratos y que son esenciales para el ejercicio más intenso. Sin embargo, estudios recientes sugieren justo lo contrario. Un trabajo publicado en «British Journal of Sports Medicine» establece que la adaptación crónica a una dieta alta en grasas y baja en carbohidratos induce altas tasas de oxidación de grasas durante el ejercicio, suficiente para la mayoría de los deportistas en la mayoría de las disciplinas deportivas.

Mejorar entorno alimentario

Por todo ello, argumentan, los mensajes saludables difundidos sobre la industria de la alimentación deben cambiar. Más que decisiones de educación a la población, si mejora el ‘entorno alimentario’, las personas tomarán decisiones individuales más saludables que «tendrán un impacto mucho mayor en la salud de la población que el asesoramiento o la educación. La opción sana debe convertirse en la opción más fácil», dicen.

Y concluyen: «es hora de terminar con los daños causados por la maquinaria de la industria de ‘comida basura’. No se puede correr más rápido que una mala dieta».

 

 

 

Un estudio identifica seis tipos diferentes de personas obesas

  • Jóvenes bebedores, personas de mediana edad infelices o con problemas de salud felices, mujeres jóvenes y ancianos ricos sanos e individuos con mala salud.
  • El objetivo de este estudio por la universidad de Sheffield (Reino Unido) es lograr un enfoque de asistencia sanitaria selectiva.
  • “Un sólo enfoque en el conjunto de un único grupo no es eficaz, todos somos diferentes y distintas políticas de promoción funcionan”, explica el doctor Green.

20 minutos

91874-597-438Hombres jóvenes que son grandes bebedores, personas de mediana edad que son infelices y ansiosos, individuos mayores que a pesar de vivir con problemas de salud física son felices, mujeres más jóvenes sanas, ancianos ricos saludables e individuos con muy mala salud. Esos son los seis tipos de personas obesas identificados por una investigación realizada por la Universidad de Sheffield, en Reino Unido.

Los autores buscaron la manera de abordar el problema de la obesidad en el país, que cuesta los 6.000 millones de libras esterlinas (más de 8.300 millones de euros) al Sistema Nacional de Salud cada año, y vieron que en la actualidad las personas son tratadas igual sin tener en cuenta su estado de salud, dónde viven o sus características de comportamiento. La investigación, dirigida por el doctor Mark Green, de la Escuela de Salud e Investigación Relacionada (ScHARR, por sus siglas en Inglés) de la Universidad de Sheffield, halló que aquellos que tienen un índice de masa corporal (IMC) de 30 o más encajan realmente en uno de los seis grupos y que las estrategias para afrontar con éxito la pérdida de peso deben adaptarse según el grupo al que pertenecen.

Los científicos destacaron la importancia de que los responsables políticos de la salud reconozcan diferencias en los individuos con obesidad y dirijan o adapten las intervenciones en consecuencia. El enfoque no sólo puede ser más eficaz para ayudar a las personas a lograr un estilo de vida más saludable, sino que un enfoque de asistencia sanitaria selectiva también podría hacer un uso más eficiente de los servicios del Sistema Nacional de Salud.

“Todos somos diferentes” El doctor Green explica: “Las políticas destinadas a combatir la obesidad y fomentar estilos de vida saludables a menudo se enfocan en personas sólo porque son obesas. Pero un enfoque sólo en el grupo en su conjunto no es muy eficaz. Todos somos diferentes y distintos enfoques de promoción de la salud funcionan para personas diferentes”.

“Nuestra investigación mostró que los de los grupos que hemos identificado son propensos a necesitar muy diferentes servicios y responderán de manera muy diferente a las distintas políticas de promoción de la salud. En el futuro, esperamos que los médicos tenga en cuenta estos seis grupos al ofrecer asesoramiento a sus pacientes”, añade.

Los investigadores sugirieron que los mensajes sobre la reducción de alcohol podrían ayudar a combatir la obesidad en los adultos jóvenes, mientras que para las personas de mediana edad que son infelices y están ansiosos se debería dirigir una intervención que implique el aumento de ejercicio mezclado con asesoramiento psicosocial. Las mujeres sanas jóvenes pueden no necesitar ninguna intervención, según los autores del trabajo.

