Posts Tagged ‘vida sana’

Glutenianas ¿Moda o necesidad?

octubre 9, 2012

Hoy Mujer, por Marisol Guisasola

Gwyneth Paltrow, Rachel Weisz, Jessica Alba, Victoria Beckham, Miranda Kerr, Goldie Hawn, Oprah Winfrey… Todas ellas, y un ejército creciente de mujeres, siguen dietas libres de gluten aunque no sean celíacas. La nueva moda antigluten hace furor en los EE.UU., donde este complejo de proteínas presentes en el trigo, la cebada o el centeno parece ser el causante de todos de males y las páginas web de “glutenianas” brotan como la hierba en primavera.

Tanto rechazo al gluten ha animado al gobierno norteamericano a realizar una encuesta nacional, a la que ha seguido un estudio de la Clínica Mayo, para saber si las dietas que carecen de él son hoy más una tendencia social que un tratamiento. Y la respuesta es que sí, que la tendencia es real. Los datos del estudio lo afirman claramente: aproximadamente 1,8 millones de norteamericanos padecen celiaquía, pero 1,4 millones de ellos no lo saben. Junto a este dato, 1,6 millones de personas siguen dietas exentas de gluten, aunque no han sido diagnosticadas como celíacas.“La ironía es que no hay solapamiento entre ambos grupos”, explica el profesor Alberto Rubio-Tapia, de la División de Gastroenterología y Hepatología de la Clínica Mayo en Rochester (EE.UU.), coautor del estudio. “Dicho de otro modo: la gran mayoría de las personas que siguen dietas sin gluten no necesitarían hacerlo y muchas de las que no siguen ese régimen no saben que padecen celiaquía y no evitan el gluten en su alimentación, con serias consecuencias para su salud”.

Sin necesidad

Para determinar la prevalencia de celiaquía, los investigadores de la Clínica Mayo combinaron análisis de sangre específicos con entrevistas realizadas dentro de la encuesta NHANES (siglas en inglés de Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición), que incluyen exámenes físicos de los encuestados. Gracias a ello, comprobaron que 35 personas, de un total de 8.000, reunían los requisitos de la celiaquía. A la vez, y paradójicamente, 53 de las 55 personas del estudio que confesaron estar siguiendo dietas libres de gluten no necesitaban hacerlo.

En los últimos años, han proliferado spas, centros de belleza y clínicas “naturistas” que anuncian dietas sin gluten como parte de sus programas detox o de pérdida de peso, tratamientos contra las migrañas y dolores de todo tipo, estrategias para mejorar la piel y hasta para “curar” problemas autoinmunes. La pregunta es: ¿quién necesita de verdad esta dieta? ¿Tienen fundamento esas alegaciones? “Se ha extendido la idea de que el gluten es una proteína nociva para la salud general y que las dietas sin gluten son más sanas”, explica el dr. Modesto J. Varas Lorenzo, de la Unidad de Gastroenterología y Hepatología del Centro Médico Teknon de Barcelona. “Pero eso no es cierto; no hay evidencias de que una dieta libre de gluten ayude a la población general. No decimos que sea necesariamente peligroso seguirla, de hecho, sabemos que muchas personas que lo hacen acaban consumiendo más frutas y verduras, y menos comida basura, lo cual se reflejará en una mejor salud, pero no hay por qué someterse a ningún tipo de alimentación restrictiva sin necesidad. Iniciar una dieta libre de gluten por decisión propia puede conducir a deficiencias y desequilibrios nutricionales. Asimismo, una celiaquía que no genera síntomas obvios (algo que es muy frecuente) y no se diagnostica ni se trata puede tener serias consecuencias en la salud”.

¿Nueva patología?

La industria alimentaria es muy consciente de la tendencia antigluten. Según datos de la empresa Mintel, los productos libres de esta proteína son los de mayor crecimiento en los supermercados. A la tendencia se han sumado rápidamente los restaurantes, las cadenas de reparto de comida a domicilio e, incluso, panaderías y pastelerías que recurren a masas elaboradas con harinas de arroz y maíz. Aún así, como denuncian a menudo las asociaciones de pacientes, los celíacos siguen gastando más en su cesta de la compra que las personas que no sufren esta enfermedad. Su gasto anual en comida es 1.525 € superior al de una persona sana. La mayor parte de ese extra proviene de las harinas, panes y pastas adaptadas a sus necesidades. Un encarecimiento que proviene de la inversión que necesitan realizar los fabricantes de estos productos para evitar la contaminación cruzada durante todo el proceso de producción, porque incluso las trazas de gluten pueden provocar síntomas. “Puede que las dietas sin gluten se hayan convertido en tendencia, pero la celiaquía no es ninguna moda”, interviene Clara Blasco, a quien no le diagnosticaron la enfermedad hasta los 30 años. Clara relata una juventud repleta de molestias digestivas, migrañas, distensión abdominal, cansancio… “No tuve la primera regla hasta los 17 y sufría diarreas continuas. Tantos años de mala absorción de nutrientes se reflejaron en mis huesos y acabé con osteoporosis y una dentadura desastrosa. La dieta sin gluten me cambió la vida”, declara.

Ningún médico dudaría hoy en prescribir una dieta libre de gluten a una persona como Clara, con celiaquía diagnosticada. ¿Pero qué hay de las que dan negativo en los tests, pero se quejan de que toleran mal el gluten? Hasta hace cuatro o cinco años, los expertos se mostraban escépticos ante estos casos, pero hoy empiezan a ver las cosas de otra manera. “Esos pacientes existen, tienen síntomas reales. Aunque den negativo en las pruebas y sus intestinos no aparezcan deteriorados, podrían tener lo que hoy se conoce como “sensibilidad al gluten”, explica el dr. Varas Lorenzo.

Alta sensibilidad

El problema es que no existe un test para esa sensibilidad. “Tenemos que ver el historial del paciente y creerle cuando nos cuenta que el gluten le produce efectos indeseables”, explica el dr. Varas. Pero, en cualquier caso, antes de ponerle a dieta, hay que descartar o confirmar la enfermedad celíaca mediante unas pruebas específicas. De hecho, cualquier persona que sospeche sensibilidad o intolerancia al gluten debería hacérselas por su bien y el de su familia, porque la enfermedad celíaca tiene un claro componente hereditario. Si se retira el gluten de la dieta antes de haber realizado todas las pruebas necesarias, los resultados pueden enmascarar una enfermedad celíaca subyacente.