Para aquellos en el grupo de peor salud, el estudio mostró que los consejos sobre el ejercicio pueden no tener objetivos razonables y se necesiten otros mucho más modestos; y para los ancianos sanos ricos, la pérdida de peso de podría ser una prioridad.

Los investigadores utilizaron los datos del Estudio de Salud de Yorkshire que incluyen a 4.144 individuos obesos y esperan que los hallazgos, publicados en Journal of Public Health, proporcionen consejos para los políticos y lleven estudios futuros sobre la lucha contra la obesidad.

30 snacks saludables para que no te engorde el picoteo

¿Te cuesta evitar el picoteo? ¡A nosotras también! Ficha estas ideas sanas, sanísimas para que tus comidas entre horas no atenten contra tu dieta.

Mujerhoy, por Raquel Alcolea Díaz
Snacks saludbles by Ruben BravoTentempié y saludable. ¡Combinación perfecta! ¿A que suena bien? Olvida las patatas fritas, las galletitas, las chocolatinas, los frutos secos y los bollitos. Con la ayuda de los expertos de Yocomobien.es, Grupo NC Salud, iNutralia, El Saber Culinario, Masnutriente, Irene Cañadas y Nuttralia y el Instituto Médico Europeo de la Obesidad, reunimos 30 snacks saludables tan sabrosos como originales. 

CON BASE DE TOSTA

Tosta con paté de aguacate y zanahoria.

Preparación: Pela y ralla una zanahoria. En un vaso batidor mezclar un cuarto de aguacate, zanahoria rallada, un poco de sal, limón y si se quiere un poco de jengibre, ajo y cúrcuma. Triturar hasta conseguir una crema suave. Servir con una rebanada de pan integral. Tal como explican en Yocomobien.es, este paté de origen vegetal es ideal para el almuerzo porque es rico en vitamina E, vitamina A y rico en grasas saludables como el Omega 3.

– Tosta de pan integral con hummus. 

palitos con hummusPreparación: Con una tosta de pan integral a la que se añade hummus (pasta de garbanzos con zumo de limón, tahina -pasta de semillas de sésamo-  aceite de oliva virgen extra. La dietista y nutricionista de Nuttralia, Laura Bilbao, destaca que este tentempié aporta proteínas de buena calidad, hidratos de carbono complejos, vitaminas y fibra. Asegura además que apenas aporta grasa, aunque insiste en que eso es algo que depende de la cantidad de aceite añadido al hummus. También propone este tentempié, en formato biscotitos de pan tostado con hummus, Rubén Bravo, experto en nutrición y portavoz del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO), que asegura además que aporta magnesio, potasio y vitaminas del grupo B.

– Tosta de paté de frutos secos. 

Preparación: Se elabora con frutos secos crudos para que no lleven grasas ni sal adicional. Se añade a la mezcla de frutos secos un poco de cebolla, pimentón, hierbas aromáticas y unas gotas de limón. La textura cremosa se puede conseguir con un poco de aceite de oliva virgen extra y un poco de agua. La propuesta de Marta Gámez, nutricionista de Grupo NC Salud, aporta vitaminas, minerales, proteínas vegetales y grasas insaturadas, que son cardiosaludables.

– Tosta de pan de cereales con queso de untar light, canónigos y fresas.

Preparación: ​Tuesta dos rebanadas de pan de cereales y unta sobre él un poco de queso de untar light. Por otro lado, lava unas hojas de canónigos y lava y pica unas fresas en rodajas. Dispón los vegetales sobre las tostas y disfruta del crujiente. Si lo deseas, puedes añadir por encima un poco de salsa de mostaza y miel. Este tentempié, rico en fibra, según Victoria Fagúdez, nutricionista de iNutralia, es aconsejable en situaciones como el embarazo, la menopausia y en patologías metabólicas como la diabetes mellitus o en caso de colesterol elevado.

– Regañás con guacamole suave. 

Preparación: Esta original propuesta de Álex Pérez, nutricionista de los centros deportivos Go Fit, aporta carbohidratos, ácido oleico, calcio, vitamina  y vitamina C. El pan seco de las regañás combina a la perfección por texturas y sabor con el aguacate y el tomate, según explica, si bien aconseja moderar el consumo al ser una opción algo más calórica que otros snacks saludables propuestos.

BATIDOS

– Batido de piña y leche vegetal. ​

Preparación: Coge 150 gramos de piña natural y una taza de leche vegetal (avena, arroz, etc). Mezcla todos los ingredientes con la ayuda de la batidora. En Yocomobien.es destacan que se trata de un batido bajo en calorías, diurético, rico en fibra y en vitamina C.

– Batido de fresas con avena. 

Preparación: Introduce en la batidora seis fresas maduras, un vaso de leche desnatada (usa soja o avena si quieres una opción vegetal), una cucharada sopera de copos de avena y tritúralo. Si te gusta, añade un poco de canela en polvo. Esta propuesta es, según Tomás García, Doctor en Ciencias de los Alimentos y autor del blog El Saber Culinario y Laura Perézabad, nutricionista y Tecnóloga de Alimentos de Masnutriente​​; muy completa, con hidratos de carbono complejos, fibra, vitaminas, minerales y proteínas vegetales, y no añade muchas calorías.

Bebida de kéfir de almendras con frambuesas y frutos secos. 

bebida de kéfirPreparación: Añade en un mismo recipiente la leche de almendras, las almendras molidas y el kéfir y bátelo para obtener una consistencia cremosa. Por último, añade unas frambuesas, nueces picadas y anacardos. La leche de almendra es importante que sea enriquecida en calcio para potenciar la concentración del mismo. Para comprobar que es una bebida enriquecida en calcio, te recomendamos leer la etiqueta del producto. Tal como revela Victoria Fagúdez, nutricionista de iNutralia, este snack rico en calcio aporta además un probiótico, el kéfir.

– Batido de leche vegetal, fruta, nueces y canela.

Preparación: Elabora un batido con leche vegetal, tu fruta favorita, nueces y un poco de canela. En opinión de Marta Gámez, directora técnica y nutricionista de Grupo NC Salud, se trata de un snack cien por cien vegetal con escaso aporte calórico pero un gran efecto saciante. Además, contribuye a la hidratación diaria y aporta Omega 3 gracias a las nueces.

CON BASE DE TORTA DE ARROZ

– Tor​tita de arroz con pavo, tomate y albahaca. 

Preparación: Coge una tortita de arroz integral, una locha de pavo, 4 o 5 tomates cherry, albahaca fresca y una cucharadita de café de aceite de oliva. Como explican en Yocomobien.es es un tentempié que incluye una buena fuente de hidratos de carbono con fibra para mejorar el tránsito intestinal y un fiambre, el pavo, bajo en grasas que aporta proteínas.

– Tortita de arroz con queso fresco. 

Preparación: Coloca el queso fresco desnatado sobre la tortita de arroz. Este snack nos aporta, según detalla Laura Bilbao, de Nuttralia, los carbohidratos complejos de los cereales y proteínas de alto valor biológico como las del queso fresco desnatado. Además, la experta destaca su capacidad saciante.

– Torta de arroz y sésamo caseras. 

Preparación: Elabora con arroz integral una torta y añade sésamo para dar un toque aromático. La nutricionista de Grupo NC Salud, Marta Gámez, asegura que este snack basado en hidratos de carbono de asimilación media-lenta se recomienda sobre todo tras la actividad física para repoenr el organismo. Además, también aporta fibra y minerales.

CON BASE DE YOGUR

– Yogur con frutos secos y hierbabuena.

Preparación: Echa a un yogur natural desnatado entre 20 y 30 gramos de frutos secos y hierbabuena picada y añade tu endulzante favorito. Tal como aseguran en Yocomobien.es los frutos secos de este snack aportan proteínas de origen vegetal, fibra, grasas saludables, vitaminas y minerales.

– Tzatziqui (crema de yogur, pepino y menta) con crudités. 

Preparación: Elabora una crema con yogur, pepino y menta y corta en trozos verduras crudas como la zanahoria, el apio y el pimiento rojo. La experta de Grupo NC Salud aconseja este digestivo tentempié que contribuye a cubrir las cinco raciones de alimentos de origen vegetal diarios y contribuye a completar la dosis diaria de calcio y fibra.

– Yogur de soja con frutas y copos de avena. 

Preparación: Mezclar en un bol el yogur de soja con los trozos de fruta que te resulten más apetecibles y los copos de avena. Para la dietista de Nuttralia, Laura Bilbao, esta propuesta aporta vitaminas, minerales, fibra (sin azúcares añadidos) y sustancias de acción antioxidante, además de proteínas.