“Los síntomas de la celiaquía varían mucho entre una persona y otra y, a menudo, son atribuidos a otros problemas de salud. A eso hay que añadir la falsa idea que sobrevive en la población sobre que la celiaquía es una enfermedad rara y que afecta básicamente a los niños y porque apenas se dan casos en personas adultas. Pero si existe la duda, hay que acudir al médico para que considere la conveniencia de realizar las pruebas necesarias. Una vez diagnosticado el problema y prescrito el tratamiento, las asociaciones de celíacos pueden ser de gran ayuda en el día a día de la enfermedad y para mantenerse bien informado”, concluye el dr. Varas Lorenzo.

10 cosas que debes saber

La enfermedad celíaca es una intolerancia permanente al gluten, un complejo de proteínas.
Puede estar asociada a otras enfermedades autoinmunes y a la deficiencia selectiva de Inmunoglobulina A.
Además de la serología y la biopsia intestinal, hoy en día se dispone de un test que puede diagnosticarla solo en 10 minutos.
Tener antecedentes familiares de intolerancia al gluten aumenta el riesgo de padecer la enfermedad.
Es el doble de frecuente en mujeres, puede presentarse a cualquier edad y los síntomas varían de una persona a otra. Seguir una dieta libre de gluten sana el daño a los intestinos. Sus efectos se ven al cabo de seis meses en niños y dos años en adultos.
Los niños con celiaquía pueden tener defectos en el esmalte y el color de los dientes; crecimiento lento; diarreas o estreñimiento; náuseas…
Retrasos en el diagnóstico, o no seguir la dieta, aumenta el riesgo de trastornos autoinmunitarios, osteoporosis, cáncer, anemia, hipoglucemia, infertilidad, abortos…
Los celíacos pueden consumir productos con harinas de arroz, maíz, soja, mijo, amaranto y algarroba.
Poseen gluten los productos con: cereales, harina, almidones modificados, amiláceos, fécula, fibra, espesantes, sémola, proteína vegetal, hidrolizado de proteína, malta, levadura, especias y aromas.

Uno de cada dos españoles sufre el síndrome postvacacional

agosto 28, 2012

Las hormonas del buen humor, antiestrés y el descanso son clave para superarlo, afirman los especialistas del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO) 

  • Es un dato que va en aumento. En el año 2008, un 35% de los españoles por debajo de los 45 años sufría el síndrome postvacacional, según datos del Instituto Superior de Estudios Psicológicos. En el 2010 la cifra alcanzó el 50%, según el Área de Psicología de Antiaging Group.
     
  • Dentro de los países miembros de la UE, somos lo que mejor llevan el síndrome postvacacional, debido a que un 62% de los españoles planifica el siguiente viaje con antelación para tener un aliciente psicológico, según un estudio realizado por TripAdvisor en  2011.          

El Instituto Médico Europeo de la Obesidad, en un trabajo conjunto entre psicólogos y especialistas en nutrición, hace pública una guía práctica de consejos prácticos que ayudan a diezmar las secuelas negativas en los que sufren el síndrome postvacacional, un problema que cada vez afecta a más españoles, en términos de duración y gravedad.

Es un fenómeno estudiado por los psicólogos que, aunque no esté catalogado como enfermedad, guarda relación con el aumento progresivo de niveles de ansiedad, falta de concentración, nerviosismo, indiferencia, irritabilidad o tristeza. Se produce en el principio de septiembre, coincidiendo con la vuelta de vacaciones. “La duración de esta ‘depresión’ oscila entre una y dos semanas y se caracteriza con una sensación de malestar importante que repercute en la calidad de vida, tanto en área emocional, como física”, determina Rubén Bravo, especialista en nutrición y portavoz del IMEO. En los casos más acusados, observamos cuadros de angustia vital, depresión temporal, bloqueo o predisposición a la agresividad. “En consulta, nuestros psicólogos han detectado también una dificultad a la hora de retomar las gestiones habituales y laborales, aguzada por falta de concentración, deterioro en los ciclos del sueño, insuficiencia creativa, todo ello acompañado por una desgana general”, puntualiza Bravo. Estos episodios se pueden evitar, si gestionamos de forma adecuada nuestras emociones y controlamos la alimentación. Si aumentamos, por ejemplo, nuestros niveles de dopamina (una hormona que incide en el buen humor) por el día, y por la noche los niveles de serotonina y melatonina (hormonas que guardan relación directa con el antiestrés y el descanso) por la noche, nuestro cerebro y el total de nuestro organismo tendrá vitalidad estable y suficiente para experimentar un alto rendimiento diurno y una sensación de bienestar nocturno. 

5 claves para combatir los síntomas del síndrome postvacacional

  1. Planificar tu próximo viaje.

Un estudio realizado por TripAdvisor en el año 2011 apuntaba que los españoles somos los miembros de la Unión Europea con menos niveles de síndrome postvacacional, debido a que un 62% planifica el siguiente viaje con antelación para tener un aliciente psicológico. La ilusión y las metas aumentan nuestros niveles de dopamina, haciéndonos pensar que después del esfuerzo tendremos un descanso o un premio. Nos pasa en periodos más cortos, como por ejemplo la jornada semanal, donde el lunes tendríamos un pequeño síndrome postvacacional que a lo largo de la semana va remitiendo en niveles de optimismo más elevados según se acercan el fin de semana. Si las siguientes vacaciones nos quedan lejos, siempre podemos planificar actividades más veraniegas para los próximos fines de semana: días de piscina, barbacoas, visitas al campo o a parques temáticos. 

  1. Máxima hidratación: beber entre 2 y 2,5 litros de agua.

Nuestro cerebro es la clave, pues regula y dirige las acciones y reacciones de nuestro cuerpo. Se determina que su composición es de un 75% de agua, por lo que mantenernos en niveles de hidratación óptima, nos ayudará a que nuestras entre 50 a 100 mil millones de neuronas funcionen cuanto antes a pleno rendimiento. 