– Parfait de frutos rojos con yogur y nueces.

Preparación: Combina todos los frutos rojos (fresas, arándanos y frambuesas) en un recipiente y, por otro lado mezcla yogur desnatado con un poquito de miel. En una copa pon una capa de frutas, seguida de una capa de yogur, y así sucesivamente hasta finalizar con una capa de yogur. Agrega unas nueces picadas por encima y tendrás un snack de lujo. Los expertos de El Saber Culinario y Masnutriente explican que es un snack rico en proteínas de calidad, calcio de fácil asimilación y vitaminas del grupo B. Los frutos rojos aportan una cantidad destacable de fibra y tienen un poder antioxidante, contribuyendo a reducir el riesgo de enfermedades degenerativas y cardiovasculares.

-Yogur con mango. 

Preparación: Esta opción destacada por el nutricionista de Go Fit, aporta calcio, proteína, vitamina C y vitamina A, además de fibra.

CON BASE DE FRUTA O VERDURAS

– Palitos de zanahoria con queso batido 0% de grasa.
palitos de zanahoria

Preparación: Al queso batido 0% le picaremos un dientecito de ajo, una cebolleta y un poco de perejil para añadirle un sabor mediterráneo, y con una zanahoria cortada en palitos mojaremos en el preparado de queso. Como explica Rubén Bravo, experto en nutrición y portavoz del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO) entre el queso y la zanahoria sólo sumamos 65 Kcal, aportando proteínas de alto valor biológico por parte del yogur, y carotenos, vitamina E y gran cantidad de vitaminas del grupo B por parte de la zanahoria.

– Este snack saludable también lo aconseja la nutricionista Irene Cañadas, que añade la variante de palitos de pepino con queso philadelphia light, que contiene flavonoides, es una excelente fuente de vitamina K (antiinflamatorio y antihemorrágico), vitamina C, magnesio, potasio, manganeso y sílice. Este último muy útil para las uñas, los huesos y los tejidos corporales.

Sándwich de manzana y hummus. 

Preparación: Corta dos rodajas gruesas de manzana, que harán las veces de ‘pan’ y unta el hummus como relleno. Como destacan Tomás García, Doctor en Ciencias de los Alimentos y autor del blog El Saber Culinario y Laura Perézabad, nutricionista y Tecnóloga de Alimentos de Masnutriente​, la manzana es rica en agua, vitaminas, minerales y fibra, además de contener sustancias fitoquímicas como los flavonoides y la quercetina que actúan como antioxidantes. El hummus enriquece este snack con las proteínas del garbanzo y con hidratos de carbono complejos. ​

– Barritas de cereales caseras de manzana. 

Preparación: Precalienta el horno a 180ºC. Mientras se calienta, lava y corta la manzana en dados pequeños y mézclalo con las semillas, el aceite de oliva y la miel. Remueve con la ayuda de una cuchara hasta obtener una masa viscosa. Dispón en una hoja de papel vegetal la mezcla repartida bien y hornea durante 15 minutos. Pasado el tiempo, deja enfriar y corta la masa en barritas individuales listas para disfrutar. La propuesta de iNutralia tiene carácer saciante que te ayudará a que llegues a las comidas principales con menos hambre.

– Crudités de verduras con hummus. 

Preparación: Al igual que en los casos anteriores se cortan las verduras en trozos, se prepara el hummus y se unta con él las verduras. Esta propuesta de Álex Pérez, nutricionista de los centros deportivos Go Fit, es rica en vitaminas, sales minerales y fibra, además de contener calcio, carbohidratos y proteína. Al ser contundente el experto aconseja que se consuma en una comida de mediodía, de modo que puede considerarse un aperitivo o incluso un plato en sí mismo.

– Tomates cherry con mejillón y pepinillo. 

Preparación: Abre una conserva de mejillones al natural y otra de pepinillos en vinagre (ambos de tamaño pequeño). Lava tomates cherry, ábrelos por la mitad y rellénalos con un mejillón y un pepinillo (si son muy grandes, trocéalos). Sujétalo con un palillo. ¡Listo, un bocado rico y sano! Para Tomás García  y Laura Pérezabad este bocado aporta vitaminas, minerales y fibra pero también tiene un gran poder antioxidante gracias a su contenido en licopeno. Los mejillones son ricos en proteínas y pobres en grasas y los pepinillos tienen fibra y pocas calorías. Eso sí, los expertos alertan que si tienes hipertensión arterial es importante controlar la ingesta de sal y tendrás que sustituir la conserva por mejillones frescos al vapor y añadir un trozo muy pequeño de pepinillo para dar sabor.