       3. Primer día de trabajo: organizar las tareas.

Una serie de estudios demuestran que una de las sensaciones más habituales de aquellos que padecen este mal postvacacional es el bloqueo a la hora de iniciar las obligaciones laborales. “Llevamos una o dos semanas de inactividad y descanso, por lo que nuestros niveles de acetilcolina –un importante neurotransmisor que influye en la memoria, la concentración y en procesos que suponen más esfuerzo intelectual como el pensamiento, el cálculo o la innovación–, han disminuido, provocando que los primeros días de trabajo nos cueste coger el ritmo, a lo que sumamos algo de trabajo acumulado por el periodo de vacaciones”, indica Rubén Bravo.
Una forma de romper este bloqueo, según los psicólogos, es dedicar el primer día de trabajo principalmente a organizar las tareas en orden de importancia y tiempos de entrega. De esta manera romperemos el bloqueo y la sensación de tener muchos trabajos que realizar y no saber por dónde empezar. 

  1. Cinco raciones de fruta y verdura diarias + hidratos de carbono integrales.

El cerebro consume alrededor del 15% al 20% de nuestra energía diaria que principalmente proviene de la glucosa. Para funcionar a un buen ritmo, necesitamos priorizar los alimentos que nos proporcionan energía de forma estable y regular los azúcares.

Las frutas, las verduras y lo que comúnmente conocemos como hidratos de carbono son nuestra principal fuente de energía. Entre ellos, debemos escoger aquellas que tengan bajo índice glucémico, es decir, que aporten los niveles de glucosa de forma constante y estable, y no de golpe. Por ello recomendamos seleccionar los hidratos de carbono en su forma integral, ya que nos aportan más del doble de vitaminas y minerales que las versiones no integrales y, además, tienen un índice glucémico mucho más bajo. Es conveniente consumir el arroz, la pasta o el pan integral en la primera mitad del día, entre el desayuno y la comida, porque es cuando nuestro organismo demanda más cantidad de energía.

Las frutas y las verduras de bajo índice glucémico darán un apoyo imprescindible a los hidratos de carbono. De las frutas, las que mejor irían para superar el síndrome postvacacional son las cerezas, peras, pomelo, naranja, nectarina, melocotón o manzana; y en el caso de las verduras, los espárragos, espinacas, lechuga, pepino, calabacín, coliflor, pimientos, champiñones, setas, cebolla cruda o tomates. 

  1. Tres horas semanales de actividad física.

A la hora de realizar alguna actividad física, no nos centremos única y exclusivamente en practicar el deporte de rutina. Un estudio realizado por la Universidad de Huelva en el 2011, en el que se aplicó un programa de actividades deportivas a pacientes con patología dual, demostró que la actividad física regular mejora también los niveles de ansiedad, depresión y socialización.

Muchas veces la monotonía es la culpable de encasillarnos en un estilo de vida predominantemente sedentario; habrá que abrirnos a la diversidad de actividades que existen hoy en día y que combinan el ejercicio con la música o la diversión: clases de zumba o salsa, caminatas nocturnas, actividades acuáticas o con bicicleta. Sólo basta escoger una actividad que nos agrade, con un nivel de intensidad y frecuencia acorde que podamos realizar en un lugar favorable, con música y en buena compañía.

La obesidad y la dieta, los principales problemas de salud

agosto 14, 2012

A los españoles les preocupas más estos factores que otros como puedan serlo el alcohol o el tabaco

Fuente: EP / lne.es

Los españoles consideran que la obesidad, el estrés y la dieta poco saludablesuponen un mayor problema para la salud que el consumo de alcohol y tabaco, según los datos aportados por el III Estudio Bupa-Sanitas Health Pulse, que recoge las tendencias en el cuidado sanitario de más de 14.000 personas en 13 países.

Estos resultados contrastan con el incremento de la tasa de obesidad de los españoles en los últimos 10 años, situada por encima de la media internacional, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Y es que, una de cada seis personas adultas en España es obesa y uno de cada tres niños entre 13 y 14 años padece sobrepeso. Además, la OCDE prevé que, en los próximos diez años, aumente en un 10 por ciento el número de adultos que padece obesidad.

Por ello, en España sólo el 7 por ciento de los encuestados considera que el alcohol es un problema de salud y el 13 por ciento que lo es el tabaco, mientras que el 24 por ciento asegura que la obesidad es el principal problema sanitario, el 23 por ciento cree que es el estrés y el 15 por ciento la falta de ejercicio físico.

No obstante, el 40 por ciento de los encuestados no reconoce el sobrepeso como un factor de riesgo clave para el desarrollo de la diabetes. Además, el 65 por ciento afirma tener un buen estado de salud, especialmente aquellos con edades comprendidas entre los 18 y los 24 años –el 79 por ciento–. Por el contrario, el 54 por ciento de las personas de entre 55 y 64 años señala estar en unas buenas condiciones saludables.

Los hombres creen que están mejor en salud
Por otro lado, los mayores de 65 años –el 12 por ciento– siguen considerando que tienen mala salud, y el 68 por ciento de los hombres considera que tiene una vida sana, frente a un 61 por ciento de las mujeres que lo afirman.

En relación al ejercicio físico, el 15 por ciento de los encuestados considera que la falta de actividad es uno de los mayores problemas que afecta a la salud de los ciudadanos, el 34 por ciento reconoce realizar al menos una hora al día de ejercicio ligero y un 77 por ciento afirma dedicar a estas tareas una hora a la semana.

Además, en comparación con los 13 países a los que se ha realizado la encuesta, España se sitúa en el quinto puesto cuando se trata de dedicar más de una hora a la semana a la práctica de ejercicio físico ligero. Frente a estas cifras, sólo el 29 por ciento de los encuestados afirma que durante la semana realiza más de una hora de ejercicio intenso, una cifra muy similar a países como Estados Unidos –30 por ciento– o Australia –30 por ciento–.

Ahora bien, cuando se trata de dedicar más de una hora por semana a la realización de la actividad física intensa, España ocupa el octavo lugar, en comparación con el resto de países analizados, a pesar de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja que los adultos de entre 18 y 64 años dediquen, al menos, dos horas y media a la semana a la realización de una actividad física intensa moderada.