ROLLITOS, BANDERILLAS, BROCHETAS O WRAPS

– Rollito de jamón cocido con piña y requesón.

Preparación: Unta requesón en una loncha de jamón york, añade un poco de pimienta negra, coloca en un extremo un trozo de piña natural, enróllalo y disfruta. Si te apetece, puedes añadir trozos de nueces. Los expertos Laura Pérezabad y Tomás García explican ​que es un snack bajo en grasa que aporta una buena dosis de proteínas, vitaminas, minerales y fibra. Además, aconsejan que, para que sea más saludable, se puede elegir la versión de jamón cocido bajo en sal.

– Rollito de carpaccio de ternera con bolitas de mozzarella light

Preparación: Se elabora un rollito con carpaccio de ternera en el que se introducen bolitas de mozzarela light y se adereza con limón, pimienta y sal. Según la nutricionista Irene Cañadas, es un snack que constituye una gran fuente de proteínas de alta calidad y hierro. Eso sí, según explica, hay que tomarlo con moderación al ser una carne con más grasa saturada. El queso tipo mozzarella aporta calcio y fósforo, lo que ayuda a mantener los huesos fuertes, la piel equilibrada y los dientes sanos.

-Brocheta de pulpo cocido, guindilla verde y base de vinagreta. 

Preparación: Se prepara en la brocheta los ingredientes indicados, el pulpo cocidok, la guindilla verde y se prepara una vinagreta ligera que servirá como base. Tal como revela la nutricionista Irene Cañadas, el pulpo destaca por su altísimo contenido en minerales, entre los que destaca el zinc, que ayuda a mantener las defensas. En cuanto a las vitaminas, aporta la misma cantidad de niacina que el pescado azul, aunque destaca por su bajo contenido en colesterol. La guindilla verde tiene un bajo contenido calórico, acelera el metabolismo y ayuda a reforzar las paredes de los vasos sanguíneos, además de mejorar la digestión y elevar el nivel de endorfinas y serotonina.

– Banderillas agridulces. 

snacks saludablesPreparación: Formadas por cebolletas, berenjenas y boquerón en vinagre. Como explica Rubén Bravo, experto de IMEO, estamos tomando pescado y verduras en una forma tradicional de snack que ha reducido popularidad y que desde el punto de vista saludable y calórico gana por goleada a los snacks habituales. Aporta omega 3 y multitud de vitaminas y minerales a un aporte calórico irrisorio de 20 Kcal por banderilla.

– Wrap de queso de untar light, pepinillo o tomates cherry y pechuga de pavo.

Preparación: Unta la quesadilla de cereales con queso light en crema y mete dentro pepinillos o tomates cherry y fiambre de pechuga de pavo. En Grupo NC Salud destacan que es una alternativa a los sándwiches tradicionales, que aporta mucha energía, proteínas de alto valor biológico y pocas calorías. ​

– Brochetas de mejillones al natural con pepinillo y cebolletas. 

Preparación: Se elaboran con mejillones al natural, pepinillo en vinagre y cebolletas. El contenido calórico por cuatro brochetas estaría, según revela la nutricionista Irene Cañadas, en torno a las 100 y las120 calorías dependiendo del tamaño del mejillón. La experta explica además que el mejillón aporta proteína de calidad y fácil digestión, con elevado aporte en hierro y vitaminas del Grupo B y minerales como el yodo y el magnesio.

– Carne seca o beef snacks. 

carne secaPreparación: Como explica el experto de IMEO, Rubén Bravo, datan de la época de la conquista del wester norteamericano. Se consideraban un alimento cotidiano para consumir durante los largos trayectos por las regiones semidesérticas. Están en un 95% libre de grasa, son muy saciantes y tienen un alto contenido en proteínas, todo en 30 Kcal totales.

DULCES

-Mini Rocks de la marca EnerZona. 