Los españoles quieren mantener hábitos de vida saludable
Por otra parte, ocho de cada diez españoles afirma haber intentado hacer cambios en sus hábitos en los últimos cinco años con el objetivo de mejorar su estado de salud. Sin embargo, sólo la mitad de ellos afirma mantenerlo.
En una situación similar se encuentran países como México y Brasil, donde sólo el 48 por ciento de los mexicanos y el 47 por ciento de los brasileños han logrado mantener estos cambios.

Sin embargo, en China el 92 por ciento afirma haber realizados cambios en el último lustro que benefician a su salud y más del 80 por ciento asegura haber logrado mantenerlos.

En concreto, el estudio ha analizado estos parámetros entre los ciudadanos de España, Nueva Zelanda, China, Australia, Gran Bretaña, Estados Unidos, Tailandia, India, Egipto, México, Hong Kong, Arabia Saud y Brasil.

¿Desayunan bien tus hijos?

junio 30, 2011

Rellena la encuesta elaborada por el Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO) y averigua si tus hijos realizan un desayuno saludable. Después de cada pregunta, podrás comparar tu respuesta con la respuesta correcta recomendada por los especialistas. 


La respuesta óptima es c).
Sus hijos deberían invertir entre el 20 y 30 minutos para realizar un desayuno completo. Aunque esto no parezca demasiado importante, sin darnos cuenta estamos ayudándoles a que en el futuro no tengan ansiedad por la comida, disfruten de los diferentes sabores y se beneficien de una buena masticación y por lo tanto una mejor digestión.

No olvidemos que el sistema digestivo tarda entre 15 y 25 minutos en sentir la sensación de saciedad, por lo que al desayunar a un ritmo equilibrado y moderado, estaremos favoreciendo a que nuestros hijos se sientan saciados con unas cantidades de comida razonables.


La respuesta correcta es c).
Enhorabuena pues está haciendo usted lo adecuado con sus hijos en el desayuno, tanto por indicarles los alimentos que deben comer, como por acompañarles durante éste tiempo tan importante. La alimentación es la base de una salud de hierro, o bien de muchísimas enfermedades degenerativas, dolencias y problemas, si no se realiza correctamente. Algo tan importante como esto debería ser crucial en la educación y hábitos que enseñemos a nuestros hijos, tanto en la selección de alimentos, como en la forma de comer éstos.

Es muy beneficioso aprovechar el momento del desayuno para planificar el día, hablar de las actividades que vamos a realizar, o en definitiva, acercarnos y conocer mejor a nuestros hijos, interesándonos por sus cosas y compartir éste momento en familia.


La respuesta correcta es c).
Para que sus hijos realicen un desayuno completo y equilibrado le recomendamos que siga los siguientes consejos alimenticios:

  1. Elimine o reduzca los azúcares simples como las cremas de Cacao, los zumos de frutas embasados, las mermeladas…
  2. Intente evitar la bollería industrial, pues la mayoría tienen un alto contenido en grasas insaludables y azúcares simples.
  3. Incluir leche o productos lácteos todos los días. Las opciones sin lactosa, o semidesnatadas contribuirán a reforzar nuestro sistema inmunitario, realizar una mejor digestión y a prevenir el sobrepeso.
  4. Incluir un cereal integral y sin azúcares añadidos, como la avena o el centeno, o bien un pan de la misma composición.
  5. Dividir el desayuno en dos comidas, una principal y una a media mañana, una sola ingesta excesiva producirá sueño en el niño y por lo tanto falta de atención en el colegio.
  6. Introducir una pieza de fruta, a ser posible sin estar exprimida. Masticar apacigua el hambre y favorece una mejor digestión. Los cítricos no combinan muy bien con los lácteos, por lo que intente no mezclarlos.
  7. Eliminar grasas saturadas por grasas polinsaturadas, sustituyendo por ejemplo las mantequillas o margarinas por aceite de oliva extra virgen.
  8. Incluir una proteína baja en grasas como el jamón york, el pavo, el queso fresco desnatado, o de vez en cuando el jamón serrano magro.


La respuesta correcta es c).
Lo está haciendo perfectamente, el hecho de que sus hijos se lleven algo para comer a media mañana les favorecerá para realizar un desayuno más completo sin tener que obligarlos a realizar una sola ingesta más abundante.

Un tentempié en el recreo reducirá la ansiedad y el hambre cuando llegue la hora de la comida, y proporcionará un empujón extra a su metabolismo cuando éste empiece a decaer.


Tenga en cuenta, si su respuesta es a) que:
Criar un hijo delgado hasta la edad adulta, no sólo reducirá muchísimo sus probabilidades de tener sobrepeso durante toda su vida, sino que le protegerá de enfermedades tan importantes como la Diabetes, la Hipertensión, la Depresión, el Alzheimer, la Hipercolesterolemia, e incluso contra el Cáncer.

A pesar de que su hijo se encuentre en un peso saludable, siga las indicaciones que le hemos propuesto anteriormente, y así le estará ayudando a que realice su desarrollo hasta su máximo genético posible, favoreciendo a que sea un adulto saludable y emocionalmente más estable.

Si su respuesta es la opción b): Si su hijo padece de sobrepeso, nos indica que algo no estamos haciendo bien desde el punto de vista de la alimentación y de la actividad diaria. Tenga en cuenta que está a mitad de camino de tener un problema de obesidad, que según las estadísticas puede padecer para el resto de su vida, aumentando las probabilidades de padecer enfermedades tan importantes como la Diabetes, la Hipertensión, la Depresión, el Alzheimer, la Hipercolesterolemia, e incluso el Cáncer.

Siga las indicaciones que le hemos propuesto anteriormente para que su hijo alcance un peso saludable, y así le estará ayudando a realizar su desarrollo hasta su máximo genético posible, favoreciendo a que sea un adulto saludable y emocionalmente más estable.

Si ha marcado la respuesta c): Si su hijo padece obesidad, debe tomar medidas lo antes posible para solucionar este problema, y le recomendamos acudir a un especialista para que le ayude profesionalmente en ésta labor. Las estadísticas nos indican que los niños obesos tienen muchísimas posibilidades de padecer este problema para el resto de su vida, aumentando el riesgo de padecer enfermedades tan importantes como la Diabetes, la Hipertensión, la Depresión, el Alzheimer, la Hipercolesterolemia, e incluso el Cáncer.

Siga las indicaciones que le hemos propuesto anteriormente, acuda a un profesional y ayude a su hijo a alcanzar un peso saludable, y así le estará ayudando a realizar su desarrollo hasta su máximo genético posible, favoreciendo a que sea un adulto saludable y emocionalmente más estable.

Una nutrición adecuada ayuda a aprobar los exámenes

junio 21, 2011

En época de exámenes los estudiantes se encuentran sometidos a una serie de factores poco favorables para el estado general de la salud: presión constante, muchas horas de estudio, estrés, un intenso esfuerzo psíquico e intelectual que no tarda a pasar factura al cuerpo. ¿Qué podemos hacer para amortiguar estos efectos negativos y qué remedios naturales nos conviene tomar para mejorar la memoria o la concentración? Para contestar a estas preguntas, la revista Gaceta ha acudido a Rubén Bravo, especialista en nutrición y naturópata del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO).

Eva Costo, La Gaceta

– ¿Qué tipo de alimentación básica debe llevar una persona que se encuentre en un periodo de esfuerzo intelectual intenso? ¿Existe algún alimento o vitamina que ayude a mejorar la memoria? ¿Y la concentración?

Rubén Bravo: Tenemos que tener en cuenta que la glucosa es la principal fuente de energía de nuestro cerebro, y ésta proviene principalmente de los hidratos de carbono simples y complejos, y las frutas.

La alimentación indicada debería contener por un lado hidratos de carbono polisacáridos de bajo índice glucémico para proporcionen al intelecto una entrada continua pero estable de glucosa, como son los cereales integrales, avena o centeno. Y en momentos donde se requiera un esfuerzo excepción las frutas o dulces son un importante aliado.

Por otro lado sugerimos una dieta equilibrada rica en macronutrientes y micronutrientes, como es la dieta mediterránea, completa y variada. La correcta alimentación es básica para conservar la memoria activa y mantenerla en condiciones durante muchos años. La toma de algunas vitaminas en concreto asegura que las neuronas tengan un funcionamiento adecuado. Los alimentos ricos en vitamina B y ácido fólico, por ejemplo, ayudan a conservar la memoria y estimulan la capacidad de concentración. Mientas que la colina -que se encuentra en el ajo, la cebolla, los espárragos, el arroz, la soja, las habas y las judías- ayuda a combatir los problemas emocionales y desajustes en el cerebro.

La presencia de alimentos antioxidantes, ricos en vitamina C en el menú diario, como son las frutas, hortalizas y verduras, ayudan a evitar la oxidación de las células y su posterior envejecimiento. 

La toma de omega 3 también es muy importante, ya que ayuda a prevenir la mala circulación, disminuye el colesterol y la alta presión arterial. Por esta razón, una dieta rica en aceite de sésamo o soja, pescado azul, nueces, espinacas o lechugas nos ayudará a estar en condiciones a nivel mental y también nos permitirá disfrutar de una buena salud.

El tomar algún multivitamínico específico que contenga estas vitaminas fundamentales como la Vitamina C, las del grupo B, la E, el oligoelemento Selenio, el Mineral Quelado Zinc y el Ácido Graso Omega 3. En fitoterapia es conocida la eficacia del Wild Yam y la Acerola.

– ¿Qué opinión tiene de los estudiantes que recurren a las bebidas energéticas en época de exámenes?

RB: En éste caso, debemos plantearnos la pregunta de otra manera: ¿se puede estudiar de forma efectiva con sensación de taquicardia, euforia e hiperactividad?

Al contrario de lo que creen los adictos, las bebidas energéticas no mejoran el rendimiento físico e intelectual y no ayudan a aprobar un examen. Es verdad que a primera vista se siente un subidón, de golpe desaparece la somnolencia, pero esto tiene su explicación lógica y es debido a la alta dosis de azúcares simples, cafeína y taurina ingeridos con la bebida. Una vez pasado su efecto, llegan los efectos secundarios, un cansancio agotador, baja anímica, temblores o incluso arritmias. Todo esto puede resultar dañino para nuestro cuerpo, si se registra una sobredosis. Por esta razón la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado a los fabricantes denominar a estas bebidas estimulantes, en lugar de energéticas. De todas formas, aconsejaría que no se tomen por personas con problemas cardíacos o un alto nivel de hipertensión.

Me oriento más hacia una alimentación equilibrada y de incisión en la insulina estable.

– Los estudiantes abusan del café para aguantar despiertos más tiempo, ¿qué aporta de bueno y de malo esta sustancia?

RB: El efecto es muy similar al experimentado por la bebidas estimulantes, pues la cafeína produce una estimulación directa en la insulina provocando una subida exponencial de glucosa, que deriva en un aumento del ritmo cardiaco, sensación de excitación, euforia… lo bueno es que nos puede mantener despiertos durante bastante tiempo funcionando a un ritmo superior, pero el cuerpo siempre tiende a compensar las sobrestimulaciones con caídas en picado que derivan en los efectos contrarios a los experimentados como la hipotensión, sensación extrema de fatiga, tendencia depresiva, aspecto emocional negativo, falta de retención y concentración, sueño…

– Se suele aconsejar a los que se enfrentan ante grandes esfuerzos intelectuales beber dos o tres litros de agua al día. Sabemos que el agua es buena para la salud, pero ¿por qué es buena en este caso?

RB: No se trata sólo de beber agua, sino de hidratarse, bebiendo 2 o 3 litros de líquidos al día, lo que ayuda a conservar fresca la memoria y aumentar la capacidad de concentración. Además de agua y sobretodo en la época de verano, recomendaría tomar más zumos naturales recién exprimidos, té frío, infusiones y lácteos que ayudan a estar bien hidratados no sólo para rendir intelectualmente, sino porque favorecen la salud en general.

El líquido cefalorraquídeo se compone principalmente de agua, y es el encargado de transportar los nutrientes al cerebro, eliminar los desechos que la actividad de éste produce, y soportarlo en un medio acuoso, hidratándolo, nutriéndolo, refrescándolo…

Los estudiantes, que se están preparando para los exámenes, deben prestar especial atención a su nivel de hidratación, ya que a medida que el cuerpo pierde líquido se reducen las funciones cognitivas que afectan el desempeño mental. Con pérdidas de líquidos del 1% en nuestro cuerpo disminuye la memoria, a partir del 2%, además, disminuye la atención, las respuestas reflejas, la coordinación psicomotriz, la voluntad y pensamiento, la coordinación visual y motora. Superando el 3% de pérdida de líquidos corporales, aparecen dolores de cabeza, desorientación y disminuye drásticamente el funcionamiento mental. Por eso, es recomendable tomar de 2 a 3 litros de líquidos al día, no esperar a tener sed, descansar 5 minutos cada hora de estudio o trabajo intelectual para despejar la mente.