Preparación: Se trata de cinco bolitas de soja hinchada cubierta de chocolate con una proporción de 40% de carbohidratos, 30% de grasas y 30% de proteinas que, según revela el experto del IMEO, Rubén Bravo, son saciantes por su bajo índice glucémico y con tan sólo 101 Kcal. Indicado para aquellas personas que tienen la necesidad de un dulce a media tarde o después de cenar.

bolitas de soja con chocolate

Los ‘beneficios’ sorprendentes del sobrepeso y la obesidad

Un estudio afirma que las personas con un mayor IMC tendría menos riesgo de demencia que aquellas con un peso saludable o bajo

ABC
obesidad y alzeimerEl sobrepeso y la obesidad podrían tener algún efecto positivo. Lo sugiere una investigación que ha revisado los datos de casi 2 millones de personas que se publica en «The Lancet Diabetes & Endocrinology» y que afirma que las personas de mediana edad con un peso bajo (índice de masa corporal [IMC] de menos de 20 kg / m2) tienen un tercio más de probabilidades de desarrollar demencia que las personas de la misma edad con un IMC saludable. Pero además ha visto que, sorprendentemente, las personas obesas de mediana edad (IMC superior a 30 kg / m2) tienen casi un 30% menos de probabilidades de desarrollar demencia que las personas con un peso saludable, lo que contradice los resultados de la mayoría de la investigaciones previas. Es decir, al contrario de lo que se cree, la obesidad no conduce a un mayor riesgo de demencia.

Los investigadores de la London School of Higiene y Medicina Tropical y OXON Epidemiology (Reino Unido) han analizado de una base de datos de que recoge información sobre pacientes durante más de casi 20 años, lo que representa alrededor del 9% de la población del Reino Unido. En concreto han analizado los registros médicos de casi 1.958.191 personas con una edad media de 55 años en el inicio del período de estudio y una media en su IMC de 26,5 kg / m2, lo que normalmente se clasifica como sobrepeso. Durante los nueve años de seguimiento, 45.507 personas fueron diagnosticadas de demencia.

Y los resultados mostraron que las personas que tenían bajo peso en la mediana edad eran un tercio (34%) más propensos a ser diagnosticados con demencia que las de un peso saludable, y este aumento del riesgo de demencia persistido incluso 15 años después de que se registró el peso inferior al normal. Según el estudio, las personas de bajo peso tienen un riesgo un 39% mayor de padecer demencia comparado con una persona de peso normal o saludable. Sin embargo, aquellos que tienen sobrepeso el riesgo es un 18% menor, y para los obesos, la cifra es de un 24%.

Sorprendente

«Es sorprendente», señaló a la BBC el autor del trabajo, Nawab Qizilbash. «Lo controvertido es que quienes tienen sobrepeso y los obesos tienen un riesgo menor de padecer demencia que quienes tienen un peso normal o saludable», afirmó.

Para otro de los investigadores, Stuart Pocock de la Escuela de Londres de Higiene y Medicina Tropical, los resultados sugieren que los médicos, profesionales de salud pública y los políticos necesitan «repensar» cómo identificar mejor a aquellas personas con un mayor riesgo de demencia. está en alto riesgo de demencia. También, añade, «nuestros resultados también abren una nueva vía interesante en la búsqueda de los factores de protección para la demencia. Es decir -explica-, si podemos entender por qué las personas con un IMC elevado tienen un menor riesgo de demencia, es posible que los investigadores podrían ser capaces de utilizar estos conocimientos para desarrollar nuevos tratamientos para la demencia».

Los expertos reconocen que desconocen las razones por las que un IMC alto podría estar asociado con un menor riesgo de demencia. En este sentido Qizilbash reconoce que «las razones de esta asociación inversa no son claras. Quedan muchas cuestiones por resolver relacionadas con la dieta, el ejercicio, la fragilidad, los factores genéticos y cambio de peso».

Polémico tema

En un comentario, la profesora Deborah Gustafson, de SUNY Downstate Medical Center en Nueva York (EE.UU.), escribe que la literatura publicada sobre el IMC y la demencia es equívoca. «Algunos trabajos hablan de una asociación positiva entre un IMC elevado y la demencia, mientras que otros no». Y añade que para entender la asociación entre el IMC y la demencia habría que comprender la complejidad de la identificación de los factores de riesgo y de protección para la demencia. El informe de Qizilbash, asegura, «no tiene la última palabra sobre este polémico tema».