– Las épocas de exámenes traen consigo episodios de estrés y ansiedad. ¿Se pueden combatir con alimentación? ¿Cómo?

RB: Simplemente manteniendo una alimentación equilibrada como hemos indicado anteriormente, evitando los excitantes que alimentarán aún más nuestros niveles de estrés y ansiedad, y proporcionando al cuerpo una ingesta de hidratos de carbono integrales que favorecerán el bienestar y la estabilidad emocional.

Por otro lado recomiendo ingerir un puñado de frutos secos al día, pues son una fuente muy rica de magnesio. Las almendras sin cáscara, pistachos y avellanas nos proporcionarán un gran aliado contra el estrés, ya que el magnesio actúa directamente sobre nuestro sistema nervioso central, relajando los músculos y equilibrando nuestra actividad emocional, combatiendo ansiedad, insomnio, estrés y miedos, sin atenuar nuestras capacidades cognitivas como la memoria, la concentración o la atención.

Los niños que desayunan bien sacan mejores notas

junio 15, 2011

El Doctor Bravo dice que también son mejores hijos 

Ana Nodal, Revista Aquí Castilla -La Mancha

Ni administraciones sanitarias ni entidades privadas están dispuestas a que nuestros niños sigan alimentándose de manera inadecuada.

Representantes del IMEO, con Rubén Bravo a la cabeza, han participado en la iniciativa del Desayuno 3S Y, en este sentido, el desayuno juega un papel fundamental. No en vano, de esa primera comida del día depende no sólo la salud de los chavales, sino su estado emocional e incluso su propio rendimiento escolar. Lo explica Rubén Bravo, naturópata experto en nutrición.

Nueve de cada diez niños de Castilla-La Mancha no desayunan. Son datos alarmantes que han movilizado no sólo a las administraciones sanitarias, sino a entidades privadas como el centro comercial Luz del Tajo, que ha promovido junto al Instituto Médico Europeo de la Obesidad el llamado desayuno 3S: sostenible, saludable y social. Rubén Bravo, neurópata experto en nutrición, indica que los malos hábitos de alimentación son peores en nuestra Comunidad que en el resto de España.  “A nivel nacional, son un 10% los que no desayunan, aunque la mayoría no lo haga bien. Pero en Castilla-La Mancha es un 90% el porcentaje de niños que se van al cole sin desayunar” .

Otro dato a tener en cuenta, añade el doctor Bravo, es que el 27,8% de la población infantil “se encuentra en un nivel de sobrepeso u obesidad. Y esto es grave”. Para intentar paliar esta situación, el Instituto Médico Europeo ha desarrollado tres actividades. “En principio, hemos organizado una serie de talleres, seleccionando niños de los colegios de la zona, entre 130 y 150, para enseñarles a tomar un desayuno completo, saludable. No sólo intentamos que elijan alimentos, sino que los puedan elaborar ellos. Para ello cuentan con el apoyo de profesionales y monitores. El día 28 harán una fiesta con todos ellos”.

La página web ‘http://www.laformuladeldesayuno3s.com, es otra de las apuestas de este instituto médico para conseguir que los chavales se alimenten convenientemente. “Esta página web está más bien orientada a los padres”, explica el doctor Bravo. “Les damos un montón de información acerca de cómo debe ser ese desayuno saludable. También incluimos un test donde los padres podrán rellenar todas esas preguntas, cinco, muy sencillas, que contribuirán a informarles sobre lo que están haciendo bien, lo que están haciendo mal y cómo deberían hacerlo para que sus hijos desayunen de una forma más adecuada.”

La tercera iniciativa que ha puesto en marcha el Instituto Médico Europeo de la Obesidad es la configuración de ese desayuno saludable, “que lo llamanos el desayuno 3S. ¿Por qué? Porque, por un lado, nos centramos en que sea un desayuno social, dirigido principalmente a que los padres estén más tiempo con sus hijos en del desayuno, que dediquen entre 15 y 20 minutos a esta primera comida del día, que les ayuden a escoger los alimentos, a prepararlos, y que mientras que estén desayunando conversen sobre las cosas que les interesan. ¿Qué está ocurriendo ahora? Que, o bien no se desayuna, o se desayuna rápido. Eso hace que los niños tengan desayunos incompletos y, al tener que comer rápido, a la larga se les está creando una ansiedad por la comida, que es uno de los problemas principales que tenemos en los adultos obesos, que comen con mucha ansiedad y muy rápido”.

“La segunda S que tenemos es la de sostenible. En Toledo va muy bien porque hay alimentos muy ricos de la zona y lo que intentamos inculcar es que los niños consuman alimentos de su región y que intenten elegir los alimentos de temporada. Y por otro lado es crucial la parte del desayuno que se refiere a qué seleccionar, es decir, de qué tiene que estar compuesto un desayuno”. En este sentido, Rubén Bravo especifica que “debería estar compuesto por un hidrato de carbono, a ser posible integral. En este caso podemos hablar de unos cereales integrales, de un pan de centeno integral o de avena integral. Este hidrato de carbono lo que les va a proporcionar es energía de una forma lenta pero sostenible y moderada a lo largo de toda la mañana. Va a evitar que se cansen a lo largo de la mañana. Además, hay que incluir una pieza de fruta, que es una de las cosas que los niños se suelen saltar. La fruta les va a dar ese piquito de insulina inicial en el desayuno para que comiencen el día con energía. Y luego, por otro lado, también hemos de incluir un lácteo y una proteína. La proteína puede ser un poquito de jamón york, jamón serrano, pavo… Y el lácteo, un yogur, un vaso de leche, etc. ¿Qué les van a proporcionar estos dos últimos alimentos? Sobre todo están orientados al crecimiento. La leche proporciona calcio para potenciar y reforzar sus huesos y la proteína va a ayudarles en el crecimiento muscular”.

El llamado Desayuno 3S es recomendable desde que el niño tiene dos o tres años. “Así será más fácil que cojan un hábito. Si tú ves que tu padre come rápido o que se toma lo primero que coge, los niños van a intentar imitarlo. Si en cambio ven que les dedican un poquito de tiempo, que comen con paciencia, que eligen alimentos adecuados, también van a intentar seguir sus pasos. Recomendamos que en cuanto dejen de comer como bebés se empiece a educar a los niños en este tipo de alimentación. Hacerlo a los 15 años ya es imposible”.

Para llevar a cabo una alimentación adecuada sería imprescindible poco menos que un cambio en los hábitos de vida. Y es que hoy en día los chavales se acuestan tarde, lo que conllevar que se levanten con la hora justa para ir al colegio sin dedicar el tiempo necesario para el desayuno. “Esos malos hábitos están influenciando negativamente tanto su salud como su forma de ser. Ahora estamos potenciando unas generaciones con un exceso de hiperactividad, agresividad, combinados con niveles de apatía, sin incentivos. Y esto está muy, muy relacionado con la alimentación. La mayoría de los alimentos que suelen tomar los jóvenes o los niños suele estar llena de picos de insulina, donde se toma un azúcar ya sea en forma de zumo o chuchería o bollería y es que esto les está creando una tendencia a un comportamiento bipolar, lo que hace cuando llega la adolescencia surjan los problemas”.

Hay otro hecho a tener en cuenta, señala el doctor Bravo: “los niños menores de 14 años pasan delante del televisor, la consola o el ordenador, entre tres y cinco horas al día. Es decir, cuando llegan del colegio se pasan la mayor parte del tiempo ahí sentados. Antes los niños estaban todo el día en la calle, montando en bici, jugando… ahora no y las relaciones sociales han bajado en este aspecto”.

El modo de vida ha cambiado, en general. Los padres casi nunca están en casa “y tampoco quieren discutir con ellos. Los ves en un desayuno, en una cena… Y es difícil, cuando les ves un rato, estar inculcándoles que tienen que tomar verdura o comer pescado. Si eso se lo hacemos desde pequeños lo van a ver normal. Uno de los problemas fundamentales en este sentido es de los padres ¿por qué trabajas tanto?, ¿por qué no ves a tus hijos? para que ellos tengan todo lo necesario: estudios, ropa, puedan ir a la universidad… Pero en algo tan fundamental como es su salud y como es su estado emocional, en el que incide la comida directamente, falta esa preocupación de los padres”.

El doctor Bravo aclara que “no hay alimentos prohibidos, aunque algunos se deberían tomar de forma moderada, como la bollería, los dulces, las bebidas excitantes, hamburguesasa, pizzas. Con una vez a la semana, dos veces a la semana, como mucho, es suficiente”.

 También hay solución para aquellos que se levantan inapetentes. “Nosotros incluimos en el desayuno tanto según me levanto como la media mañana.Nada más levantarse se pueden tomar un lácteo o una pieza de fruta, que eso sí entra bien,y luego, cuando vaya al cole, puede llevar un sándwich con jamón york y algo de pan integral.Ya tenemos hecho el desayuno perfecto”.

El desayuno es la principal comida del día. La Organización Mundial de la Salud habla de un 35% de las calorías consumidas en el desayuno y media mañana y Sanidad habla de un 30%. “Ahí tenemos que meter un tercio de toda la comida que vamos a tomar en el día. Es cuando el cuerpo necesita más, está más activo, el metabolismo arranca fuerte. Tendríamos que cenar muy poquito y empezar a descansar a partir de las once de la noche como muy tarde. Siguiendo este biorritmo, nos levantaremos por la mañana más prontito, con más energía, estaremos más despiertos y nos apetecerá desayunar más fuerte. Estos son cambios de hábitos”.

Lo cierto es que hay estudios que indican que los niños que hacen un desayuno adecuado sacan mejores notas, rinden más en el colegio. “Y son más estables emocionalmente, son mejores compañeros, son más equilibrados como personas… Al final, el combinar algo que les dé un poquito de ánimo por la mañana y un hidrato de carbono que les va dando de forma estable energía a lo largo de toda la mañana, hace que su comportamiento sea estable. Están más atentos, no tienen sensación de taquicardia, como les pueden producir unos azúcares simples o un zumo de naranja con azúcar añadido o una bollería. Los niños que desayunan bien actúan de forma equilibrada y eso en su carácter se nota y en la forma de concentrarse, de atender en clase, de portarse bien, de asimilar la información, de ahí que obtengan mejores notas. Y también son mejores hijos. Es raro encontrar un chaval que saque unas notas excelentes y que luego en casa sea un desastre. Porque están más equilibrados, son más maduros, no tienen cambios en su cuerpo que muchas veces ni ellos mismos saben por qué les ocurren”.

El desayuno saludable en el programa Salud al día de Onda Madrid

mayo 25, 2011

Los nutricionistas dicen que la comida más importante del día debe ser el desayuno, pero esto no siempre es así. Muchos chavales y muchos adultos omiten esta primera comida. Según el Ministerio de Sanidad, el 8% de los niños españoles acuden al colegio sin haber desayunado, algo que a la larga alza las cifras de obesidad infantil. Sólo un 7,5% de los escolares toma un desayuno equilibrado compuesto por leche, fruta o zumo, e hidratos de carbono.

En esta parte del programa Salud al día de la Radio Onda Madrid se habla de la fórmula del desayuno de los 3 “S”, avalado por el Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO). Rubén Bravo, Jefe del área de nutrición de la entidad ha explicado que se trata de un desayuno que básicamente une tres elementos esenciales: saludable, sostenible y social.

La iniciativa pretende concienciar a las familias sobre la importancia de esta primera toma del día. Con este fin a lo largo del año 2011 se realizarán una serie de talleres de cocina especializada en los centros comerciales Luz del Tajo de Toledo, desde el 23 al 28 de mayo; El Rosal de Ponferrada, a partir del 21 de septiembre; Valle Real de Santander, desde el 3 de octubre; y Max Center de Bilbao, a partir del 18 de octubre. En las sesiones se invitarán alumnos de diferentes colegios de la zona para poder experimentar el contacto con una cocina buena para la salud, el medio ambiente y la familia.
Pulsar play para escuchar todo el programa.

Los niños que toman un desayuno saludable sacan mejores notas, tienen actitud más positiva y una mejor forma física

mayo 18, 2011

La fórmula del Desayuno 3S, avalada por IMEO y creada especialmente para los niños, combina los tres elementos claves de la comida sana: sostenible, saludable y social

  • El 8% de los niños españoles acuden al colegio sin haber desayunado, algo que a la larga alza las cifras de obesidad infantil. Sólo un 7,5% de los escolares toma un desayuno equilibrado compuesto por leche, fruta o zumo, e hidratos de carbono, según un estudio del Ministerio de Sanidad y Política Social de España (2006). 
  • Uno de cada tres niños españoles entre 3 y 12 años pesa más de lo que debería a su edad, según una investigación llevada a cabo con más de 26.000 menores en 29 ciudades españolas porla Fundación Thao(2011). 
  • Los niños con sobrepeso y obesidad presentan más problemas óseos y musculares, hígado graso y casos de asma, entran en la pubertad antes de sus compañeros y muestran baja autoestima, según observan del Instituto Médico Europeo dela Obesidad(2011). 

La fórmula del Desayuno 3S, avalada por el Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO) nace como fruto de la iniciativa de varios centros comerciales en España y pretende concienciar a las familias sobre la importancia de compartir un desayuno saludable, sostenible y social. Con este fin se realizarán a lo largo del año una serie de talleres de cocina especializada en los centros comerciales Luz del Tajo de Toledo (desde el 23 al 28 de mayo), El Rosal de Ponferrada (a partir del 21 de septiembre), Valle Real de Santander (desde el 3 de octubre), y Max Center de Bilbao (a partir del 18 de octubre). En las sesiones se invitarán alumnos de diferentes colegios de la zona para poder experimentar el contacto con una cocina buena para la salud, el medio ambiente y la familia. De esta manera se busca educar desde la base en algo tan importante como la alimentación, que afecta en diferentes áreas de la vida de los más pequeños y también en su desarrollo futuro. Las fechas y el lugar de los eventos, se podría consultar en el microsite www.laformuladeldesayuno3s.com creado en apoyo de los padres. Además de una información detallada sobre los pilares del desayuno, la pirámide de los alimentos y el aporte calórico recomendado, se ha incorporado una encuesta para evaluar los hábitos de las familiar españolas. Al contestar las cinco preguntas sobre el tipo de desayuno que realizan, los usuarios recibirán una guía de consejos que les ayudará a mejorar sus hábitos.

Rubén Bravo, naturópata experto en nutrición de IMEO, ha explicado en una rueda de prensa los motivos que hayan impulsado el lanzamiento de una fórmula de desayuno que aúna las claves necesarias para ser, además de fuente de buena salud, un punto de interacción entre padres e hijos. “Los niños que toman un desayuno saludable sacan mejores notas, tienen una actitud más positiva y una mejor forma física”, ha afirmado el especialista del Instituto Médico Europeo dela Obesidad. Los estudios que avalan su postura cada vez apoyan más que las familias eduquen al niño desde pequeño en la importancia de una alimentación saludable, pero no sólo eso, hay un sinfín de factores que influyen en diferentes áreas de la vida del niño, desde la sociabilidad hasta la salud pasando por su éxito en los estudios.

Cuando los niños no desayunan bien, no tienen suficiente energía y vitalidad para afrontar el esfuerzo físico e intelectual que les exigen las actividades escolares. Además, se genera en el pequeño un estado de ansiedad que puede tornarse en agresividad cuando alcanza la adolescencia y que altera el comportamiento lineal del niño. Aquí es cuando aparecen las chucherías, que provocan en ocasiones estímulos fuertes en el niño por las subidas de azúcar y que pueden provocar en el organismo una “dependencia” de las chucherías. En el momento de desarrollo de la infancia y la adolescencia es cuando se forman las células grasas que pueden convertir a un niño gordo en un “gordo para toda la vida”.

Parte de esta iniciativa fue la celebración del primer taller infantil de cocina divertida, donde un grupo de niños y niñas, entre 7 y 12 años de edad, aprendieron a preparar delante las cámaras su propio desayuno saludable con la ayuda de los profesionales. Su primera lección fue comprender en qué consiste una comida saludable y que si la realizan de forma correcta, podrán conseguir una serie de beneficios: notas más altas, suficiente energía y fuerza para las actividades físicas y una actitud más positiva, acompañada de buen humor.

La parte sostenible del desayuno también es muy importante, ya que el consumo de productos locales de estación contribuye a disfrutar de unos alimentos más frescos, nutritivos y económicos, ayudando también a reducir las emisiones de CO2. Y no en último lugar, hay que recordar que el desayuno es un acto social, como tal ayuda a reforzar los vínculos familiares, es una clase de buena conducta y el momento para interactuar con los padres.

El desayuno de 3S asegura el rendimiento físico e intelectual de los escolares a lo largo del día

Según datos del Ministerio de Sanidad y Política Social, un 8% de los niños españoles acuden al colegio sin haber desayunado, algo que a la larga alza las cifras de obesidad infantil. Saltarse una de las tomas más importantes del día priva al escolar de la fuerza y energía tan necesarias para lograr un adecuado rendimiento físico e intelectual. En este sentido, el IMEO apuesta por la fórmula del desayuno de 3S que garantiza la sana y correcta alimentación de los menores en un entorno saludable y familiar.

El desayuno debe ser equilibrado y personalizado en cuanto a la edad del niño, su peso y la actividad física que ejerce a diario. Un niño de 3 años, por ejemplo, necesita unas 1.300 calorías diarias, y si tiene 5 años, cerca de 1.500. Podemos calcular la cantidad de calorías recomendada, partiendo de una base de 1.000 calorías y añadiendo 100 por cada año de edad del pequeño. En esta primera comida no pueden faltar lácteos, cereales, fruta o su zumo y una proteína, jamón u otro tipo de fiambre. Bien repartidas harán que el pequeño no pase hambre. El desayuno es una de las tomas del día más importante y debería cubrir, entre el 30 y el 35% de las necesidades nutritivas del escolar. El aporte energético del desayuno es de gran importancia, ya que permitirá lograr un adecuado rendimiento tanto físico como intelectual, en las tareas escolares y en el trabajo diario.